Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

HaloLife is Strange 2Bioshock 4Guía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Jurassic World EvolutionFinal Fantasy VIIFIFA 20
Español
Portada
artículos
Dragon Quest VIII: El Periplo del Rey Maldito

Guía Dragon Quest VIII: 10 trucos y consejos esenciales

Tranquilo, eliminar la maldición del Rey Trode y su hija puede ser más fácil de lo que parece.

Dragon Quest VIII: El Periplo del Rey Maldito ha vuelto. Desde el pasado 20 de enero, el clásico RPG de Square Enix se encuentra disponible en Nintendo 3DS para que los jugadores puedan revivir aquella aventura que tan buen sabor dejó en PlayStation 2 en 2006 y, de paso, descubrir algunas de las novedades que esta adaptación trae bajo el brazo.

Ya os hemos contado cómo reclutar a los personajes exclusivos de esta versión; pero, con semejante odisea esperándoos, hemos decidido daros una pequeña ayuda para que no se os resista ni el más poderoso de los jefes de este juego (que los hay, y muy fuertes). Tanto si es tu primera vez, como si vienes de haber probado ya las mieles de esta saga, esto es para ti. Aquí tienes nuestros 10 trucos y consejos para sobrevivir al periplo de Dragon Quest 8.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Registra todas las casas

Al igual que sucedía con su predecesor, en Dragon Quest VIII puedes registrar hasta el último rincón de cada ciudad y edificio que visitas. Saca al curioso que llevas dentro y mira todas las estanterías, hurga en todos los sacos y muebles o incluso sé un Link de la vida y rompe todos los jarrones que se te crucen. Hay muchas simientes para mejorar las características de los personajes, e incluso recetas de alquimia, objetos y armas a equipar a cualquiera de los miembros de tu equipo. Incluso, con algo de suerte, puedes que te encuentres con algún chiste malo.

No tires ningún objeto, ¡recicla con la alquimia!

Con tanto explorar y registrar es más que probable que acabes teniendo una Bolsa más versátil que el bolsillo de Doraemon, como también es más probable que sientas la irremediable necesidad de vender lo que te sobra o, simplemente tirarlo. ¡Error!

Utiliza el Pote de Alquimia que tienes en la opción Miscelánea del menú. Con él, y aprovechando las recetas que encuentres, o esas que descubras a base de mezclar, puedes conseguir incluso algunas de las mejores armas de este juego. Ya sabes, es mejor reciclar que tirar.

¿Atascado?, vamos a hablar un poco

Otra mecánica que pudimos aprovechar en Dragon Quest VII y que vuelve ahora. Si llevas mucho tiempo sin jugar y no recuerdas qué tenías que hacer, o simplemente eres un poco despistado; sólo tienes que hablar con tus compañeros en el mapamundi. Para ello, pulsa el botón Y y elige a quién quieres hablarle (también puedes hacerlo a través del menú). Si lo haces dentro de una ciudad es muy probable que comenten un poco sobre ella, por eso lo más indicado si te pierdes es charlar en el mundo exterior.

Limo dorado, regalo asegurado

Seguro que en más de una ciudad has visto un limo dorado sobre un cojín rojo. Al parecer, se ha vuelto una moda contar con una réplica de estas criaturas hecha en oro. Aprovecha y, siempre que veas una, fotografíala. Sacar tomas instantáneas de estas estatuillas es una misión constante para el álbum de "afotos" de Camarón Obscuro (habitante de Puerto Horizonte que te explica el funcionamiento del modo cámara), que te obsequia con objetos de todo tipo a medida que le llevas las fotos que te pide para completar las cartillas de dicho álbum.

Dragon Quest VIII: El Periplo del Rey MalditoDragon Quest VIII: El Periplo del Rey MalditoDragon Quest VIII: El Periplo del Rey Maldito

Mata a los enemigos con la cámara

Parece surrealista, pero es cierto. Una de las cosas que más se hace en Dragon Quest VIII es explorar su mapeado en busca del siguiente objetivo. Estas extensas caminatas pueden convertirse en todo un infierno si los enemigos no dejan de acosarte, pero hay una pequeña triquiñuela que hace que desaparezcan usando la cámara del juego.

Es un método muy fácil. Si te encuentras en una zona en la que no hay forma de pasar sin pelear, gira la cámara hasta que el enemigo no se vea, camina un par de pasos y vuelve a orientar la cámara a su posición original. El enemigo habrá desaparecido y ya podrás pasar sin problema. Aunque, gasta cuidado, en ocasiones pueden aparecer otros más peligrosos en su lugar.

Mentalízate en las batallas

La mentalización es una de las nuevas mecánicas que incluye esta entrega. Usando el comando Mentalizar en el combate, tu personaje dedica el turno a concentrarse, aumentando su nivel de tensión y aumentando así sus estadísticas. Si repites este procedimiento hasta 4 veces, se alcanza el nivel de tensión máxima, en el que los ataques pueden realizar un daño hasta 6 veces mayor que el normal.

Aprovechar los niveles de tensión para hacer más daño o potenciar tus conjuros es una muy buena baza para las batallas más importantes. A veces es mejor esperar un par de turnos antes de realizar un ataque, aunque hay otras formas de mejorar este parámetro sin desperdiciar tantas rondas en la batalla. Pista: mezclad una Corona solar, una Piel de dragón y un Tatuaje de tipo duro y obtendréis una muy útil Pandereta de Tensión. Su nombre deja claro lo que hace, ¿no?

¿Muchas luchas?, ¡acelera el tiempo!

Una de las novedades más útiles de Dragon Quest VIII en Nintendo 3DS, junto al guardado rápido, es la posibilidad de duplicar la velocidad de los combates. Activando esta opción (Velocidad ->Rápida, en el menú de batalla), todas las animaciones de las peleas irán el doble de rápido. Las sesiones de subida de nivel van a ser mucho menos tediosas con esto activado, y también con el consejo que te vamos a dar a continuación.

Limos metálicos, tu gran fuente de experiencia

Los Limos Metálicos vuelven, incluso los Burbujilimos Metálicos y el Limo Rey Metálico. Estas versiones de las famosas criaturas otorgan grandes cantidades de experiencia, pero también son muy duras de roer. A pesar de tener muy poca vitalidad, su defensa y su evasión son altísimas; haciendo que asestarles un golpe, o incluso aniquilarlos, sea harto complicado.

El Limo Rey Metálico, por ejemplo, otorga 30.010 puntos de experiencia al ser derrotado. Pero su vitalidad, ubicada entre los 18 y los 20 Puntos de Vida, y sus irremediables ganas de huir una vez en combate, lo hacen casi imposible de abatir. Puedes encontrarlo, sobre todo, en el Panteón de los Dragones.

Para subir de nivel rápidamente y sin complicarse por culpa de lo escurridizo de estos seres, la mejor opción es ir al Este de Argonia. Allí hay una zona cercana al Territorio de caza real donde es muy fácil toparse con Limos Metálicos en grupos de hasta ocho. Equipa a todos tus personajes con bumeranes o látigos y ataca sin piedad. Cada uno da 1.350 puntos de experiencia y, si logras acabar con un grupo como el que acabamos de citar, el total asciende hasta los 10.800 puntos. Tentador, ¿verdad?

Dragon Quest VIII: El Periplo del Rey MalditoDragon Quest VIII: El Periplo del Rey MalditoDragon Quest VIII: El Periplo del Rey Maldito
Por estas zonas del mapa encontrarás los codiciados limos metálicos en DQVIII.

Asigna bien tus Puntos de Destreza

La primera vez que te topas con el árbol de destrezas puedes quedar algo mareado de tantas opciones a elegir. Nuestro consejo es que, con el protagonista, te centres sobre todo en el uso de Lanzas y Espadas (la mejor arma del juego es una espada); con Yangus te olvides de los Garrotes (Guadañas y Hachas son mejores) y te centres en su Humanidad hasta que adquiera la habilidad Olfato Tesoril y con Jessica en el uso de Látigos y en su Atractivo (útil para encandilar a monstruos y decidan no atacar). Angelo también entra, y lo mejor es potenciar sus habilidades con el Arco y, luego, con la Espada.

Hay más personajes, pero a esos dos mejor os dejamos que los descubras por ti mismo, o aproveches la pequeña guía que lanzamos para obtenerlos.

Equipo de Monstruos, ¡te elijo a ti!

Dragon Quest 8 tiene monstruos. Sí, muchos. Los puedes reclutar y se caracterizan por tener un pequeño letrero sobre sus cabezas al verlos en el mapeado, así como por tener unos nombres bastante peculiares. Si superas el Rango E de la Arena de Monstruos, Morrie enseñará al héroe la habilidad Llamada de equipo, que permite que tu equipo de monstruos pelee por ti durante unos turnos.

Lo mejor de poder llamar a tus monstruosos compañeros es que, además de hacer de escudo y aprovechar para dañar al enemigo, también pueden causar estados que beneficien a tus personajes. Por ejemplo, puedes aprovechar ciertas habilidades de algunas criaturas para que aumenten tu nivel de tensión y asestar golpes más poderosos una vez los personajes vuelvan a la batalla.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Con estos diez trucos y consejos, esperamos que tu periplo se haga mucho más llevadero y logres llevarlo a cabo sin sufrir mucho. Dragon Quest VIII puede ser toda una odisea para los menos puestos en esto de los RPG por turnos, e incluso para los más veteranos; pero también tiene muchos elementos a aprovechar para que las cosas no sean tan difíciles como parecen a simple vista.

También te puede interesar: Cómo conseguir a los nuevos personajes de Dragon Quest VIII exclusivos de 3DS.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido