Español
Gamereactor
análisis
Helldivers II

Análisis de Helldivers II

Aunque nunca se alistó en el ejército, el destino del mundo está ahora en manos de Conny, que lleva unos días masacrando insectos a velocidad de vértigo...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Helldivers II se puede resumir de una forma bastante sencilla; aterrizas en un planeta, realizas un montón de tareas y disparas a montones de insectos o robots, que a veces es la tarea principal, y luego vuelves a tu nave. Helldivers II es bastante simple en su esencia, pero, por supuesto, se puedo resumir casi todos los juegos de una forma tan sencilla. Sin embargo, la razón por la que decidí hacerlo así es que tenía un poco de miedo de que todo lo que Helldivers II tenía que ofrecer me pareciera muy simple y repetitivo, y mis primeros saltos a los inhóspitos planetas no hicieron mucho por darme una impresión de algo más. Aterrizas, tienes que llegar a un punto, disparas, realizas la tarea y vuelves a tu nave. Esto se repite una y otra vez y después de unas cuantas partidas casi me sentí un poco lleno, al mismo tiempo había algo entretenido en toda su simplicidad y si estás preparado para lo que te espera aquí y aceptas esta simplicidad, tal vez incluso la encuentres suficiente, Helldivers II consigue muy bien ser entretenido.

Helldivers II

Tras una breve sesión informativa en la que aprendes lo básico, te unes al ejército para salvar a la Tierra de la amenaza. Lo que más llama la atención en el briefing inicial es el hecho de que cosas como la munición nueva, las armas e incluso el apoyo de fuego pueden invocarse introduciendo una breve combinación con el pad de control digital. Por ejemplo, si quieres que llueva fuego sobre tus enemigos, solo tienes que pulsar una pequeña y sencilla combinación que recuerda al código clásico de Konami pero, afortunadamente, mucho más corta.

Helldivers II
Publicidad:

Así que mi primer salto fue en solitario, antes de tener la suerte de darme cuenta de lo mucho más divertido que era con otros, pero durante mi primera misión en solitario conseguí hacer lo que tenía que hacer. Tu primer salto, sin embargo, es en un nivel de dificultad preestablecido muy sencillo y la única vez que conseguí morir fue cuando salía del avión y la nave que me recogía aterrizó sobre mi pobre cabeza. Otro escenario hilarante como mi primera muerte ocurrió unas misiones más tarde, cuando tuve la suerte de que otros tres jugadores aparecieran en mi nave. Además de darme cuenta de que esto es lo que hay que hacer, también me di cuenta de que las misiones son completamente diferentes. A medida que completas tus primeras misiones, también desbloqueas nuevos niveles de dificultad, y saltamos a un planeta cubierto de nieve para matar un poco. Después de una misión exitosa, en el camino de vuelta, un gran insecto apareció un poco delante de mí y apreté el gatillo salvajemente, solo para ver cómo uno de mis pobres compañeros que corría delante de mí salía disparado en pedazos. El fuego amigo existe aquí, así que tienes que mantener la vista en el objetivo correcto. Afortunadamente, se lo tomó bien y no hubo venganza.

Helldivers II

Después de cada misión completada, subes de nivel y cuando tienes que volver a tu nave, es para prepararte para la siguiente misión. A través de un mapa eliges qué planeta quieres visitar, también muestra lo cerca que estás de la victoria, que es un esfuerzo de grupo de todos los jugadores de Helldivers II. La selección de planetas aquí en el lanzamiento es algo escasa, aunque son bastante variados y ofrecen algunas misiones diferentes. En una, por ejemplo, luché contra robots y, con el nivel de dificultad subido, había mucha más tensión que durante mis batallas iniciales con los enemigos. Aquí, cada disparo y cada granada eran importantes y, dado que tanto la munición como las granadas y los paquetes de estímulos tienen un número limitado, es importante usar lo que tienes hasta que encuentres un respiro para pulsar la secuencia y conseguir nuevos suministros.

Estas ordenanzas que puedes invocar se utilizan con bastante frecuencia y, aunque tienen un breve "enfriamiento" antes de poder volver a utilizarse, hubiera preferido que estuvieran un poco limitadas. Los ataques aéreos se vuelven un poco frenéticos cuando estás en un escuadrón de cuatro. Sin embargo, el efecto es muy chulo con explosiones y luces realmente potentes, lo que nos lleva a la parte visual y aquí creo que Helldivers II funciona muy bien en muchos aspectos. Los gráficos no son los más avanzados técnicamente, ni mucho menos, pero todo, desde la imagen y los mencionados efectos de luz son realmente agradables. También hay una buena salpicadura de insecto cuando les disparas, pero un poco más de variedad no le vendría mal. También hay algunas zonas en las que no alcanza el nivel visual con el que estamos bastante mimados hoy en día, pero como fluye tan bien al correr por los planetas, no he sido demasiado crítico con esto en general. También me gustan detalles como ver naves a lo lejos disparando hacia el planeta, lo que da la ilusión de que la guerra se desarrolla en todos los frentes. Sin embargo, lo que más me gusta visualmente son las animaciones fluidas y las bonitas fuentes de luz. La banda sonora añade una gran atmósfera y los efectos de sonido tienen buen ritmo. En definitiva, no es un juego de primera clase en el aspecto técnico, pero es bueno.

Publicidad:
Helldivers II

Una comparación, o más bien una inspiración, que sin duda se nota y que deliberadamente no he mencionado hasta ahora, es la de la película de culto de Paul Verhoeven de 1997. Me refiero, por supuesto, a Starship Troopers. En todo, desde la pequeña película de propaganda inicial hasta el diseño y, por supuesto, los enjambres de insectos contra los que luchas, hay un claro guiño a la película. Y aunque agradezco que Helldivers II sea todo lo que es, sin florituras, creo que podría haberse desarrollado un poco más. La nave a la que vuelves da la sensación de estar bastante desaprovechada, el lore del juego es más bien escaso y, aunque no exijo que lo llenes hasta los topes de actividades y otras cosas, se podría haber potenciado la sensación de que se está librando una guerra a gran escala. Algunas habitaciones extra en tu nave, algunos NPC con diálogos que cambian dependiendo de tu progresión. Habría bastado muy poco para que Helldivers II pareciera más completo. Tampoco me gusta el simple hecho de que tengas que estar conectado todo el tiempo, aunque pretendas ir solo. Antes de terminar este texto, iba a entrar a ver algunos pequeños detalles, pero los servidores estuvieron caídos durante toda la tarde, lo que lo hizo sencillamente imposible, ya que ni siquiera se puede pasar de la pantalla de título cuando esto ocurre.

Helldivers II

Algo que realmente habla a favor de Helldivers II es el hecho de que evolucionará y se añadirán cosas nuevas. Los desarrolladores ya han prometido mucho, pero aunque se vaya a mejorar y a tener menos contenido, yo juzgo lo que tenemos ahora. Pero lo que se añadirá en el futuro indica que esto es algo que crecerá y con ello, espero, será aún mejor. Me imagino, por ejemplo, que los problemas del servidor que ocasionalmente me han impedido jugar es una de esas cosas que mejorará enormemente. Tal y como está ahora, es un entretenido espectáculo de acción que, sin duda, es mejor cuando se juega en compañía.

A pesar de lo repetitivo, me he divertido mucho con él y estoy deseando sumergirme en nuevos planetas para salvar a la humanidad y, citando al difunto Toby Keith: "Estoy aquí fuera, en primera línea. Duerme en paz esta noche". Así que puedes dormir tranquilo o, mejor aún, unirte a la guerra. De hecho, es bastante divertido.

07 Gamereactor España
7 / 10
+
Grandes entornos y efectos de iluminación, buena fluidez, muy divertido con los demás.
-
Repetitivo, carece de variedad de enemigos, requiere que estés constantemente conectado
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Helldivers IIScore

Helldivers II

ANÁLISIS. Autor: Conny Andersson

Aunque nunca se alistó en el ejército, el destino del mundo está ahora en manos de Conny, que lleva unos días masacrando insectos a velocidad de vértigo...



Cargando más contenido