Español
Gamereactor
avances
Famicom Detective Club: The Missing Heir And The Girl Who Stands Behind

Impresiones con Famicom Detective Club: una novela visual de antaño en Nintendo Switch

El creador de Metroid vuelve en Nintendo Switch con su primera historia, ahora acompañada de bonitos gráficos.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En 1988 Nintendo lanzó para la Family Computer Disk System la bilogía Famicom Tantei Club, dos juegos de detectives conectados por su historia. Fue el primer trabajo como guionista de Yoshio Sakamoto, quien cobraría importancia en la compañía para encabezar la serie Metroid tras haber trabajado como diseñador en la primera entrega. Con estos antecedentes, el juego doble ya es un documento histórico en sí mismo, y que 33 años después llegue por vez primera a occidente es un notición para los interesados en los videojuegos y sus orígenes.

En Nintendo Switch la bilogía se estrenará el próximo 14 de mayo en forma de remake como el pack indivisible Famicom Detective Club: The Missing Heir And The Girl Who Stands Behind. En esencia, estamos ante las novelas visuales originales, solo que con los textos traducidos del idioma nipón al inglés, música y voces añadidas en japonés, y los gráficos redibujados en HD.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Por aquello de que "La chica que está detrás" ya tuvo un remake para SNES, en los últimos días empezamos la historia por "El heredero perdido", lo que nos ha servido para hacernos una primera idea de lo que espera a los fans de los "murder mystery".

Lo primero que llama la atención de Famicom Detective Club en Nintendo Switch son, lógicamente, sus gráficos. No solo por el salto esperable a nivel de resolución desde la era de los 8 bits, sino por su delicadeza y finura, a primera vista por encima de otras visual novels para consolas actuales. Los dibujos parecen sacados de un anime y los movimientos de los personajes les aportan mucha vida y naturalidad.

Lo segundo, por contraste, es el arcaico sistema de juego. Los desarrolladores de Mages no han querido tocar las mecánicas originales, lo que hace que la experiencia en las primeras horas sea bastante durilla. Hay que seleccionar opciones de exploración y diálogo a través de menús, y su estructura no es la más intuitiva del mundo, mucho menos en 2021 cuando los estándares han mejorado tanto. Por esto, nos hemos visto dando vueltas por las palabras de acción como hacíamos antaño y, además, resulta que hay que volver a probar opciones sin marcar para conseguir nuevas respuestas y así avanzar la historia.

Famicom Detective Club: The Missing Heir And The Girl Who Stands Behind

También nos parecía chocante y anticuado que no hubiera opción de guardar la partida en cualquier momento, como en casi todos los juegos del género, y que tuviéramos que depender de los ocasionales guardados automáticos. Resulta que sí había opción, pero bajo el confuso término de "Quit Investigation". Eso sí, las opciones "Plot review" y "Backlog" siguen siendo la mar de útiles, la primera narrada y todo.

La trama por ahora está repleta de clichés del género de las novelas de misterio, pero recordemos que el bueno de Sakamoto tenía el encargo de hacer un juego de detectives con esos ingredientes a finales de los 80, por mucho que ahora nos suenen al sota, caballo y rey de las aventuras de investigación. Están todas las señas de identidad que tantas veces hemos visto en libros, series e incluso la mayoría de visual noves niponas: personaje protagonista que ha perdido la memoria, familia rica con herencia a repartir y posible asesinato por resolver.

Muy japonés y mucho japonés

En lugar de la tía Ágata hablamos de la abuela y presidenta Kiku Ayashiro, líder de la familia del mismo nombre hasta que muere en circunstancias sospechosas. No contaremos más por ahora sobre los demás familiares y las posibles direcciones de la historia, pero comprobaremos la la calidad del guion y su desenlace, pues sustentan todo el atractivo de esta obra.

La dinámica de juego consiste en recabar pistas (la libreta recoge notas sobre los personajes), hablar con multitud de personas con posible conexión y, cuando llegue el momento, ir recuperando la memoria con la opción "Remember". Los escenarios también se pueden examinar con una mecánica de lupa bastante torpe, por cierto.

En general, parece que la historia se ambienta en el Japón más rural, y los personajes muestran sus rasgos más característicos. Para añadir a esta ambientación, se han grabado voces en el idioma original, lo que es un detallazo para coleccionistas.

Que los textos estén solo en inglés y no haya traducción a español impedirá que muchos fans puedan descubrir estas historias, y si bien es algo impropio de Nintendo, también es el movimiento que vimos recientemente con Fire Emblem: Shadow Dragon and the Blade of Light; son juegos considerados para un nicho muy concreto de coleccionistas y cuya primera localización occidental se limita a un único idioma.

Pero antes de exigir o suspirar por una traducción a castellano, seguiremos viendo qué tal avanza Famicom Detective Club, cómo se deja jugar a la larga y cómo de buena es su historia realmente. En sus primeros compases, es un juego bastante tosco y torpón, casi como si el original de NES estuviera funcionando por debajo del bonito apartado audiovisual. Así, aunque estuviera en español, le costaría llamar desde la mesita a una audiencia que se desveló hace no tanto con los Hotel Dusk, Profesor Layton, Phoenix Wright, Another Code y compañía.

Famicom Detective Club: The Missing Heir And The Girl Who Stands BehindFamicom Detective Club: The Missing Heir And The Girl Who Stands BehindFamicom Detective Club: The Missing Heir And The Girl Who Stands Behind

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.