Español
Gamereactor
avances
Phantom Blade: Zero

Impresiones Hands-on: Phantom Blade: Zero podría pasar de alumno a Sifu en el arte marcial del hack 'n slash

Hemos jugado a la demo de SGF para PS5, que no te da ni medio segundo de respiro.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

"Con un toque Soulslike". O "RPG de acción centrado en el combate con énfasis en el contraataque". Y, faltaría más, en un "entorno único de fantasía oscura". Hemos visto muchos juegos que se ajustan a esta descripción en los últimos dos años. Quizá demasiados. Y el Summer Game Fest de estos últimos días en Los Ángeles demostró, con su concurrida ronda de nuevos contendientes, que esto ya no es solo una tendencia. Ca podría llamarse plaga.

Phantom Blade: Zero

Así que, cuando es más difícil que nunca destacar en un género sobresaturado, me sentí bien y refrescado al probar algo como Phantom Blade: Zero y hablar con los desarrolladores de S-Game. Sí, desde fuera puede parecer otro RPG de acción asiático del mismo estilo, pero al saber más sobre cómo es y cómo se siente, soy moderadamente optimista, ya que acojo con satisfacción su enfoque ligeramente diferente. Puede que tenga que ver con el joven, pero talentoso y apasionado equipo de desarrollo. Con sus orígenes chinos, con una clara inspiración en los cuentos oscuros y el arte marcial kung-fu de su patria, pero filtrados por la educación occidental y una visión más amplia del mundo, el público y los diferentes gustos.

En primer lugar, no pretende ser un "Soulslike". A pesar del diseño del mapa con múltiples capas, se trata de un hack-and-slash lleno de acción, en el que tus habilidades y reflejos se pondrán a prueba, y en el que cosas como los implacables enemigos aleatorios o los enemigos que resurgen se han eliminado de la ecuación. Al mismo tiempo, esa prueba será tan desafiante como tú quieras, ya que el sistema de combate de ritmo rápido y las posibilidades de combo hacen que intente satisfacer a los fans de juegos como Devil May Cry o Ninja Gaiden.

Publicidad:

Dos armas de hoja que cambias con la cruceta izquierda del DualSense (una espada larga y la daga dual Sanguine, más rápida). Dos armas secundarias (a distancia en la demo), los llamados Filos Fantasma, que cambias con el D-pad derecho. L1 para parry, pero por supuesto, R1 para esquivar/esprintar. Cuadrado para ataques rápidos, Triángulo para golpes más fuertes. Puedes encadenar y combinar ambos, pero estos últimos cuestan energía Sha-Chi. No te preocupes: cambia de arma a mitad del combo para reponerla. Si mantienes pulsado L1 te "concentras", lo que te hace bloquear automáticamente, pero también consume tu poder... o el del enemigo. Haz que bloqueen mucho y perderán también su Sha-Chi, abriéndose a los rematadores. Salta/recorre con X grácilmente (ya que aquí "te mueves como el agua"), agáchate con L3 y fija objetivo con R3. Bloquea a la perfección los Movimientos Brutales azules entrantes para esquivar a tu rival ocn un 'ghostside'. Esquiva perfectamente los rojos imparables con el mismo fin.

Para saber más sobre el juego, echa un vistazo a mi entrevista con el director del juego "S" a continuación

HQ

¿Lo entiendes? Es similar a muchos otros juegos del mismo estilo, pero la velocidad de los movimientos, la coreografía inspirada en el kung-fu o la precisión de las paradas marcan aquí la diferencia. Por no mencionar que los Phantom Edge pueden llegar a ser realmente salvajes y exagerados. En la demo, uno era un arco más tradicional, pero el otro, oh, el otro, era el Cañón Tigre, un accesorio de brazo similar al de Samus que puede cargar una explosión o incluso actuar como lanzallamas supresivo.

Publicidad:

Aunque la demo no era extremadamente exigente, rápidamente me hice abajo en la cruceta para curarme tomando un sorbo de una poción. En cualquier caso, vi la pantalla de la muerte varias veces. Los minijefes como Tie Sha the Frenzy o Commander Cleave requerían mejor sincronización y estrategia, con sus patrones más complejos y sus golpes devastadores. Pero la guinda del pastel de la demo fue Huangxing, el Pilar Hundido de Kunlun, un corpulento hijo de bruja que lanza un regalito muy especial, una especie de guillotina voladora con forma de mayal hueco, pero con cuchillas. Su idea creativa es ponérsela en la cabeza al jugador, primero como un sombrero elegante, pero en realidad para decapitarte.

Phantom Blade: ZeroPhantom Blade: Zero
Phantom Blade: Zero

Esa arma decapitadora en concreto tiene un diseño realmente interesante, que de nuevo intenta diferenciar este juego. Proviene de la tradición fantástica oscura china, según me dijeron los desarrolladores, lo que, junto con la inspiración y filosofía del kung-fu real (y el hecho de que recomiendan jugar con VA china para una mayor inmersión), añadirá un toque muy distintivo, o al menos ese es el plan.

Por suerte, en situaciones tan intensas, algunos elementos del entorno pueden utilizarse en tu beneficio. Por ejemplo, pulsando X al acercarte a un pilar junto a Huangxing, una indicación sensible al contexto hará que el personaje escale la piedra para intentar encontrar la espalda del hijo de los mil horrores. Ese fue el principio de su fin, que finalmente llegó con nuestro ataque definitivo Oleada de Poder. Pero hay una trampa, ya que aunque sobreviviéramos esta vez, el protagonista tiene 66 días para cumplir su misión, de lo contrario estaría muerto de todos modos, con múltiples finales disponibles.

A estas alturas, Phantom Blade: Zero tiene una pinta aceptable, visualmente hablando. Sin fecha de lanzamiento concreta, veremos cómo sigue perfilándose en los próximos meses y en próximos eventos de juegos, ya que en S-Game parecen ansiosos por recoger opiniones, compartir su obra de amor y crear potencialmente el juego de sus sueños y un slasher algo refrescante. Habiendo visto su pasión y encanto natural, les hago el saludo kung-fu respetuosamente.

HQ
Phantom Blade: ZeroPhantom Blade: Zero

Contenido relacionado



Cargando más contenido