Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
artículos
Immortals: Fenyx Rising

Guía de Inmortals: Fenyx Rising para aspirantes a héroe

Os presentamos una serie de trucos y consejos variados para explorar la Isla Áurea y derrotar a todos los monstruos enviados por Tifón.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Se acaba de lanzar Inmortals: Fenyx Rising en todas las plataformas. En su análisis ya indicamos algunas de las principales características que Fenyx posee tanto para recorrer la isla como para combatir a la mayoría de enemigos. Sin embargo, el título de Ubisoft Quebec contiene multitud de secretos y mecánicas en las que es mejor tener a los dioses de tu parte para no quedarse atascado en ningún sitio. Por eso os hemos preparado esta pequeña guía de consejos para pasar de Cero a Héroe en muy poco tiempo.

HQ

El Salón de los Dioses, un sitio al que volver.

Sí, hay muchísimo que hacer en la Isla Áurea: escalar, abrir cofres, investigar Cámaras del Tártaro... Y en todos esos sitios iremos encontrando múltiples materiales y objetos de mejora que en ocasiones nos resultarán un poco abrumadores. Por ello, cada vez que veamos que el nivel de los enemigos nos supera, que no podemos acceder a alguna zona porque nos falta alguna habilidad, o simplemente queremos mejorar las características de nuestras armas, debemos volver al Salón de los Dioses, nuestra base de operaciones. Desde aquí podremos acceder tanto a un tablón de tareas heroicas propuestas por Hermes como a los distintos emplazamientos de mejora de estadísticas, que son los siguientes:

Cílica de Atenea y Banco de pesas de Zeus: La ambrosía la encontramos representada como una piedra flotante y brillante en puntos dispersos del mapa. Juntándola en lotes de 5 unidades podemos fundirla en la Cílica para aumentar nuestra barra de salud en un espacio. Los Rayos de Zeus mejoran la resistencia, lo que los convierten en uno de los objetos más codiciados del juego y se transforman en su banco de pesas. Se encuentran al final de las Cámaras del Tártaro y, excepcionalmente, dentro de algunos cofres y como recompensa de encargos especiales de Hermes.

Fragua de Hefesto: En la fragua mejoraremos las armas, armaduras y bolsas de munición y pociones. Para cada tipo de mejora necesitaremos un tipo específico de adamantita, un mineral de distintos colores según su clase. Por el general los distintos tipos se pueden encontrar en los cofres repartidos por la isla y al derrotar a los enemigos. Algunos tipos como el morado o el rojo solo se consiguen al derrotar enemigos legendarios o terminar misiones, de modo que habrá que elegir cuidadosamente a que arma o parte de la armadura los destinamos.

Immortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx Rising
"Has actualizado Hachas". ¡Bien!

Cisterna del río Estigia: En ella gastaremos las monedas de Caronte que hemos ido recogiendo como recompensa en los distintos desafíos míticos (sí, como en Hades). También habrá alguna en cofres. Con las monedas podemos obtener nuevas habilidades de exploración e interacción con el entorno, como levantar objetos pesados, planear con las alas consumiendo menos resistencia, o desbloqueando combos más poderosos con las armas. También nos dan acceso a los poderes divinos como la Embestida de Atenea, la Ira de Ares o el Martillo de Hefesto, que son golpes muy poderosos que consumen una importante porción de resistencia pero que pueden ser determinantes contra algunos enemigos especiales y, por supuesto, en los combates contra jefes.

Caldero de Circe: Durante nuestros viajes por la isla, iremos recogiendo gran cantidad de frutos y plantas que nos servirán para elaborar pociones de salud, resistencia ataque y defensa. En este caldero además podemos invertir ámbar dorado (otro objeto que se puede recolectar, aunque más escaso) para potenciar los efectos de dichas pociones. En este caso os vamos a recomendar ser prudentes con las pociones de ataque y defensa, ya que los ingredientes para crearlas (aparecen en color lila y amarillo) son bastante más escasos que las de salud y resistencias. Reservadlas para los enfrentamientos más complicados.

Immortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx Rising

Un traje para cada ocasión.

Fenyx va a tener todo un muestrario de armas y armaduras para hacer frente a las hordas de Tifón. Aunque todo se divide en cinco grandes grupos (espadas, hachas, arcos, cascos y armaduras) cuando se mejoran en la fragua se abarca todo el grupo.

Sin embargo, cada pieza tiene unas características pasivas que pueden sernos muy convenientes según la situación o el estilo de combate que más nos acompañe. Por ejemplo, normalmente nos apoyamos mucho en el desplazamiento rápido y eso consume mucha resistencia, de modo que escogemos llevar la armadura que nos aporta espacios extra. Además, nosotros utilizamos mucho más el hacha que la espada, por lo que el casco nos proporciona un plus de ataque con este arma. Hay situaciones como el combate contra enemigos singulares que necesitaremos todas las cartas a nuestro favor, por lo que podemos sacar nuestra armadura con bonus de daño a estos enemigos y equiparla antes del enfrentamiento.

Hit and Run, el camino del hacha.

Esto es más una sugerencia que un camino a seguir. En nuestra partida rápidamente pudimos dominar un estilo de lucha en el que los ataques pesados con el hacha se volvieron el pilar principal. ¿Y por qué creemos que es el más adecuado para los nuevos aspirantes? Porque las hachas hacen un ataque de barrido en 360º que golpea a todos los enemigos que tengamos alrededor. Y si queremos ganar velocidad y precisión debemos combinar este arma con la habilidad de ralentizar el tiempo al hacer una esquiva perfecta y luego realizar una nueva esquiva (como si fuera un dash) hacia el enemigo, dando un golpe devastador. Con esta táctica (aunque puede resultar un poco repetitiva a veces) la gran mayoría de enemigos caerán a vuestros pies. Combinando además estos ataques pesados con los poderes divinos como la Embestida de Atenea o el Martillo de Hefesto, reduciréis considerablemente la dificultad en el combate.

Immortals: Fenyx Rising
Tareas heroicas y tareas activas.

Hay muchos caminos a la cima del Olimpo.

Uno de los aspectos más divertidos de este Inmortals: Fenyx Rising es la variedad de rompecabezas y desafíos novedosos que nos propone. Ya habíamos visto algunos de ellos en The Legend of Zelda: Breath of the Wild y el consejo es el mismo que entonces: utilizar todos los elementos del entorno a nuestro favor. Si un interruptor necesita un peso extra para mantenerse pulsado y sólo tenemos un bloque para ello, ¿Por qué no utilizar aquella columna medio derruida que hay unos metros más adelante o aquella roca gigante que vimos dos salas más atrás? Los puzles a medio hacer permanecen así salvo que nosotros mismos hagamos un reset a todo el desafío, por lo que podemos ir a buscar algún apoyo extra un poco más lejos, aunque no sea el que estaba planeado inicialmente.

Quizá utilizando algunas habilidades especiales de Fenyx demos con soluciones que tampoco estaban en el guion. Si por ejemplo nos falta visibilidad entre unos muros pero hay una abertura, podemos colar una Flecha de Apolo que luego dirigiremos a voluntad gastando una pequeña cantidad de resistencia. Con esto conseguimos también hacer un reconocimiento del terreno si por ejemplo hay enemigos, o una panorámica más general de un escenario para encontrar el mejor camino a seguir. Siempre hay que observar bien la zona, contemplar el enigma y ver cuál es la pieza o método que necesitamos. Algunas veces será colocar una lechuga descomunal en un pedestal, otras puede ser hacer rodar una perla gigante hasta el mar... el cómo depende exclusivamente de vosotros y vuestra imaginación. Tenéis los poderes de un dios griego, ¡haced uso de ellos!

Esperamos que estos consejos os sirvan a la hora de enfrentaros al Titán Tifón y salvar junto a Fenyx a los dioses del Olimpo.

Más »

Contenido relacionado



Cargando más contenido