Español
Gamereactor
avances
Helskate

Impresiones con Helskate: Diversión caótica para los amantes de los desafíos

El roguelike de acción y patinaje de Phantom Coast ha entrado en acceso anticipado, y hemos tenido la oportunidad de probar suerte derrotando a los dioses de Vertheim.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Los aficionados al skateboard están ansiosos y a la espera de ver qué tiene preparado el desarrollador Full Circle para su reinicio de la franquicia pero, mientras ese juego sigue en fase de producción y sin una fecha de lanzamiento a la vista, los fans de la tabal buscan sin duda algún lugar en el que entretenerse por el momento. El desarrollador Phantom Coast podría tener el título perfecto para ello, aunque es cierto que este proyecto, Helskate, es un poco diferente a los juegos de monopatín tradicionales que hemos visto en el pasado.

HQ

Esto se debe a que Helskate es en realidad un roguelike lleno de acción, hack and slash, construido en torno a la mecánica del monopatín. Puede parecer mucho para digerir, y francamente lo es. Te pones en la piel de un protagonista a lo Hades y empiezas a recorrer el mundo de Vertheim, donde te abres paso dando volteretas, haciendo trucos, grindando y dando tajos a través de diferentes monstruos mientras acumulas combos increíbles en habitaciones individuales, todo ello con el objetivo de llegar hasta un jefe, considerado uno de los Dioses del Patinaje. Con un diseño de tipo roguelike, no se espera que tengas éxito desde el principio, sino que reúnas y acumules recursos que puedes utilizar para mejorar permanentemente a tu personaje y hacerlo más eficaz y resistente ante el peligro.

En muchos sentidos, Helskate no es más que un roguelike. La mecánica de patinaje es más una gracia que una necesidad. Puedes adentrarte en un nivel y limitarte a cazar monstruos antes de pasar a la siguiente sala, pero eso le restaría diversión y emoción al juego. Helskate destaca cuando se trata de encadenar combos, ya sea atravesando una barandilla o subiendo manualmente por un 'halfpipe', aterrizando con un 'triple kickflip' y rebanando después a un enemigo en pedazos. También hay una razón para complicarse la vida con trucos retorcidos, ya que cada sala viene con una serie de desafíos secundarios que, cuando se completan, recompensan con monedas extra, muchas de ellas ligadas a combos y trucos específicos, pero algunas relacionadas con la recogida de letras Helsk8 (como las letras Skate que hemos visto en otros lugares) o el destrozo de objetos en un nivel. Sin embargo, y lo que es más importante, trucar y construir un combo hará que tus ataques sean mejores, más efectivos, e incluso les otorgará beneficios adicionales, como ataques elementales, suponiendo que hayas desbloqueado las ventajas y habilidades adecuadas de antemano eligiendo las recompensas adecuadas por completar una sala.

Publicidad:
HelskateHelskate
Helskate

La idea central de un roguelike sigue siendo muy evidente en este juego. A medida que avanzas, te vas haciendo más fuerte, pero también te encuentras con enemigos más exigentes y mortíferos, y al final llegas a un punto en el que te superan con creces. La idea es utilizar las monedas que ganas en una carrera para adquirir mejoras permanentes en un punto central que, en última instancia, hacen que cada carrera sea más fácil, y eso se utiliza claramente en Helskate, aunque ahora mismo no sea tan importante, ya que esta versión de acceso anticipado aún no tiene una gran cantidad de niveles en los que progresar.

Esto es algo importante a tener en cuenta, ya que el contenido limitado no se limita al número de niveles únicos disponibles, sino que incluye el tipo de desafíos que se te ofrecen, los mapas que aparecen, los enemigos a los que te enfrentas e incluso el contenido que se ofrece en el mundo central al que se puede acceder entre partidas. Helskate parece estar en una fase muy temprana de su fase de Acceso Anticipado, y eso se extiende también al diseño de la interfaz, los gráficos, el rendimiento y mucho más. Está claro que este juego tiene mucho potencial, pero va a llevar un tiempo verlo crecer hasta convertirse en algo más completo y digno de ser comprado.

Publicidad:

En lo que espero que Phantom Coast ponga un poco más de énfasis a medida que continúe su desarrollo es en el perfeccionamiento de las mecánicas de patinaje. Hay un montón de opciones y formas de hacer alarde de tus habilidades, pero los sistemas tal y como están son muy difíciles de dominar, e incluso a veces parecen demasiado castigadores. Las mecánicas de manual y molienda son demasiado sensibles y hacen que completarlas sea frustrante, los combos se pierden con demasiada facilidad y, como Helskate es un juego de ritmo muy, muy rápido, es exigente ser capaz de dominar todas las combinaciones de trucos y entradas diferentes al mismo tiempo que se evaden los ataques enemigos y se asestan golpes ofensivos también. A veces, Helskate parece un poco exagerado, y creo que la mejor forma de explicarlo es que a menudo hay demasiados cocineros en la cocina a la vez, y el juego se beneficiaría si pidiera al jugador que realizara menos acciones a la vez.

HelskateHelskate

Pero al mismo tiempo, respeto el juego que Phantom Coast ha creado aquí. Veo que Helskate puede resultar desagradable para mucha gente a la que le cueste adaptarse a la mecánica casi de juego de lucha mezclada con la velocidad y el caos de un título bullet hell. Es exigente, pero tiene sus momentos y muestra mucho potencial. Entre las complejas mecánicas que dan al jugador mucha libertad de acción si es capaz de dominarlas, la banda sonora punk que se adapta perfectamente a la acción y el tema, y los sistemas roguelike que castigan, pero ofrecen muchas opciones, Helskate tiene un futuro brillante. Pero no será para todo el mundo, y eso también está muy bien.

Contenido relacionado



Cargando más contenido