Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entrevista Hideo Kojima Guía completa Sekiro eFootball PES 2020 ventas Análisis FIFA 20
Español
Portada
avances
Humankind

Humankind - primeras impresiones

Hemos echado un vistazo al próximo título de estrategia de Amplitude Studios y nos hemos llevado una grata sorpresa.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Sabíamos que íbamos a ver el nuevo título de Amplitude en la Gamescom porque lo ponía en nuestra agenda del evento, pero no teníamos ni idea de cómo iba a ser hasta que llegamos. Al principio pensamos que probablemente sería una continuación de la franquicia Endless, que ha llevado a la desarrolladora francesa al espacio (Endless Space 1 y 2), a un reino de fantasía (Endless Legends) y a las profundidades del diseño roguelike (Dungeon of the Endless). Sin embargo, lo que nos encontramos en Colonia nos sorprendió para bien y mucho más de lo que esperábamos.

Humankind es un juego de estrategia 4X histórico, que a simple vista no se aleja demasiado de Civilization, el título más representativo del género, en cuanto a estilo visual y tema general. No obstante, dejando a un lado el parecido temático, parece que el estudio ha dado con una serie de ingeniosas maneras de diferenciarse de los títulos de Firaxis y la demostración práctica que tuvo lugar en la sala abarrotada del evento nos dejó realmente impresionados.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Vamos a pasar directamente al final para comentar una de las principales diferencias entre este título y otros anteriores que habían seguido un camino similar. En otros juegos de estrategia 4X, que consisten en eXplorar, eXpandirse, eXplotar y eXterminar, normalmente la civilización ganadora es la que consigue tener mayor capacidad ofensiva. Aparte de este requisito, en anteriores títulos vimos otros medios alternativos para ganar, como la victoria cultural y la tecnológica, pero Amplitude rompe las reglas de antaño y ofrece una manera totalmente nueva de alcanzar la victoria: la fama. Como vemos, en este caso lo importante no es el final, sino cómo los jugadores dejan su marca en el mundo y en la historia. Ahora el éxito se mide mediante la fama y, como novedad, incluso aunque hayamos llegado al final del juego a duras penas y nuestro mejor momento haya quedado muy atrás, si este ha sido verdaderamente glorioso puede que sea más que suficiente para asegurarnos un buen nivel de fama y, por consiguiente, ganar.

Durante la demo empezamos viendo a los desarrolladores trasladar una tribu neolítica por el mapa (que tenía un aspecto entrañable, por cierto) en busca del lugar idóneo para echar raíces. No obstante, no transcurre mucho tiempo hasta tener que tomar las decisiones que darán forma a nuestra creciente civilización. Las primeras decisiones tecnológicas incluyen tallar piedra, estudiar las plantas y construir con zarzo y barro. Tras elegir una de estas habilidades, iniciamos nuestro camino hacia la influencia cultural, pero en este caso no consiste en tener una facción definida desde el principio, sino en moldearla mediante las decisiones que tomamos a lo largo de la partida.

Otro aspecto realmente interesante es que conforme avanza la historia en lugar de mantenernos con la civilización elegida, podemos modificarla. A medida que el escenario cambia, se nos da la oportunidad de redirigir el curso de nuestro viaje cultural, y, a su vez, al cambiar de época podemos mezclar nuestra cultura con otras si lo deseamos, por ejemplo, cambiando el objetivo de la expansión militar por el del comercio. Cada cultura está conformada por tres elementos: una característica de facción, un edificio especial y una unidad militar. Conforme evolucionamos mantenemos nuestras antiguas características, que básicamente se superponen con otras nuevas. Con esto se pretende reflejar la naturaleza de crisol propia del mundo real, ya que, como dijeron los desarrolladores durante la presentación, ninguna cultura se define por una influencia dominante e inamovible, sino por la interacción con las demás culturas, y con interacción nos referimos a comercio, intercambio cultural y, por supuesto, guerras.

Humankind

La disposición del mapa resultará muy familiar a quienes hayan jugado a Endless Legend, al menos por el hecho de que las ciudades constituyen una parte fundamental del juego. Todas las regiones se definen por sus ciudades y no puede haber varias ciudades juntas, sino que se limitan a una por cada región (aunque podemos tener puestos de avanzada en regiones sin reclamar). Nuestras ciudades pueden expandirse, pero lo verdaderamente genial es que conforme avanza la historia podemos tener ciudades formadas por múltiples influencias culturales. No está del todo claro hasta qué punto podemos mezclar los diferentes estilos, pero nos parece que aporta un toque novedoso y original a la manida fórmula de los juegos de estrategia.

En la demo de la Gamescom avanzaron muy rápidamente por las distintas épocas y pudimos la evolución desde Roma hasta Khmer, con sus nuevas unidades y edificios por toda la ciudad, antes de incorporar características traídas de China y posteriormente convertirse en una cultura germánica (después de todo, estábamos en Colonia). También pudimos ver una enorme ciudad con edificios de todo tipo que ocupaba gran parte del mapa. Naturalmente, el mapa que mostraron en la demo se parecía a Europa.

Lógicamente, puesto que se trata de un 4X de tema histórico, debemos llevar a cabo investigación científica, explorar regiones, explotar recursos y dirigir guerras. Un elemento especialmente interesante es que la topografía juega un papel muy importante y que las diferentes elevaciones del terreno cumplen una determinada función durante las batallas. A propósito, Amplitude ha confirmado que en este título tenemos mucho más control táctico de las batallas y que la geografía que nos rodea constituye una parte fundamental de nuestra estrategia. Durante la demostración no pudimos ver mucho sobre este aspecto, pero estamos deseando ver cómo se desarrolla.

Humankind

Como hemos mencionado anteriormente, aunque pintar el mapa con nuestro color puede ser una manera de asegurarnos la victoria, el objetivo del juego es conseguir fama. Lo más importante es dejar nuestra huella en la historia a través de nuestras acciones, adaptándonos a cada situación al adoptar nuevas características culturales como nuestras. También podemos mantener nuestra cultura original intacta, aunque resulte difícil conforme empezamos a obtener nuevas habilidades, pero este tipo de restricciones también sirven para conseguir más fama. Por otra parte, existen diferentes configuraciones para ajustar el juego a nuestro gusto (un mapa de tamaño mediano con un número reducido de jugadores supone una partida de entre 6 y 10 horas aproximadamente) y un gran abanico de opciones que explorar. En pocas palabras, disponemos de muchas formas diferentes de obtener fama y gloria en nuestro camino hacia la victoria.

En definitiva, estamos muy impresionados con Humankind, pero vamos a tener que esperar y ver cómo se desarrolla esta nueva idea que todavía queda muy lejos. Sabemos que el título será lanzado el año que viene, pero la razón de la fecha de salida y las plataformas para las que estará disponible se mantienen en secreto. Solo podemos decir que Amplitude nos ha sorprendido gratamente, no solo porque se han alejado de la franquicia de Endless que había definido el estudio hasta ahora, sino también por la forma en la que el equipo está explorando y aportando nuevas ideas al género de estrategia 4X de tema histórico.

Humankind

Contenido relacionado

Cargando más contenido