Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis de hardware

HP Omen X - Análisis

Ponemos a prueba el equipo con el que HP quiere ofrecer un PC de gama alta con un diseño único y características al más alto nivel.

  • Texto: Sergio Tur

En los últimos años se habla constantemente de un cambio de paradigma respecto a las generaciones de consolas y la relevancia que está adquiriendo el PC de cara a construir una arquitectura sencilla en la que desarrollar o conseguir un gran rendimiento. Las entrañas de PlayStation 4 y Xbox One están mucho más cerca de lo que ofrece un ordenador de lo que jamás lo estuvieron PS3 y 360. Sin embargo, las diferencias y limitaciones que presentan son más que obvias. Cualquier usuario de PC estará acostumbrado a manejar especificaciones técnicas, así como controlar con solvencia términos que son claves para saber si tu equipo está preparado para mover los últimos juegos que salen al mercado.

A día de hoy son muchas las compañías que venden ordenadores orientados al 'gaming', lo que equivale a un equilibrio adecuado entre potencia, refrigeración y eficiencia energética. Sin embargo, muchos renuncian a cuestiones estéticas, personalización (ya sea externa o interna mediante el overclocking) y, seamos honesto, es fácil perderse en el inmenso mar de ofertas que salen al mercado. ¿Qué PC debería comprarme si pienso sacar partido de la realidad virtual? ¿Y si tengo un monitor 4K? Son preguntas cada vez más frecuentes fruto de las nuevas tecnologías y que HP quiere responder en forma de un equipo todoterreno dispuesto a salir airoso de cualquier situación. HP Omen X (ficha técnica) es el nuevo modelo de la marca que apuesta por dirigirse a un público tan exigente como crítico a la hora de elegir un producto de estas características.

HP Omen X

Para que os hagáis una idea, Omen X es una bestia que más allá de sus 30 Kg de peso, porta en su interior una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1080 Founders Edition, un procesador Intel Core i7-6700K, disco duro SATA de 3 TB junto a uno secundario SSD de 512 GB y 32 GB de RAM de tipo DDR4. Su sorprendente configuración tiene un inconveniente más que evidente y es que su precio se dispara a los 2.999 euros, un coste considerable pero en parte justificado por la calidad de sus componentes. Lo primero que llama la atención es su aspecto en forma de rombo, un esfuerzo encomiable por ofrecer algo diferente a los equipos convencionales y que demuestra que la potencia no tiene por qué estar reñida con un diseño original.

Acostumbrados a trabajar con torres en forma vertical, con Omen X más vale preparar un espacio amplio en el que ubicarlo, pues sus dimensiones (50,42 x 40,6 x 51,53 cm) junto a la necesidad de colocarlo en su forma angulada te obligan a prestar más atención a este tipo de cuestiones. Es un dispositivo realmente grande del que hay que tener en cuenta que no puede colocarse en otro ángulo imitando a otros modelos del mercado, pues su soporte no es extraíble. Esto puede ser un inconveniente a la hora de encontrar un sitio adecuado y no hubiera costado nada que la pieza fuera desmontable, entre otras cosas porque transportar el equipo es realmente complejo. La explicación más lógica para motivar esto es que así quedan mejor situadas las salidas de aire localizadas en la esquina inferior, aunque podría haberse solucionado con pequeñas patas de goma que lo separasen de la superficie.

La calidad de los materiales demuestra que estamos ante un PC de gama alta con un gran gusto por los pequeños detalles y un acabado por encima de lo que cualquiera pueda esperar. Tanto por fuera como por dentro se ha trabajado para ofrecer una estética homogénea que junto a sus leds frontales lo convierten en un producto que se sale de la media. A través de un software incluido en el sistema puedes configurar las luces para que emitan cualquier color del espectro RGB y distintos patrones que ofrecen una interesante capa de personalización al usuario.

HP Omen X

Sin embargo, es hora de ir a lo verdaderamente importante en un equipo de estas características y es su comportamiento una vez encendido. La mayor sorpresa está en su inteligente gestión térmica que durante las pruebas realizadas ha mantenido el equipo fresco sin renunciar a rendimiento ni potencia en el hardware. El propio diseño de la torre está construido de forma que hay tres cámaras que separan los componentes y cada una de ellas está optimizada con refrigeración. De hecho, incluye soporte para hasta tres radiadores de refrigeración líquida de 120mm montados con aperturas superiores de escape para que incluso en las situaciones más exigentes dé la talla como se espera.

Por su propia disposición puede que los puertos no estén en el lugar más cómodo posible, de forma que sus diez conexiones USB 3.0 y los jacks de auriculares y micrófono están dispuestos en la pared izquierda y derecha del equipo. No es un mal mayor, pero no hubiera estado de más haber colocado alguno de ellos en la parte frontal para comodidad del usuario y, sobre todo, porque debido a la forma angular es inevitable que los cables cuelguen de forma antiestética. A su favor está una vez más su eficiencia energética y una alimentación de 600 vatios que da la potencia necesaria a sus componentes.

El Omen X es tan silencioso que si no pegas el oído es difícil advertir qué está ocurriendo en su interior. En juegos como Battlefield 1, su procesador i7-6700K mantuvo una temperatura estable y el disipador cumple con su función. Por tanto, no debería existir ninguna preocupación sobre la refrigeración en un equipo que HP ha logrado que sea equilibrado. Entre los juegos utilizados para nuestras pruebas usamos en su configuración más alta Rise of the Tomb Raider, Battlefield 1 y Far Cry Primal, entre otros. Gracias a la GeForce GTX 1080 de su interior, ninguno se ha resentido al sacar partido de características más avanzadas como la resolución 4K. Esto es algo factible en el modelo GTX 1070, pero renunciando a algunas opciones gráficas con el fin de alcanzar una tasa de fotogramas lo más alta posible. Aquí no ocurre eso y en casos como el título de Crystal Dynamics alcanza una media de 45-50 fps en monitores 4K, cifras similares a las que han manejado el resto de juegos probados.

HP Omen X

En resoluciones más bajas como 1080p, en todos los casos hemos registrado una media que supera los 100 fotogramas por segundo, aunque dependiendo del juego el resultado varía considerablemente. Son datos realmente espectaculares que apenas se resienten al llevarlo a los 1440p, por lo que el resultado es más que satisfactorio de cara a quienes busquen un ordenador que pueda mover cualquier cosa que se lance en el mercado con solvencia durante los próximos años. Para muchos, la idea de actualizar su equipo o sustituirlo por uno nuevo tiene su principal aliciente en la realidad virtual. Debido a las especificaciones del Omen X debería estar más que preparado para sacar el máximo partido a esta tecnología, aunque durante la realización de este análisis no tuvimos acceso a estos dispositivos como para poder ponerlo en práctica.

Todo en Omen X está cuidado al detalle. Es algo que salta la vista en la calidad de sus materiales, su diseño angular y la personalización de los leds frontales junto a una elegancia estética que resalta con su contraste entre el negro y el rojo en su interior. A eso se suman cuatro bahías en el lateral que ayudan a que sea un dispositivo muy sencillo de actualizar, dando al usuario todas las facilidades para que pueda cambiar cualquiera de sus componentes de forma sencilla. Es cierto que sus dimensiones y la única posición en la que se puede colocar sobre una superficie es un impedimento, pero en su interior no hay ningún aspecto que defraude. A pesar de que el público al que se dirige tiende a construir sus propios equipos, la configuración que ofrece HP con Omen X es lo suficiente sorprendente como para cambiar de idea. No solo por su ensamblaje, sino por el equilibrio entre componentes de gran calidad y una eficiencia más que demostrada. Ya sea exprimiendo la resolución 4K o con juegos en realidad virtual, no hay nada que se le resista a este PC. Si el precio no supone un problema y buscas un equipo con un diseño único, puede ser lo que necesitas.

09 Gamereactor España
9 / 10
+
Su diseño y personalización pocas veces se ven en el mercado, un equipo de gran potencia con una refrigeración a la altura, fácil de acceder a su interior para cambiar las piezas.
-
El precio, tiene unas dimensiones considerables que lo hacen poco manejable y la plataforma sobre la que se apoya no es extraíble.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países