Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Hearthstone: Heroes of Warcraft

Análisis de Hearthstone: Heroes of Warcraft

Blizzard entra en la arena de los juegos de cartas coleccionables digitales como si fuera toda una veterana.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Hearthstone: Heroes of Warcraft es un bicho raro en el catálogo de Blizzard. Es su primer juego free-to-play y se ha desarrollado con un equipo inusualmente reducido. Aun así, parece que va a ser un exitazo entre los juegos de cartas coleccionables.

En cuanto a la temática, Hearthstone se basa en el universo Warcraft creado por Blizzard, con todos sus personajes, criaturas y hechizos. Por ahora, hay alrededor 400 cartas para seleccionar, pero la mayor parte están relacionadas con héroes específicos, así que la selección en una situación es mucho más pequeña. Dicho esto, sigue siendo suficientemente amplia como para garantizar partidas muy diferentes, al tiempo que sigue siendo manejable.

Hearthstone: Heroes of WarcraftHearthstone: Heroes of Warcraft

Se escogen los protagonistas de las batallas entre nueve héroes arquetípicos de Warcraft: desde la maga Jaina Proudmoor hasta el chamán Thrall y, de nuevo, ofrecen suficiente variedad como para que las cosas no sean demasiado difíciles o confusas.

Blizzard tiene como costumbre hacer que sus juegos sean fácilmente accesibles y Hearthstone no es una excepción. Las mecánicas de juego son dinámicas, sencillas y fáciles de aprender. Algunos incluso pueden llegar a pensar que el juego es demasiado simple, pero, al final, es cuestión de gustos. Lo que sí puedo deciros es que las partidas empiezan a suponer un reto en los niveles más altos, por lo que este título pertenece al tipo de juegos "fáciles de aprender, difíciles de dominar." La suerte desempeña un papel muy importante en las partidas y tener una mano inicial mala puede significar una inevitable derrota, pero, a la larga, lo que importa es la habilidad.

La fluida mecánica del juego está recubierta por esa exquisita capa que cualquiera podría esperar de Blizzard. Los desarrolladores han querido incluir el matiz físico de las cartas en este título y se nota, ya que muchos de sus competidores no lo mantienen. Los coloridos efectos, los detalles del tablero en los que puedes hacer clic y las cortas pistas de audio que acompañan a las cartas enriquecen la experiencia, aunque debo admitir que los gritos de guerra enlatados se hacen pesados si es muy tarde o si estás en una racha de derrotas. De todas maneras, no puedo negar que, en general, los valores de producción son sencillamente excelentes.

He estado jugando a Hearthstone desde que se encontraba en estado de beta cerrada y he visto cómo se ha ido desarrollando y puliendo. En este momento, el equilibrio entre las cartas es bastante bueno, aunque sigue habiendo algunos mazos un poco malos que necesitan un arreglo (consejo de experto: un mazo de Brujos y Múrlocs puede ser una combinación de miedo). Además, puesto que van a añadir más cartas y más modos de juego, no me cabe ninguna duda de que seguirán puliéndolo.

Hearthstone: Heroes of WarcraftHearthstone: Heroes of WarcraftHearthstone: Heroes of Warcraft
Hearthstone: Heroes of WarcraftHearthstone: Heroes of WarcraftHearthstone: Heroes of Warcraft
Hearthstone: Heroes of WarcraftHearthstone: Heroes of Warcraft

Por otra parte, como decíamos, Hearthstone es un título free-to-play, en el que los jugadores pueden comprar mazos que impulsen sus cartas. Sin embargo, el juego es bastante generoso con su oro, así que el pago con dinero real no es necesario. En mi caso, como soy un impaciente, he invertido un poco y he de decir que un billete de 20 euros te garantiza un buen impulso inicial para tus mazos, pero eso depende de cada uno. Las partidas pueden ser muy divertidas sin gastar ni un solo euro y, si eres de los que dudan a la hora de jugar con extraños, existe una opción para disfrutar de este título únicamente con tus amigos.

La esencia de Hearthstone se encuentra en su modo Arena, donde los jugadores deben utilizar unos mazos semialeatorios en vez de los suyos propios. Se trata de un modo sorprendentemente entretenido y, puesto que no hay limitaciones en cuanto a las copias de cartas que puedes tener en la Arena, las cosas se pueden poner feas muy rápidamente. Para poder jugar en la Arena, tienes que gastar dinero (convertido en oro del juego), pero, como ya comentaba, no tienes que hacerlo si no quieres.

En general, Hearthstone: Heroes of Warcraft es un juego de cartas coleccionables pintoresco, adictivo y de gran calidad. Es cierto que uno puede preguntarse si es 'justo' que los jugadores puedan usar mucho dinero para comprarse un montón de cartas y dominen el tablero con las Legendarias y con las Épicas, pero, al final, no hay ninguna que te garantice la victoria y el sistema empareja a los jugadores con otros usuarios de su mismo nivel.

Sin embargo, este título no se libra de algunos bugs menores, si bien los desarrolladores han demostrado que, poco a poco, son capaces de mejorar el producto final. Por lo tanto, aunque el juego no sea perfecto, está bastante cerca de serlo.

Hearthstone: Heroes of Warcraft
Hearthstone: Heroes of Warcraft
Hearthstone: Heroes of Warcraft

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Es fácil de aprender, pero difícil de dominar; tiene unos valores de producción muy buenos y ofrece algo para todos los niveles de habilidad.
-
Tiene algunos bugs persistentes y a veces los efectos de sonido pueden molestar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Etiquetado como:

BlizzardHearthstone

Contenido relacionado



Cargando más contenido