Español
Gamereactor
análisis
Hob

Análisis de Hob

Una sorpresa adorable de los creadores de Torchlight.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Runic Games no es un estudio que se dedique a lanzar juegos a diestra y siniestra, más bien al contrario, ha demostrado que hace poco pero lo hace bien. Tanto Torchlight como su secuela fueron excelentes, y aunque las lógicas del mercado decían que tenían que hacer Torchlight III, se decantaron por seguir su propio instinto. Desde hace unos años han estado enrolados en un proyecto que cambia el estilo y el género, algo original llamado Hob.

Aunque se puede encuadrar como un RPG de acción, Hob y es sobre todo un plataformas con algunos puzles sencillos, combates y algunos elementos RPG. También es un juego que te fuerza a la exploración y evita dártelo todo mascado. En Hob no hay ni una sola palabra, hablada o escrita, el único texto está en los menús, e incluso ahí lo han minimizado. El juego empieza cuando un robot decide rescatar al protagonista, una criatura sin nombre y sin motivación clara. A partir de ahí tienes que ir imaginándote la historia por tu cuenta a medida que participas en su construcción. Todo está tan abierto a la interpretación. De paso, un consejo, echad un vistazo al cómic que sirve como preludio aquí.

Se puede decir lo mismo de su jugabilidad, porque Hob te cuenta lo basiquísimo y ya está. No hay una flecha que seguir ni un tutorial con el que avanzar, tan solo un mapa que te dice a dónde tienes que llegar y dónde encontrar los coleccionables, que no cómo hacerlo. Tienes que ir resolviendo los puzles, cruzando las plataformas e investigando por tu cuenta. Pero lo más grande de este título es que, a pesar de todo, nunca llegamos a sentirnos perdidos o abandonados, o al menos no hasta el punto de no poder salir del atolladero con un paseo.

El mundo de Hob es precioso y también muy original, y algo misterioso. Por todas partes aparece una extraña "corrupción" que no se sabe de dónde viene y, en términos generales, el objetivo es eliminarla y devolver al planeta su belleza natural. Por eso las acciones y decisiones afectan, no solo estéticamente, sino que el escenario también es un puzle gigante con partes móviles. Al activar un interruptor puede que estés transformándolo todo, pero siempre sin provocar que las piezas dejen de encajar, como un Lego.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
HobHobHob

El diseño es muy ingenioso y sirve como demostración de esa capacidad de Runic Games para construir mundos. Es impresionante ver cómo encaja todo, como se conecta y cómo reacciona. Por eso explorar es tan interesante, porque vas descubriendo secretos en caminos que podrían haber estado ocultos mucho tiempo. También ayuda mucho ese estilo exquisito que acompaña, con colores vivos. Los entornos se aprovechan de su ambientación global, de esos efectos de sonido y esa banda sonora discreta que no trata de imponerse pero acompaña e invita a seguir la aventura.

Hob es ante todo un plataformas en tercera persona con planos de cámara fijos y un sistema de control sencillo que funciona bien. Cuando no consigues llegar a una zona generalmente crees que la culpa es tuya por no hacerlo bien, ni por el diseño ni por la respuesta. No hay que pensar demasiado para resolver los acertijos que plantea, casi todos de tipo físico y movimientos. Y para los ataques se sirve de un golpe fuerte y otro flojo, un bloqueo con escudo y un par de técnicas defensivas más.

Se puede decir que hay suficiente como para tener variedad, pero no es un aspecto destacado. Pasa lo mismo con esa parte evolutiva o errepegera que te permite conseguir puntos durante la aventura para aplicárselos al personaje. No hay atributos que mejorar, son para comprar habilidades nuevas o equipamiento como el escudo que decíamos. También hay que encontrar recetas para mejorar en salud y energía, que invitan a explorar un poco más y no ir siempre al objetivo.

Una experiencia fluida con un juego pulido, pero que también tiene sus pequeños baches. Hay momentos, sobre todo cuando se ve mucho escenario de fondo, en el que la tasa de refresco de imagen sufre. Además también le quedan algunos bugs, uno de los cuales obligó a reiniciar. Lo que más puede afectar a un jugador normal son las cámaras fijas, porque en una cantidad pequeñita pero mencionable de ocasiones dan lugar a situaciones molestas.

Nada que te haga dejar el juego a un lado, desde luego, porque la experiencia en general es muy buena. Son diez horas sin haberlo acabado del todo de explorar con algunos aderezos. Un juego para quienes quieren descubrir mundos originales, bien diseñado y técnicamente digno. Que por los 19,99 euros que cuesta es más que recomendable.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
HobHob
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Es muy bonito. Un mundo inspirado. Buen equilibrio entre plataformas, puzles y acción. A buen precio.
-
Su cámara guiada a veces te complica. Hay gente que se puede perder en su trama y en su jugabilidad. Caídas de fps.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

HobScore

Hob

ANÁLISIS. Autor: Ricardo C. Esteves

Una sorpresa adorable de los creadores de Torchlight.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.