Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
artículos
Mount & Blade II: Bannerlord

Guía Mount & Blade II: Bannerlord - 12 consejos para empezar bien

El nuevo título de mundo abierto con elementos RPG de Tale Worlds puede resultar un hueso duro de roer, pero vale la pena insistir y te ayudaremos en tu aventura.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Tras casi una década de desarrollo, Tale Worlds Entertainment al fin ha lanzado Mount & Blade II: Bannerlord en su versión de acceso anticipado en Steam. Teniendo en cuenta todo el tiempo que se han tomado, llega con varias funciones interesantes aunque muchas de ellas no están incluidas en el tutorial y puede que los nuevos jugadores se sientan un poco perdidos si no saben dónde buscar. Pero no temas, hemos hecho el trabajo duro para que lo conozcas si acabas de empezar y evitar que pases por lo mismo que nosotros. Para que disfrutes desde el primer día.

Llámalo consejos, guía del principiante, o como quieras, pero vamos, aquí tienes 12 aspectos a tener en cuenta que pueden ayudarte a empezar a jugar a Mount & Blade II: Bannerlord.

Con la N abres la enciclopedia

La enciclopedia es una característica imprescindible para todo jugador de Bannerlord. Proporciona información importante sobre casi todos los aspectos del juego, así como la condición actual de las facciones, ya que por alguna extraña razón no podemos ver muchos de estos datos en la pantalla principal (el mapa).

Para acceder a este recurso esencial, con apretar la tecla N en el teclado es suficiente. La mayoría de las veces la utilizarás cuando quieras encontrar el paradero de algún noble (sobre todo para completar la búsqueda de la misión "locura de Neretzes", ya sabrás a qué nos referimos en su debido momento). Podremos encontrar la última ubicación en la que se ha visto un noble en la esquina superior derecha de su perfil y se actualizará regularmente.

Aprende a controlarte

Cuando vas a caballo, puedes colocar tu lanza a un lado y hacerla más mortífera en el campo de batalla pulsando la tecla X cuando aparezca el icono sobre la barra de salud. De esta manera, no hace falta que tengamos en cuenta en qué momento atacar, ya que si colocamos la lanza de esta manera automáticamente dañará al enemigo que entre en contacto con su extremo puntiagudo. Además, obtendrá la suficiente bonificación de velocidad como para matar a prácticamente cualquier enemigo, desde reclutas hasta nobles.

Sin embargo, no todas las lanzas tienen esta característica, tan solo aquellas que tengan la habilidad requerida. Por otra parte, parece que tampoco puedes utilizar esta habilidad si estás en el caballo de otro soldado, aunque todavía no sabemos si esto se trata tan solo de un error del Early Access o es una característica definitiva.

Mount & Blade II: Bannerlord

Además, también se puede utilizar esta habilidad pulsando la X con las jabalinas. Puedes usarlas como armas a melé apretando el botón y volver a lanzarlas presionándolo de nuevo.

Otro truco que puede ayudarte a la hora de cabalgar hacia el peligro: puedes acelerar si le das dos veces a la W y detenerte dándole dos veces a la S y manteniéndola. Estos atajos resultan muy útiles cuando te chocas con un árbol y te quedas atascado en medio de alguna infantería enemiga. Además, frenar viene muy bien para convertir el ataque en defensa, ya que puedes hacer un giro rápido y enfrentarte a tus oponentes.

También puedes utilizar la Z para bajarte del caballo, lo cual viene genial si estás en un asedio y quieres llegar rápidamente a la primera línea a caballo y luego colocarte bajo la seguridad de las barricadas tan rápido como puedas.

Cambia el estandarte

Esto no es tan importante como la enciclopedia, pero puedes editar el estandarte cuando quieras apretando la B. Está bien saberlo si quieres tener una identidad distintiva y diferenciarte de los otros clanes del mismo reino, sobre todo durante la batalla.

Además, Tale Worlds tiene una página web en la que puedes diseñar tu propio estandarte. Tan solo tienes que hacer clic en el enlace, copiar el código del tuyo, hacer Ctrl + V en el editor y tendrás tu propio estandarte personalizado.

Crea un personaje real

¿Ya te has aburrido de tu personaje? ¡No te preocupes! Puedes editar tu personaje en cualquier momento pulsando V. También puedes copiar tu creación (o la de un amigo) pulsando Ctrl + C en la creación de personajes, puedes guardar el código y pegarlo pulsando Ctrl + V.

Consigue una visión general del campo de batalla

La tecla Alt es muy importante durante la batalla (y en las ciudades, pero ya llegaremos a eso). Gracias a ella podrás ver las formaciones y los tipos de enemigos (infantería, a distancia o caballería) y a la distancia que están de ti. Es una información relevante tanto en una batalla que ya has disputado como antes de enfrentarte a ella, ya que el conocimiento y la posición pueden cambiar el rumbo de la batalla.

Mount & Blade II: Bannerlord

Esta misma tecla podremos utilizarla para resaltar objetos como armas, escudos y, lo más importante, flechas y virotes. Si estás disparando flechas durante la batalla, esto te resultará realmente útil. De hecho, creemos que cuando más útil resulta es cuando asediamos o durante largas batallas.

Por otra parte, también puedes utilizar Alt en las ciudades para ver las diferentes localizaciones y personajes importantes. Te aconsejamos que busques en todas partes, ya que encontrarás muchas cosas interesantes fuera de los caminos.

Compra barato, vende caro

Comerciar en Bannerlord es ahora más importante y fácil que nunca. Podemos sacar beneficio comprando artículos baratos en una ciudad y vendiéndolos a un precio más alto en otra. ¿Pero dónde podemos encontrar buenas rutas de comercio?

Pues puedes descubrirlas hablando con las caravanas que encuentres en el mapa, con la gente de la ciudad (esto es un poco aleatorio, pero a veces resulta útil) y visitando muchas ciudades. Conforme vayas haciendo esto, te darás cuenta de que cuando comercies en una ciudad determinada, habrá una serie de rumores de comercio de varias mercancías. Entonces podrás ver dónde vender ciertos artículos y dónde comprarlos. El texto en gris significa que el rumor es antiguo y no puedes confiar demasiado en él, aunque podrías tenerlo en cuenta.

Encuentra tu hueco en la cadena alimentaria

A parte de comerciar, también puedes ganar dinero comprando talleres o reuniendo caravanas. Puedes comprar talleres visitándolos en las ciudades (¿te acuerdas del consejo de la tecla Alt de antes?) y hablar con el empleado del lugar antes de decidir si comprarlo, ya que puede costar entre 13.000 y 15.000 de oro. Hay muchos tipos de talleres disponibles, así que tendrás que pensar en lo que producen los pueblos de alrededor de la ciudad. Por ejemplo, las aldeas productoras de grano son buenas para los talleres de cerveza, las ovejas son buenas para los talleres de lana y así sucesivamente. En cuanto a las caravanas, puedes hablar con los comerciantes locales y comprarles caravanas. Sin embargo, tendrás que asignar a uno de tus compañeros como líder de la caravana.

Si los gestionas bien, puedes tener un ingreso estable de estas empresas en el juego.

Cásate y ten hijos

En Mount & Blade II: Bannerlord puedes tanto morir de viejo como morir de repente por la espalda (si activas la opción "habilitar muerte" en las opciones de la campaña). Así pues, puede que en algún momento de la aventura quieras formar una familia y tener hijos. Las familias también pueden ser miembros valiosos para la partida, ya que pueden ser una especie de compañeros que pueden dirigir la partida por ti.

Para casarte, debes encontrar a un noble del sexo opuesto y cortejarlo un par de veces. Aparecerán algunas habilidades de encanto y si tienes éxito, podrás casarte con esa persona. Después de eso, la mujer quedará embarazada y tendréis bebés que crecerán y pueden convertirse en tus compañeros/vasallos o tu heredero si mueres. Si mueres sin tener un heredero, entonces controlarás a tu cónyuge y ocupará el lugar de tu anterior personaje.

Así que, a largo plazo, es importante tener una familia. ¡Y cuantos más mejor!

Los vasallos que abandonan su hogar son sancionados

Si consigues el nivel 2 de clan, puedes unirte a un reino de tu elección como vasallo. A diferencia de un mercenario, como vasallo puedes recibir un feudo y más oro de tu soberano, además de adentrarte en la política del reino.

Mount & Blade II: Bannerlord

Pero cuidado, comprometerse con convertirse en vasallo te costará caro si quieres abandonar el reino al que prestaste juramento, ya que esta decisión perjudicará las relaciones con los miembros de ese reino y podrías convertirte en enemigo del estado si mantienes tus feudos.

Así pues, si quieres construir tu propio reino o cambiar de lealtad a menudo, tal vez quieras continuar como mercenario.

Un reino por tus caballos

La velocidad de movimiento es primordial cuando viajas a través del mapa. Si tienes más velocidad, pasarás menos tiempo viajando, perseguirás a los saqueadores con más facilidad y huirás de los grandes ejércitos.

Existen varios factores que influyen en la velocidad del grupo, como el número de infantería a pie, el número de prisioneros, la moral del grupo, el peso del inventario y el número de caballos que tienes. Cuantos más caballos tengas, más infantería podrá subirse a ellos y podrán aumentar el límite del inventario, aumentando así tu velocidad de movimiento. Sin embargo, ten en cuenta los animales como mulas y caballos de carga no te darán velocidad y pueden añadir una penalización de manada, aunque sean muy buenos para ampliar tu inventario.

Pelea contra las bandas en la ciudad

Una forma de conseguir dinero y conocer gente al principio del juego es a través de las peleas de bandas. Puedes hacerlo dando un paseo por la ciudad y visitando lugares como muelles, claros y callejuelas, una vez allí, habla con uno de los matones que conozcas. Solo tienes que elegir la opción "no recibo órdenes de gente como tú" y entonces podrás darte de puños.

Mount & Blade II: Bannerlord

Recuerda que en las ciudades solo cuentas con tu ropa de civil y armas, así que ten cuidado y asegúrate de llevar a compañeros contigo. Si tienes éxito, tendrás que esperar un tiempo para iniciar otra guerra de bandas en las calles. Esto te proporcionará una relación positiva con otras personalidades notables y nobles de la ciudad (excepto con el que acabas de vencer, obviamente), así como un gran botín y oro.

Pulsa Escape para más consejos

Esto es algo que a menudo los jugadores pasan por alto, incluidos nosotros. Si pulsas la tecla Esc, aparecerá un menú, y a la izquierda de este podrás leer los consejos que aparecen. Aquí encontraras muchas de las características que no se explican en el tutorial o la enciclopedia (incluido el consejo de la tecla Alt que hemos mencionado antes). Así pues, antes de jugar, puede ser una buena idea echarle un vistazo, aunque parezca un poco aleatorio.

He aquí varios consejos útiles para empezar tu aventura en Mount & Blade II: Bannerlord. ¿Qué otros consejos darías? ¡Compártelos en los comentarios!

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido