Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
artículos
Assassin's Creed Odyssey

Guía de Assassin's Creed Odyssey para ser el mejor misthios

¿Tienes problemas con Grecia? Aquí tienes unos cuantos consejos y trucos para el AC más cercano al RPG.

  • Texto: Bengt Lemme y Juan A. Fonseca
Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

¿Todavía no has comenzado tu odisea por la Antigua Grecia?, ¿estás empezando ahora? Tenemos para ti varios consejos que te van a ayudar a evolucionar mejor a tu Kassandra o a tu Alexios, a gestionar mejor esos Dracmas que recojas por ahí y otras muchas pautas y pistas que lograrán que tu viaje por Assassin's Creed Odyssey sea algo más sencillo y mucho menos mortífero. La vida del misthios es dura, pero con nuestra guía serás el, o la, mejor.

Gestiona bien tu dinero y tus recursos

La gestión de los recursos es uno de los puntos donde esta entrega difiere más con respecto a Origins. Es probable que, en tus primeras visitas a herreros, te quemen los Dracmas y quieras gastarlo todo en mejores piezas de casco, perneras o petos, que te hagas con una lanza con un DPS altísimo para ser más letal. Pero sentimos decirte que es todo un error.

Lo mejor que puedes hacer aquí es mejorar el equipamiento que posees, cosa que requiere de muchos materiales y también de mucho dinero. No obstante, tampoco es algo que debas hacer desde el principio. Hay muchas misiones secundarias y tareas, como aniquilar mercenarios, que te servirán para obtener el mejor equipo posible, con muchas piezas legendarias que son las realmente interesantes.

Poseen características elevadas y mejoras bastante interesantes, pero tampoco son suficientes para mantenerse excesivamente fieles. Ve de equipo en equipo, aprovechando todo lo que tus enemigos dejen caer o lo que te den como recompensa. Guarda recursos y dinero para la recta final, porque ahí sí tendrás que invertir para mejorar lo mejor que tengas. Aunque, lo que sí te recomendamos es que uses los Grabados desde que estén disponibles, porque dan pequeñas ayudas más que útiles.

Assassin's Creed OdysseyAssassin's Creed Odyssey

Escogiendo las mejores habilidades

El árbol de habilidades que tienen a su disposición tanto Alexios como Kassandra tiene tres ramas principales de las que parten muchas habilidades. Conseguirlas requiere subir de nivel, aunque también tiene otros factores externos como mejorar la lanza o realizar misiones de la historia principal.

Puede que, a medida de la partida, veas que has malgastado puntos de habilidad en unas que han quedado totalmente sustituidas por otras mucho mejores. De ser así, no te preocupes, dado que puedes reiniciar por completo el árbol por un puñado de Dracmas (a través del menú). Hecho esto, podrás redistribuirlo todo para quedarte con aquello que más uses y potenciarlo al máximo. Si te quedan todavía puntos por conseguir para pulir tus habilidades, recuerda que las tumbas son fáciles de superar y prácticamente los "regalan". Complétalas.

En cuanto a las mejores habilidades a escoger, sin duda estas han sido nuestras favoritas a lo largo de la odisea:

Segundo aliento - Tener la opción de curar tus heridas cuando quieras es totalmente obligatorio, dado que no siempre tienes el margen suficiente para esconderte y reponerte. Es de lo primero que debes mejorar si quieres rellenar tu vitalidad un 50% de una sola tacada.

Acometida heróica - ¿Asesinar a un enemigo con un solo golpe?, ¿dónde hay que firmar? Esta habilidad recurre a la lanza de Leónidas para hacer un golpe mortal incluso en combate. Muy útil para mermar a los animales legendarios o a mercenarios duros.

Patada espartana - Tener la patada más icónica del cine de los últimos años no es un consejo, es una obligación. Lo mejor de esta patada es que rompe cualquier defensa y, además, te concede invulnerabilidad mientras la realizas. Aprovecharla en lugares elevados te sacará de más de un aprieto. combinarla con la Embestida taurina, también.

Ataque sobrecargado/Ataque con arco sobrecargado - Desbloquear estas habilidades requiere que avances bastante en la partida; pero cuando las obtienes son todo un comodín. Mención especial para el arco, que genera una explosión con la que se daña a los enemigos cercanos a la zona de impacto.

Ralentizar - Uno de los últimos fichajes de la rama Asesino. Aprovecha este tiempo bala para despejar un poco la zona cuando te rodean muchos enemigos y recargar la adrenalina. Así podrás curarte o desatar algún ataque más contundente.

Grito de guerra de Ares - Es la última habilidad de la rama Guerrero, pero su utilidad es máxima, sobre todo para encarar a determinados jefes. Durante el tiempo que esté activo, el Grito de guerra de Ares aumenta tu DPS e impide que mueras, por mucho daño que te hagan. Eres casi un dios, aprovéchalo para arrasar sobre todo en batallas de conquista complicadas.

Assassin's Creed Odyssey

Si sigues teniendo puntos de habilidad, no dudes en emplearlos en las habilidades pasivas siempre que puedas. Gana en daños, en defensa y en todos los demás atributos y no pases por alto Revelación, dado que te permitirá ver todos los objetos y secretos cercanos con tan solo pulsar un botón; ni tampoco a Doma de bestias, un buen añadido para cuando termines de construir el árbol que querías.

Navega cuando puedas, pero con cuidado

Puede que tus primeros flechazos y abordajes te hagan sentir el nuevo Barbanegra, hasta que te topes con un par de barcos más contundentes. Las batallas navales pueden ser sumamente sencillas si vas bien preparado, pero también pueden ser un terrible infierno si te rodean tan solo dos barcos con un par de niveles más que tú.

La evolución de tu navío depende del nivel de personaje y, sobre todo, de los recursos que inviertas en mejorar sus instalaciones. Reclutar buenos comandantes es una opción, sí; pero tener más flechas de fuego es mucho mejor. Haz caso a aquel logro de World of Warcraft y... ¡Mátalos con fuego! Pero comienza por mejorar tu casco en primer lugar para fortalecer tu embarcación, después combina este crecimiento con el de tu ofensiva.

No dudes en abordar cada barco que debilites y ve siempre uno por uno, no te enzarces en batallas con varios al mismo tiempo porque acabarás hundiéndote en segundos. Si lo haces de forma ordenada, podrás encontrar posibles fichajes para tu tripulación, conseguir tesoros y permitir que tu barco recupere salud mientras peleas. Después, tampoco dudes en hundirlo, es la mejor forma de aprovechar sus recursos.

Assassin's Creed Odyssey

Saca partido a Ícaro

No eres Ojo de Halcón, pero sí tienes contigo a un águila que ve incluso mejor. Siendo el Portador o la Portadora del Águila, debes aprovechar sus capacidades antes de adentrarte en cualquier campamento enemigo. Realiza un pequeño sondeo sobrevolando y detente para detectarlo absolutamente todo: enemigos, presos, tesoros, armamentos e incluso rutas alternativas.

Más adelante en la partida, y si acumulas mejoras para el ave a través de los Puntos de Sincronización, podrás hacer que entretenga o incluso se abalance a por enemigos, algo genial para generar distracciones.

Divide y vencerás

Por mucho sigilo posible, en más de una ocasión verás que eres una sola persona contra un buen puñado de soldados, o incluso guerreros de élite. No te lances al vacío para darlo todo, porque cuatro espadazos furtivos te pueden tumbar. Si te rodean, intenta salir rápidamente del cerco o usar habilidades como la Acometida heróica para llevarte alguna vida con facilidad.

Si quieres ser algo más "rastrero", escala. Los enemigos te perseguirán por mucho que asciendas, y aprovechar esto para lanzar una Patada espartana desde una altura considerable es lo mejor que puedes hacer. La caída puede hacer un daño muy alto, perfecto para quitar de en medio alguna molestia o reducir bastante la salud de los combatientes más fuertes.

Céntrate primero en abatir a los arqueros, su precisión puede ser horriblemente letal, y olvídate por completo de intentar acabar con rivales que te superen en 3 niveles, serás un blanco totalmente fácil para sus armas.

Assassin's Creed Odyssey

Tu arco, tu amigo

Aunque lanzarse corriendo y gritando como un poseso espada/lanza/maza en mano parece divertido, no debes pasar por alto lo útil que es el arco. Cuando aprendes habilidades como As de las flechas, Disparo devastador, Sexto sentido o Flecha depredadora, descubres la gran utilidad de esta arma para la larga distancia. Las Flechas fantasmas de Artemisa, última opción en la rama del Cazador, permiten atravesar escudos y paredes. Imagina usar eso desde fuera de una fortaleza.

Hay habilidades pensadas para hacer daño a grupos de enemigos, pero lo cierto es que el mejor uso para tu arco es ir a por las bajas individuales. Un buen disparo en la cabeza puede traducirse en una baja instantánea o un buen pellizco a la barra de salud enemiga, aunque Lluvia de destrucción es bastante buena cuando hay una aglomeración de enemigos en una zona concreta.

Por muy tensa que esté una pelea cuerpo a cuerpo, no dudes en sacar tu arco. Una esquiva a tiempo es genial para lanzar alguna flecha que anule a tu enemigo, sobre todo si la combinas con fuego o veneno. Debes cargar al máximo el disparo para restar más vida, pero si combinas esto con el Disparo devastador y una flecha envenenada, lo vas a tener muy fácil.

La Flecha depredadora merece especial mención, ya que, si se usa con algo de cabeza, puede ser la habilidad más "rota" de todo el juego. Necesita de cierto aprendizaje, y puede dejarte totalmente expuesto, pero usada contra rivales que están en la lejanía es algo realmente útil.

Assassin's Creed Odyssey

Cómo llegar a lo más alto de los Mercenarios

Algunos de los combates más difíciles y memorables de todo Assassin's Creed Odyssey son los que te brindan los Mercenarios. Estos enemigos, que se mueven libremente por esta Grecia y que pueden aparecer en cualquier momento, son los más fuertes a los que vas a enfrentarte, y en ocasiones pueden cooperar para ponértelo realmente difícil.

Te interesa acabar con ellos, porque eso te permite escalar puestos en el Sistema de Mercenarios y recibir recompensas de lo más jugosas. Si te cruzas con uno de tu nivel o algo más bajo, no dudes en darle caza, si te supera aunque sea solo por una cifra, plantéatelo seriamente y saca a relucir todas las artimañas posibles, por sucias que sean.

Asegúrate siempre de golpear primero, y además, que ese golpe sea el más contundente. Puedes aprovechar que el mercenario no está atento para usar un ataque con sigilo o lanzar una buena Flecha depredadora a la cabeza. Aunque antes, una vez lo hagas localizado, echa un vistazo a su descripción en el menú de Mercenarios para conocer tanto sus habilidades como sus debilidades. Cuidado con los que dominan el fuego, vas a tener que darles muy duro.

Una vez desbloquees la Arena de batalla, puede ser la mejor opción para plantarles cara. Aquí es un cara a cara, no hay posibles soldados, ni otros mercenarios rondando, ni animales salvajes ni nada que se pueda interponer; aunque tampoco puedes aprovechar los edificios ni el escenario a tu favor. Acabar con estos enemigos te puede traer enormes recompensas, de ahí que sea tan tentador abatirlos cuando los ves.

Eso sí, gasta mucho cuidado subiendo tu nivel de búsqueda. Si llega al máximo, irán a por ti los luchadores más fuertes, que pueden tener fácilmente 30 niveles más que tú. Te va a faltar Grecia si se te cruzan...

Assassin's Creed Odyssey
Assassin's Creed OdysseyAssassin's Creed Odyssey