Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
avances
Hellbound

Hellbound - Impresiones

Hemos echado un vistazo al mundo de Hellbound en su demo y a su modo supervivencia gratuito tras su reciente lanzamiento.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Hace poco que se estrenó la nueva demo de Hellbound, y viene acompañada del lanzamiento del modo supervivencia. Esto nos permite hacernos una idea de lo que nos espera cuando llegue el juego completo. El modo supervivencia se desarrolla en el mismísimo infierno, en un mapa cerrado y rodeado por un mar de lava. Aquí estaremos solos nosotros, nuestros puños y un rifle semiautomático, y nos tocará enfrentarnos a interminables oleadas de enemigos demoníacos. Una lucha frenética para sobrevivir a las fuerzas infernales que nos aguardan tras cada esquina de este shooter inspirado en los años 90.

Supervivencia se podrá jugar gratuitamente y permitirá a los jugadores experimentar la dinámica de gameplay de este sangriento título. Podremos probar las armas y meternos en la piel del protagonista, un tipo muy sangriento que se abre paso en el infierno de Hellbound mutilando todo lo que se cruza en su camino. «Un FPS noventero, pero hecho 20 años después», así se denomina a sí mismo este juego, y queda patente que se han inspirado en clásicos como Doom, Quake y Duke Nukem. Hellbound cuenta con un estilo artístico muy similar a ellos, y lo mismo se puede decir de las armas y del gore particularmente cruento que acompaña a este tipo de títulos. Hellbound no tiene nada que ocultar, y lo demuestra.

Aunque el contenido disponible es limitado, al menos el modo supervivencia es gratuito y ofrece a los jugadores un duro desafío para pelear por los mejores puestos de la tabla de puntuaciones. Aquí la dificultad es la misma para todos desde el principio, por lo que si no llevamos cuidado podemos acabar acorralados ante una horda de enemigos enorme que acabe con nosotros. Y el desafío no se mantiene constante, puesto que cada oleada será mayor que la anterior, con más variedad de enemigos y menos kits de curación. Nuestra hora llegará, unas veces más pronto, otras más tarde, pero morir aquí es inevitable.

Hellbound

La demo es algo distinta y ofrece a los jugadores un vistazo al juego en sí, y es aquí donde podemos ver cuánto se asemeja a los juegos de disparos noventeros. El diseño de la interfaz es muy simple, mostrándonos el arma que llevamos equipada, una pequeña imagen de la cara de nuestro personaje y nuestra armadura y vida. Todo muy similar al Doom clásico. Cuando entramos en la partida nos volvemos a sentir como en casa, ya que aunque las armas sean distintas parecemos recordarlas todas. Podremos elegir entre unas cuántas, ya sean los típicos rifles y las potentes escopetas, o incluso los destructivos lanzacohetes.

Una vez que nos metemos en faena los monstruos llegarán de todas direcciones sin cesar. En la demo los kits de curación escasean, por lo que habrá que ser muy cuidadoso y no andar metiéndonos en situaciones difíciles. El juego también cuenta con un sistema de llaves como en los clásicos de id Software. Nos tocará recorrernos el mapa buscando una llave determinada para abrir la siguiente fase con más enemigos y salas. Pero hay que ir preparado, puesto que cada fase será más complicada que la anterior, y morir nos obligará a empezar desde cero.

Hellbound

El diseño de los mapas es muy parecido a los existentes en el Doom original: lava por todos lados, pasillos angostos y monstruos detrás de cada esquina. No tendremos mucho tiempo para descansar, y cuando pensemos que por fin estamos en un lugar seguro podremos escuchar a una nueva oleada llegando. Todo esto recrea fielmente los desafíos de antaño. No hay niveles de dificultad ni puntos de guardado intermedios; aquí se viene a reventar todo a nuestro paso hasta morir.

De momento Hellbound promete y nos ha llevado por el camino de la nostalgia mientras lo jugábamos. Es cierto que resulta muy familiar, pero ese es el objetivo, y los desarrolladores se enorgullecen por ello. Saibot Studios se ha inspirado en juegos como Doom para producir un título con mejores gráficos, armas más manejables y una banda sonora tradicional que queda estupenda en un shooter en primera persona noventero como este.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido