Español
Gamereactor
artículos
Sea of Thieves

Guía Sea of Thieves: trucos y consejos piratas

Un loro, una pata de palo y un parche en el ojo no llegan para ser un pirata legendario en Sea of Thieves. Aquí tenéis unos consejos para que os convirtáis en el pirata más temible del último juego de Rare.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

¿Queréis un gran barco o uno pequeño? ¿Tendréis una gran tripulación o será más reducida? Estas dos preguntas son lo primero que tenéis que plantearos después de elegir a vuestro pirata en Sea of Thieves. Lo que quiere decir esto es que debéis decidir si queréis surcar los mares en un gran Galeón o en un modesto balandro y, tras decidirlo, ver si preferís jugar solos o con un amigo en un pequeño barco, o si llevaréis una tripulación de tres o cuatro piratas en un gran barco.

Cabe señalar que no es un juego pensado para jugarse solo y no va a ser tan disfrutable de esta manera. Está claro que podéis zarpar en solitario en vuestro balandro, pero no podréis plantar cara a las tripulaciones más viles y canallas, que se aprovecharán de esta desventaja. Por ello, primero aseguraos de que realmente no tenéis a nadie con quien jugar y, en ese caso, considerad la opción de entrar en una tripulación más grande y confiad en que os toque con gente agradable.

Consejos antes de embarcar

Cuando comencéis vuestra aventura, os encontraréis en un bar lúgubre y oscuro con extraños camaradas. No se os dará ninguna instrucción, por lo que puede que al principio os sintáis algo agobiados por un juego que en realidad es bastante fácil e intuitivo. Cuando presionéis el botón LB, abriréis el inventario donde encontraréis objetos tales como una pala, un catalejo, una brújula y similares, y si pulsáis X encontrarás opciones extra como un instrumento musical. Aunque no os hará falta, lo mejor que podéis hacer nada más empezar es ir al bar a por algo de alcohol virtual. Sacad vuestra jarra del inventario y disfrutad de vuestro primer trago como lobos de mar. Si disfrutáis demasiado de estos tragos, puede que vuestro viaje por los siete mares se haga algo más inestable, especialmente para vuestro equilibrio, pero realmente nos parece una introducción perfecta para un juego que trata de que la diversión la creéis vosotros mismos.

Lo primero que debéis hacer nada más salir del bar es buscar barriles por los alrededores. Vuestro navío os estará esperando en el puerto listo para zarpar y tendrá un número fijo de balas de cañón, plátanos y tablones, sin importar cuan grande sea vuestro equipo. No creo que haga falta explicar para qué sirven las balas de cañón, pero sí los tablones, que se utilizan para arreglar los agujeros en el casco del barco, y también los plátanos, que sirven para recuperar salud. Si embarcáis con más recursos, será una pequeña ventaja ya que tendréis más margen antes de acabarlos.

Sea of Thieves

Podéis dejar las cosas en los barriles que hay a bordo, pero realmente deberías llevar encima un par de cada por si os hacen falta. Si os cruzáis con un barco y os disparan con los cañones, podréis devolver el fuego rápidamente y recargar vuestros cañones, así como reparar los agujeros, sin tener que ir a los barriles. Además, en casi cualquier isla podréis encontrar barriles con estos tres recursos tan importantes, por lo que antes de bajar del barco, dejad los plátanos, los tablones y las balas para poder traer más cuando acabéis de explorar.

Pero antes de que penséis en zarpar, necesitáis conseguir una misión. Los Acaparadores de Oro, la Alianza Comerciante y la Orden de las Almas son las tres facciones disponibles hasta el momento. Las tres os ofrecen una misión con la que invitan a los recién llegados y os recomendamos que empecéis con la de los Acaparadores de Oro, la cual podrás recoger en una tienda cerca del muelle. Esto es Sea of Thieves en su forma más pura. Un juego de buscar tesoros en el que tenéis que encontrar cofres enterrados en una isla en alguna parte. Obviamente, la X roja marca el lugar.

La Alianza Comerciante por su parte, os ofrece misiones sobre conseguir animales (al principio todo se basa en encontrar gallinas de distintos colores), mientras que la Orden de las Almas os propone batallas contra enemigos más difíciles. Podéis llegar a tener tres misiones como máximo, así que en cuanto hayáis cogido las tres, estaréis listo para embarcar. En cuanto lleguéis al barco debéis escoger una de las misiones y ponerla en la mesa del camarote (todo aquel con experiencia en navegación y pillaje está en su derecho de criticar nuestra falta de conocimiento del vocabulario náutico). Cuando vuestros compañeros hagan lo mismo, votaréis por una de ellas. Se elegirá la que tenga más votos, y en cuanto se decida, podréis zarpar.

Aquí nos gustaría añadir que si hacéis la misión de la Alianza Comerciante, tras la votación, tendréis que volver a hablar con la persona que tiene las misiones (que suele estar cerca del puerto) y recoger las jaulas que os harán falta para llevar a los pájaros. En caso de que no lo hicierais, también hay jaulas en algunas de las islas, pero no deberíais confiar en ello y probablemente os lleve cinco veces más tiempo completar la misión si tenéis que conseguir también las jaulas. Es un error que solo cometeréis una vez y nosotros lo sabemos bien ya que probamos en nuestra propia carne la experiencia de pasar horas y horas buscando las jaulas para completar la misión.

Si al final os decidís por la misión de los Acaparadores de Oro, pulsa RB para ver el otro menú circular, en el que aparecen los objetivos de las misiones, los mapas y los mensajes que podáis encontrar en botellas. Coged el mapa y pulsad LT para enseñárselo a vuestros compañeros (puede llegar a ahorrar mucho tiempo) o RT para verlo vosotros mismos. Recordad cómo es e id a la mesa donde habrá un gran mapa en el que localizar la isla. Marcadla con el botón A y entonces podréis comenzar a navegar. Si escogéis alguna de las otras misiones, tendréis que buscar a los animales por vosotros mismos o recibiréis instrucciones de dónde está el enemigo al que tenéis que matar. En muchas ocasiones, estas misiones tienen un tiempo límite, por lo que tendréis un reloj en el que podréis comprobar cuanto tiempo os queda para completar la misión después de activarla.

Sea of Thieves

Trucos para sobrevivir en el mar

Antes de levar el ancla, os sugerimos que carguéis todos los cañones (dos en el balandro, ocho en el galeón) y que le digáis claramente que dirección debe tomar a la persona a cargo del timón. A partir de ahí, tan solo izad las velas y rotadlas para aprovechar el viento lo mejor posible y emprended la marcha. Recordad estar atentos en todo momento al viento para poder usarlo a vuestro favor y no en vuestra contra. Tendréis que ajustar las velas en más de una ocasión si queréis mantener una buena velocidad, lo cual os permitirá cumplir las misiones más rápido y conseguir así más dinero.

El timonel en muchos casos no verá lo que está pasando por culpa de las velas, por lo que necesitará la ayuda de sus compañeros para evitar las rocas y los choques, y así seguiréis todos con vida. Si viajáis durante la noche, os recomendamos apagar los faroles para que así sea más difícil que os detecten desde la distancia. No estaréis solo en el mar virtual que Rare ha creado, también habrá otros sucios bucaneros navegando. Si, o mejor dicho, cuando os encontréis otro barco podréis decidir si queréis atacar, esperar o ver que hace el otro. En la mayoría de los casos, ellos también tendrán asuntos de los que ocuparse y no habrá una gran batalla naval, pero en algunos sí que habrá una lucha hasta que uno de los barcos acabe en las profundidades.

Por eso, contraatacad, y hacedlo rápido y con contundencia. El mejor lugar al que apuntar es justo a la altura del agua ya que así el barco enemigo se inundará. De esta manera, ellos tendrán que dedicar parte de su tripulación a arreglar el barco mientras que vosotros podréis seguir con la andanada de cañones. Si veis un barco anclado en algún lugar, os recomendamos que nadéis hasta el barco para subiros sigilosamente a él (vale con cualquier tipo de barco pero es difícil alcanzar a un navío en movimiento), matar a todos esos grumetes que ni se habrán dado cuenta de que estabais allí porque ya tendrán suficiente con clavar tablones porque su barco se está llenando de agua y disparar cañones para intentar defenderse. Esto es todavía más fácil si vuestros enemigos no son un grupo, por eso siempre es recomendable jugar con amigos.

Sea of ThievesSea of ThievesSea of Thieves

Dentro del barco habrá una sala de armas. Está en el camarote del balandro y en la parte delantera de la cubierta inferior del galeón. Empezaréis vuestro viaje naval con un sable y una pistola que podréis sacar e intercambiar con el botón Y, pero podréis sustituirlos por una escopeta o por un rifle de francotirador. Todos están bastante bien equilibrados y no tendréis que pagar por ellos. El sable siempre deberíais llevarlo encima, ya que nunca se le acaba la munición, pero nosotros preferimos la escopeta a la pistola ya que viene muy bien cuando os intentan abordar, cuando sois vosotros los que comienzan el abordaje o si os pillan por sorpresa unos soldados esqueleto. No podéis llevar más de dos armas así que elegid sabiamente. Lamentablemente, la opción no se guarda entre partida y partida por lo si encontráis vuestra favorita, tendréis que seleccionarla cada vez que empecéis a jugar.

Si vais a configuración> controles, podréis asignar accesos rápidos en la cruceta. Hay dos huecos en los que podréis poner atajos para los plátanos o las tablas, por ejemplo. Si no usáis las opciones de chat, incluso podréis aprovechar los dos huecos asignados para el chat de texto y las emociones para poner otros dos atajos, por lo que tendrás cuatro atajos. Os recomendamos que pongáis los plátanos, las tablas y las balas de cañón, ya que son los recursos que más necesitaréis y quizás utilizad el último atajo para el catalejo, ya que siempre está bien tenerlo a mano para poder otear al horizonte.

La vida en tierra de Sea of Thieves

Cuando encontréis la isla, habrá o bien un cofre que encontrar (Acaparadores de Oro), animales que capturar (Alianza Comerciante) o un jefe al que derrotar (Orden de las Almas) y lo que queda es ponerse manos a la obra. La primera y la última se consiguen cuando encuentras el cofre o matas al jefe, aunque también obtendrás un cofre o una valiosa calavera que podrás vender en cualquier Puesto de Avanzada. Sin embargo, cuando capturas a los animales tienes que llevarlo al Puesto concreto que aparece en el contrato. Por lo que ten en cuenta lo que llevas y dónde tienes que llevarlo.

Lo mejor es hacer varias misiones a la vez en un solo viaje, ya que os ahorrará tiempo, pero si vuestro barco acaba hundido por culpa de otro codicioso pirata, podéis perderlo todo (o acabar abandonados en una isla cercana sin nada más que lo que lleváis encima). Tenéis que ver si la recompensa merece tomar ese riesgo. Nosotros solemos hacer entre dos y tres misiones antes de recoger el botín. En ocasiones, podéis encontrar otro cofre o una caja con especias caras o incluso una botella con un mapa misterioso por lo que siempre hay que echar un ojo a las oportunidades que nos pueden dar más tesoros o más riquezas.

Cada vez que completáis una misión para una facción vuestra reputación aumentará para ellos y, además de adquirir más prestigio, podréis tener misiones cada vez más avanzadas. Con el paso del tiempo, las misiones de los Acaparadores de Oro se convierten en complicados acertijos en los que tendréis que seguir pistas, tocar música delante de tumbas e iluminar con la linterna el lugar correcto para encontrar el tesoro, mientras que las peleas se pueden volver extremadamente duras. El juego trata de cooperar y como nunca sabéis exactamente a lo que os enfrentáis, también de comunicaros con vuestros compañeros. El día después del lanzamiento, nuestro equipo encontró una docena de cofres escondidos en un galeón. Cuando llegamos al Puesto de Avanzada, descubrimos que alguien se había colado en nuestro barco mientras estábamos anclados y nos estaba robando nuestros preciados cofres, seguramente confiando en que creeríamos que habían desaparecido hacía mucho y así venderlos cuando nos fuéramos.

Sea of Thieves

Trabajo en equipo y coordinación

Si trabajáis con diligencia todo irá mucho mejor. Si una persona se encarga de revisar el mapa y va dándole indicaciones al timonel mientras navegáis, es todo más fácil. Pasa lo mismo si alguien se encarga de buscar barcos enemigos, va ajustando constantemente las velas y ayuda a levar el ancla, ya que cuanta más gente ayuda, más rápido sube. Cuando hay una tormenta, esto es especialmente importante, ya que se pueden abrir huecos simplemente por las malas condiciones del mar. Sacad todo el agua con cubos y reparad las aberturas, siempre estad ojo avizor y comunicaos para no ser presa del oleaje.

Si os salís fuera de los límites del mapa, el agua se tornará sangre, empezará a sonar música inquietante y el barco se empezará a romper y a llenarse de agua. Si esto sucede, un buen truco es girar el timón y soltar el ancla para empezar una maniobra, que podríamos describir como un giro con el freno de mano, que conseguirá que el barco gire muy deprisa. En ese momento, arreglad los agujeros, sacad el agua y ¡salid de ahí pitando! Este truco también sirve cuando necesitas girar muy deprisa para evitar una colisión o durante una batalla. Los barcos más grandes tienen más poder de batalla que los pequeños, pero estos son más rápidos y manejables. Soltar el ancla al tiempo que lanzáis una andanada de cañones puede resolver una batalla antes de que puedan decir "Arrrrr".

Por supuesto, el ancla también se utiliza a la hora de atracar. Lo más fácil es atracar en una playa, pero en ocasiones puede ser mejor idea que parte de la tripulación salte y nade hasta la orilla, mientras que una persona se queda manejando el barco y dando vueltas por la isla por si hay que poner pies en polvorosa o para encontrar un sitio desde el que sea más difícil ser detectado. Dejar a alguien en el barco para hacer un escape rápido o para reaccionar en caso de que otro barco ataque. Así os aseguráis que aún haya un barco cuando volváis.

Un último consejo que queremos daros es que protejáis a la persona que lleva el tesoro, ya que irá más lenta y no podrá defenderse. Es una presa fácil para piratas, tiburones, serpientes o esqueletos. Además, todos deberían ayudar a llevar los cofres cuando toca venderlos. Si alguien se encarga de sacarlos del barco y cargarlos hasta la playa y otro los lleva al puesto y los vende, aumentaréis las probabilidades de venderlo todo antes de que otros piratas vengan a arruinaros la diversión. En cuanto hayáis vendido el tesoro, el dinero lo tendréis para siempre (o hasta que lo gastéis en una buena juerga o en ese parche con el que seréis la envidia de los siete mares).

Con estos consejos, podréis convertiros en experimentados piratas que sabrán defenderse cuando haga falta y encontrar los tesoros más valiosos. Recordad, nadie se vuelve más fuerte, más rápido ni nada parecido en este juego, no hay progresión en ese sentido. Puede que vuestro rival tenga una jarra más bonita, un sombrero más molón y un mascaron que, siendo sinceros, todos querríamos tener en nuestro barco, pero es igual de fuerte que vosotros. Incluso nada más empezar, ya podréis defenderos por vosotros mismos, la única diferencia es lo bien que quedáis haciéndolo cuando ya seáis experimentados lobos de mar. Por lo demás sois tan piratas como todos los demás. ¡Buena suerte!

Sea of Thieves

Contenido relacionado

Sea of ThievesScore

Sea of Thieves

ANÁLISIS. Autor: Juan A. Fonseca

¿Es la vida pirata la vida mejor? Rare intenta reafirmarlo con un cofre del tesoro a medio llenar.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.