Español
Gamereactor
análisis
Halo: Spartan Assault

Análisis de Halo: Spartan Assault para Xbox One

Es Halo convertido en un shooter twin-sticks, ahora también para Xbox One. Le falta la 'maestría' de la serie.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Halo: Spartan Assault marca un nivel más de expansión para la franquicia, siguiendo los pasos de Halo Wars al cambiar el ángulo de juego por una perspectiva isométrica. Es lo que se conoce como un "twin-stick shooter", y casi todo el rato se hace bastante divertido. Sin embargo, no hay Jefe Maestro y el juego está lejos de ser una Obra Maestra.

En pocas palabras, se podría decir que es un poco flojucho. Con treinta misiones para jugar en solitario cabría esperar una gran variedad, pero quitando un par de misiones de tanque, todo es bastante estándar o normalito. Misiones de escolta, buscar y destruir, derribar oleadas de enemigos... todas están ahí, y si bien no hay nada insultantemente ordinario, tampoco encontramos nada rabiosamente original.

La variedad la aportan las preparaciones para cada misión, y luego realizar ajustes en busca de una puntuación más alta y de las estrellas de oro. Puedes emplear la experiencia conseguida in-game -o créditos comprados en la tienda si lo prefieres- para añadir potenciadores (daño, puntuación y escudo), armas (rifles francotirador, lanzacohetes o láseres espartanos) o habilidades de armadura (sobreescudo, drones buscadores, auto-centinelas). La incorporación de microtransacciones no es particularmente intrusiva, pero sin duda desvaloriza la ética de buscar altas puntuaciones del juego; si gastas algo de dinero, tendrás más opciones de puntuar alto. Es algo que resulta innecesario y un poco cínico.

Las misiones se dividen en niveles, y la longevidad se basa en apuntar al grupo más alto, ajustando tu equipación en pos de la estrella de oro. La forma más fácil de conseguir una cifra respetable es activando Skulls, que vienen directamente de la serie principal. Suman multiplicadores de puntuación y, junto a los potenciadores de puntos desbloqueados mediante XP o créditos, ofrecen el camino más rápido al top.

Publicidad:
Halo: Spartan Assault

Rejugar las misiones para conseguir esas estrellas es donde reside el verdadero reto. Algunas de las misiones finales son particularmente complicadas y requieren varios intentos. No hay checkpoints ni nada parecido, así que si mueres justo al final de una misión, tienes que empezar de nuevo. Tampoco importa tanto porque las misiones no son especialmente largas, de modo que sólo "pierdes" unos minutos de progreso con tu espartano.

Hablando de espartanos, en este Halo twin-shooter encontramos dos. Por primera vez en la serie, los jugadores pueden asumir el rol de una espartana en el juego principal, pues a Sarah Palmer se une Edward Davis y ambos se abren camino a tiros a través de una plétora de enemigos familiares, ambos bandos equipados con armas bien trilladas conforme se despliega la historia.

Esa historia que va enlazando las diferentes misiones es muy básica y mayormente irrelevante. Empecé leyendo el muro de texto que sale antes de cada desafío, pero al final terminé pasando completamente; los objetivos de las misiones son suficientes para guiarte por cada pieza bajo guión y las escenas de cómic animado entre cada uno de los seis capítulos bastan para que no se te escape nada.

Publicidad:

Porque la campaña en solitario va todo el rato de luchar contra el Covenant, pero luego hay una breve campaña co-op (únicamente online) que introduce al otro enemigo principal de la serie, los Flood (Spartan Assault está ambientado entre Halo 3 y Halo 4, antes de conocer a los Forerunners). Es un pasatiempo divertido que permite algo de trabajo co-op y competitivo, intentando superar la puntuación de tu compañero mientras repartís plomo entre oleadas de enemigos. La única pega aquí es que no tiene contenido suficiente; habría sido un título mucho más fuerte con algo más de co-op.

Halo: Spartan Assault

En general da la sensación de que han dado un buen uso a la franquicia, y quitando un par de discrepancias, los enemigos se comportan exactamente como esperas en base a otras entregas. Una de las cosas en las que chirría respecto a la serie original (pero que ciertamente encaja con la fórmula de este sub-género) es el hecho de que no haya recarga, sino una corriente constante de balas que se acaba cuando te quedas sin munición. Pero, por regla general, el Needler parece un Needler, la Magnum es una Magnum y el estilo Halo le va como un guante al nuevo formato.

La mayoría de los niveles se pueden pasar a la primera, e incluso los retos más complicados acabarán cayendo bajo el peso de la persistencia. Por lo tanto, por mucho que sean treinta misiones -a no ser que quieras cazar las estrellas de oro- no estamos hablando de demasiado tiempo de juego. Eso, en mi opinión, choca con el precio de venta. Halo: Spartan Assault se lanzó en Windows 8 y sus móviles a mediados del año pasado, pero es mucho más caro comprarlo para Xbox One (el doble, de hecho, por 15,99 euros). Suena directamente avaricioso, y teniendo en cuenta la recepción de la crítica que tuvo el original y la inclusión de tramposas e innecesarias microtransacciones, el precio por la 'next-gen' parece desorbitado. Considerando que se puede comprar más barato de otras formas, se hace difícil encontrar su relación calidad/precio.

Dicho esto, tampoco me arrepiento de la compra cuando teno en cuenta lo que le he sacado al paquete. Te aguardan unas cinco o seis horas de juego, más si persigues puntuaciones y estrellas (como en mi caso). La gran familiaridad en las sensaciones para los fans de la serie resultará sin duda atractiva; las armas funcionan como esperas y los enemigos se comportan como deben (aunque la IA es un poco simplona). También está bien poder disfrutar del co-op, aunque denota que no han puesto un modo a dobles de toda la vida y que la campaña en solitario habría estado genial con un colega.

En definitiva, Halo: Spartan Assault es un shooter de dos sticks bastante divertido que bebe justo lo suficiente de la franquicia original para que merezca un vistazo tanto de fans de Halo como del género. Es un poco plano o superficial en algunos lugares, quizá demasiado fácil en ocasiones, y las microtransacciones sobran totalmente (aunque tampoco son terriblemente intrusivas; puedes jugar perfectamente sin gastar un duro adicional). Su aspecto no es excelente, algo normal considerando sus orígenes en móviles, aunque sí que sabe alinearse con la estética Halo. Quizá no te ofrezca mucho como para una relación a largo plazo, pero el trabajo de Vanguard puede merecer una descarga si su precio y el gesto de las microtransacciones no te importan tanto.

Halo: Spartan Assault
Halo: Spartan AssaultHalo: Spartan Assault
Halo: Spartan AssaultHalo: Spartan AssaultHalo: Spartan Assault
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Buena variedad de misiones, aprovechamiento correcto de la franquicia, rejugable para buscar puntuaciones altas.
-
Microtransacciones cínicas y sin sentido, algo superficial en ocasiones, demasiado caro.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido