Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
artículos
Gears Tactics

Guía Gears Tactics: 8 consejos para empezar a jugar

Splash Damage ha llevado la franquicia Gears en una nueva dirección, así que hemos decidido hacer una lista con una serie de trucos para ayudaros a arrancar con el juego.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Ahora que se ha estrenado Gears Tactics, seguro que muchos estáis deseando hincarle el diente a esta aventura táctica de Splash Damage (y deberíais hacerlo, aquí está nuestro análisis en el que os explicamos por qué). Si ya estáis acostumbrados al género, es bastante fácil empezar (si es así, os recomendamos que subáis el nivel de dificultad), pero para los fans de Gears of War, que preferís disparar al tuntún y recibir grandes dosis de violencia (necesaria), hay unas cuantas cosas que deberíais tener en cuenta a causa de este cambio de perspectiva. Por eso os traemos esta sencilla guía con ocho consejos que os ayudarán a empezar el juego con buen pie. ¡Vamos allá!

Dadle caña a los combos

Gears Tactics cuenta con un sistema de combos muy completo que ofrece varias formas de conseguir acciones extra; esto es algo que deberíais tener siempre en cuenta. Por ejemplo, en ocasiones, enviar a uno de vuestros soldados contra las hordas enemigas en plan kamikaze les dará a todos los otros personajes las opciones necesarias para acabar con el resto de amenazas; además, obtendrán acciones extra. Por lo tanto, es muy importante que cada unidad actúe en el momento adecuado. De esta manera, tendréis la oportunidad de hacer cosas increíbles cuando llegue vuestro turno. Es más, rajar a los locust por la mitad con una motosierra no es solo una forma muy satisfactoria de cargaros a un enemigo, sino que, gracias a ello, obtendréis una serie de bonus; muchas veces serán puntos de salud extra, no solo para la persona que haya llevado a cabo la ejecución, sino para todo el equipo, y también recibiréis acciones extra. Así que hay mucho más en juego aparte de lo chulas que son las secuencias de vídeo.

Gears Tactics

No activéis la Overwatch antes de tiempo

Este punto está muy relacionado con el anterior. La Overwatch, como ya sabréis si os mola el rollo estratégico, es una herramienta indispensable en juegos como este, puesto que permite que cada personaje ejecute varias acciones durante el turno del oponente. Cuantas más acciones os queden, más cosas podréis hacer en la zona Overwatch, pero si estáis pensando en dar a vuestros personajes acciones extra a través de los combos que ya comentamos, lo mejor sería esperar a utilizar la habilidad, ya que no hay vuelta atrás una vez hayáis tomado esta decisión. Cuando el personaje que queráis usar haya recibido todas las acciones bonus, podréis situarlo en una posición estratégica mediante una de estas acciones y utilizar el resto en la Overwatch. En general, esta táctica es mucho más efectiva que desperdiciar un montón de maniobras en la Overwatch de unidades mal colocadas.

Vigilad el campo de batalla desde todos los ángulos

Puede que parezca una tontería, pero no os olvidéis de echarle un ojo al campo de batalla a menudo. Es fácil pasar por alto edificios en los que podéis entrar, piezas de botín escondidas o, sobre todo, lugares donde puedan ocultarse los personajes. Desplazad la cámara en todas direcciones para haceros una idea de lo que podéis esperaros del enemigo y evaluar cuál es el mejor lugar en el que podéis situar a vuestras unidades.

Todo el mundo tiene un arma de corto alcance

Cuando los enemigos se acercan demasiado, es muy fácil reventarlos con una lancer, una gnasher o el arma que prefiráis. Pero, al igual que en los juegos de Gears of War, todos los personajes tienen también un arma de corto alcance que sirve para mucho más que para hacer un "Interrupting Shot". En lugar de tener que recargar a toda prisa vuestra arma principal, muchas veces es mejor utilizar el arma de corto alcance, que tiene gran precisión cuando se usa de cerca e inflige una enorme cantidad de daño. Así, podréis reservar la munición de vuestra arma habitual para otros momentos más importantes y así evitar tener que recargarla demasiado a menudo.

Gears Tactics

Escoged a vuestras tropas con cuidado

Lo fácil es escoger siempre a vuestros soldados favoritos, las unidades que tienen los niveles más altos, pero esa estrategia acabará por complicaros las cosas, sobre todo en las fases más difíciles. Si queréis conseguir piezas de botín difíciles de alcanzar, por ejemplo, podéis mandar a vuestros francotiradores o, mejor incluso, a los exploradores (que, si se les sube de nivel de la forma correcta, pueden realizar un montón de acciones). De este modo será posible obtener equipamiento al que sea complicado acceder y nadie se quedará desprotegido durante el proceso. En las misiones en las que haya que proteger unos objetivos determinados, es mucho mejor que utilicéis vuestras unidades más resistentes, que forman barricadas muy efectivas y hacen casi imposible que el enemigo avance. Aseguraos de tener personajes fuertes en cada clase, porque de esta forma tendréis todas las herramientas necesarias a vuestra disposición.

No os olvidéis de las granadas

Las armas de fuego están muy bien, pero las granadas son impresionantes y pueden reventar a varios enemigos que vayan en grupo, cerrar agujeros de emergencia y acabar con obstáculos molestos. En nuestra opinión, utilizar granadas es una de las mejores maneras de acabar con los enemigos que tengan activada la Overwatch; después de todo, un enemigo volando en pedacitos es un pésimo guardián.

Deshaceos de los francotiradores

Los francotiradores son lo peor. No solo en este juego, sino prácticamente en todos los que existen. Son cobardes e inmorales, pero, sobre todo, son muy efectivos. Gears Tactics no es la excepción y, cuando empiezan a aparecer estos enemigos, las cosas enseguida se ponen complicadas. Por suerte, los francotiradores no podrán hacer mucho si están muertos, así que aseguraos de acabar con ellos primero. Si sois vosotros los que tenéis francotiradores o exploradores en el equipo, dejad que se pongan manos a la obra.

Desguazad a los personajes menos importantes

En Gears Tactics acabaréis encontrándoos con muchos más personajes de los que necesitáis; aseguraos de reclutarlos a todos y quitarles el equipo a todos aquellos que no tengáis intención de usar. Esto incluye cascos y cualquier otro objeto que podáis usar, todo acabará por serviros de ayuda. Lo más probable es que equipéis con estos artículos a otros personajes con los que queráis jugar.

Esperamos que estos consejos y pistas os ayuden a pillarle el truco a Gears Tactics. Echadle un vistazo a nuestro análisis para saber más.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado

Gears TacticsScore

Gears Tactics

ANÁLISIS. Autor: Jonas Mäki

Esto es puro Gears of War en forma de estrategia, nada de relleno.



Cargando más contenido