Español
Gamereactor
avances
Lords of the Fallen

Impresiones de Lords of the Fallen: Jugamos cuatro horas al A-RPG de fantasía oscura de Hexworks

Hemos volado hasta Londres para ver en profundidad el título que comparte nombre con su predecesor.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El nuevo RPG de acción y fantasía oscura del subgénero soulslike Lords of the Fallen se acerca a su lanzamiento el 13 de octubre de 2023. Pero mucho antes de eso, tuve la oportunidad de viajar a Londres para asistir a un evento exclusivo. Bajo el estruendoso ruido del metro londinense, me senté a jugar durante unas cuatro horas, intentando (y a menudo fracasando) abrirme camino a través de paisajes muy bien ambientados y de enemigos implacables.

HQ

Lords of the Fallen tiene lugar mil años después de los acontecimientos del anterior juego del mismo nombre. Adyr, el dios demonio desterrado, prepara su regreso, y solo un oscuro cruzado armado con una linterna mágica que abre un portal al inframundo se interpone en su camino. En comparación con el juego de 2014, el desarrollador Hexworks afirma que Lords of the Fallen tiene un combate más rápido, un mundo cinco veces más grande y elementos RPG más grandiosos. Hay más formas de elegir estilos de lucha individuales y más opciones de personalización del equipo, por ejemplo. Sin embargo, la mayor novedad es que este juego se desarrolla en dos mundos paralelos: Axiom, el mundo de los vivos, y Umbral, el mundo de pesadilla de los muertos.

Al comenzar mi sesión de previsualización, primero elegí una de las clases disponibles. Las distintas clases hacen hincapié en las opciones clásicas de los juegos de rol: ataques cuerpo a cuerpo, a distancia o mágicos. Uno de los desarrolladores me recomendó la ágil (aunque poderosa) clase Warwolf, centrada en el cuerpo a cuerpo, pero teniendo en cuenta mi inexperiencia en los juegos tipo Souls, decidí optar por la clase Knight porque era la que tenía más salud. Tras una breve escena de introducción, me adentré en Axiom. Las primeras fases, dentro de unas cavernas, te permiten familiarizarte con el juego y te enseñan lo básico sobre cómo atacar, parar y rodar. Sin embargo, desde el principio me resultó bastante difícil realizar algunas de las acciones más complejas, como desollar almas con la linterna azul. Esto te permite arrancar el alma de un enemigo para poder atacarlo y causarle más daño.

Publicidad:
HQ

Tras completar el entorno inicial, empecé a explorar más de Axiom. Durante mi vista previa, pude ver varias localizaciones diferentes. he luchado contra peregrinos zombis en un pueblo de fantasía medieval, he guerreado contra fanáticos religiosos y guerreros acorazados en andamios de madera al borde de un acantilado, y a menudo me mataban gigantes no muertos que me aplastaban la cabeza en una red de minas que llegaban a lo más profundo de una montaña. Me quedé muy impresionado por la atmósfera que Hexworks consigue crear en estos entornos. Los lugares por los que me moví eran sencillamente impresionantes y muy apropiados para el género, y fácilmente una de las mejores cosas de Lords of the Fallen. Cada pocos pasos me tenía que parar embobado ante las decoraciones en las paredes, hileras de velas y arquitectura detallada en el interior de un gran santuario con aspecto de catedral. Además, el ambiente de fantasía oscura mejora aún más cuando entras en Umbral, el inframundo.

La linterna mágica de color azul te permite asomarte y caminar por el inframundo de Umbral en todo momento. Umbral es espacialmente casi idéntico a Axiom, pero es mucho más oscuro y mires donde mires hay muerte a tu alrededor. El suelo y las paredes suelen estar cubiertos de montones de cadáveres retorcidos que se agrupan. En otras ocasiones, a lo lejos se ven enormes criaturas parecidas a cadáveres, que a veces forman puentes de carne hacia otras zonas. Los zombis también aparecen constantemente cuando estás en Umbral, y aunque no son muy fuertes, se unen a los enemigos contra los que ya estabas luchando. Como me costó mucho luchar contra los enemigos, pasé mucho tiempo en Umbral, de donde solo puedes volver a Axiom en los campamentos y en los portales de un solo uso que te llevan de vuelta.

Publicidad:

Umbral también añade elementos de juego interesantes, ya que te permite llegar a zonas que están fuera de los límites en Axiom. En alguna ocasión me vi obligado a viajar a Umbral para sortear una zona infranqueable llena de agua. En otra ocasión, levanté mi linterna y descubrí una escalera oculta de Umbral que me llevaba por el borde de un acantilado, donde encontré un bonito escudo de acero. Lords of the Fallen también tiene algo de plataformeo en su jugabilidad, que a menudo requiere que uses tu linterna para tirar mágicamente de un cadáver no muerto de aspecto especialmente atormentado que cuelga de un saliente. Por último, el submundo Umbral también permite a los jugadores una segunda oportunidad para luchar a lo largo del juego. Teniendo en cuenta la dificultad del juego, creo que es un buen añadido para los jugadores menos experimentados (o hábiles) como yo.

Lords of the FallenLords of the Fallen

En cuanto al argumento del juego, he visto lo justo para hacerme una idea de la historia de fondo. Hay algunos fragmentos de diálogo repartidos por el juego, pero son fáciles de saltar y no resultan especialmente inspiradores. Sin embargo, parece que cumplen su función de contar la historia, sobre todo cuando hay tantos paisajes impresionantes de los que disfrutar. En algunos lugares también hay huellas del pasado, que visualizan lo que ocurrió cuando Axioma fue invadida por las fuerzas del mal. Sin embargo, las figuras que aparecen están hechas de toscas e irregulares líneas blancas. No son tan atractivas como el resto del juego, y a mí me parecieron dibujos conceptuales inacabados en un editor 3D. Es un elemento del juego al que se ha prestado mucha menos atención.

Así que, en cuanto a la historia, mis impresiones preliminares son un poco contradictorias. Sin embargo, Lords of the Fallen se centra en el combate. Y por lo que he podido ver en esta demo, Lords of the Fallen es un juego muy difícil de jugar, con muchas capas en su sistema de combate. La primera parte del juego me enseñó a entrar en combate primero con una unidad elegida y luego combinar ataques, paradas y movimientos evasivos para derrotar a los enemigos. También es posible cambiar tu postura de combate, en el caso del caballero cambiando entre luchar con espada y escudo o blandir la espada con las dos manos para conseguir golpes más potentes y lentos. Otras armas cuerpo a cuerpo que probé fueron un gran martillo y una larga lanza cortante. Debido a mi clase, no pude probar mucho los ataques a distancia y no vi ninguno de los tres tipos de magia que también hay en el juego. Sin embargo, vi arcos, ballestas y diferentes tipos de armaduras a la venta en uno de los vendedores.

Aunque en un principio pude controlar a los enemigos que se me echaban encima, al cabo de una hora de mi sesión de cuatro horas ya estaba empezando a pasar apuros. En la aldea medieval, me enfrenté a una combinación de enemigos. Peregrinos zombis encapuchados que blandían cruces de madera como armas me atacaban cuerpo a cuerpo, mientras que también aparecían unidades a distancia con ataques mágicos. Con los múltiples enemigos que se me echaban encima, a menudo me olvidaba de trabar combate y me limitaba a dar hachazos y tajos a mi alrededor y a rodar. Al no ceñirme bien (involuntariamente) a la mecánica de combate del juego, me costó mucho progresar y moría con frecuencia. Intenté bloquear y parar, pero aun así me golpeaban a menudo. Tampoco entendía muy bien la utilidad del vigor y la mecánica de desollar almas. Con el tiempo escaseando, acabé pasando por delante de muchos enemigos para llegar al primer combate contra el jefe.

HQ

El primer jefe ya aparecía en uno de los tráilers y se llama Pieta. Básicamente, es una especie de gran valquiria con espada que combina ataques cuerpo a cuerpo y a distancia que debes bloquear o esquivar. Solamente pude derrotarla porque los desarrolladores me multiplicaron por 10 los valores de ataque normales, aunque no recibí un aumento de mi salud. Aun así, los cuatro combates contra jefes a los que jugué fueron realmente tensos y me tuvieron al borde del asiento. No solo tienes que combinar defensa y ataque, sino que los jefes también pueden cogerte e infligirte un daño enorme al hacerlo. También tuve que asomarme a Umbral (cuando no estaba ya allí) para ver si los jefes no estaban potenciados por los llamados parásitos del inframundo. En ese caso, tendrás que eliminarlos primero.

Los jefes contra los que luché durante mi vista previa eran todos un poco diferentes y muy desafiantes. Después de Pieta había otra jefa que disparaba magia en un espacio reducido, y otra que podía invocar a grandes sabuesos. El jefe final contra el que luché era el más aterrador, llamado "Amasijo de carne": un monstruo enorme hecho de carne y múltiples filas de dientes con largos brazos que te golpeaban constantemente. En algún momento acabé dentro de su cuerpo tras ser engullido, pero conseguí salir y continuar la lucha. Gracias a mi arma potenciada también conseguí derrotarlo, pero no me imagino haciéndolo de otra forma. Más tarde supe por uno de los desarrolladores que este jefe, ya de por sí desafiante, seguía siendo uno de los primeros del juego.

A pesar de mis dificultades, creo que me llevé una impresión lo bastante buena del sistema de combate del juego como para saber que tiene mucha profundidad. El director creativo de Hexwork, Cezar Virtosu, me contó que, por ejemplo, al extraer el alma de los enemigos se pueden recoger runas que sirven para mejorar las armas. Del mismo modo, hay un herrero en algún lugar que aumentará el daño de tus armas. Mi único comentario sobre el combate es que tanto mi personaje como mis enemigos rodaban o se alejaban a lugares extraños. Por ejemplo, un enemigo que disparaba magia se quedó atascado flotando en el borde de una plataforma las dos veces que luché contra él. Además, otros asistentes al evento que eligieron clases más centradas en el combate a distancia me dijeron que les costaba mucho hacer daño a los jefes.

Lords of the Fallen
Aquí vemos a Pieta "repartiendo amor".
Lords of the FallenLords of the FallenLords of the Fallen

En resumen, lo que más parece destacar en Lords of the Fallen es la combinación de lugares fantásticos y muy atmosféricos, un interesante giro en la jugabilidad con el mundo Umbral paralelo, y combates muy difíciles contra una gran variedad de enemigos y jefes. Sin embargo, he notado algunos fallos de movimiento extraños aquí y allá, y no me gusta la forma en que se cuentan algunas partes de la historia. Espero que Lords of the Fallen se convierta en un nuevo éxito de los soulslike, sobre todo si te gusta el modo cooperativo, ya que cuenta con un multijugador cooperativo muy pulido y elaborado, con el que saldrá a la venta el 13 de octubre para PS5, PC y Xbox Series X.

Contenido relacionado

0
Lords of the FallenScore

Lords of the Fallen

ANÁLISIS. Autor: Kieran Harris

Hexworks ha reiniciado el RPG de acción Souls-like, y hemos pasado la última semana explorando sus mundos paralelos y enfrentándonos a todo tipo de enemigos bastante duros.



Cargando más contenido