Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
avances
Steelrising

Impresiones: Steelrising es un 'souls-like' de ambientación clockpunk sobre la Revolución Francesa.

Reminiscencias de los de FromSoftware con unas pinceladas de NieR: Automata, y todo con la Revolución Francesa como lienzo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El estudio francés Spiders es bien conocido por sus RPG de mundo abierto, títulos como Greedfall, en los que nos encontramos con ricos mundos plagados de oportunidades y con las más diversas opciones de personalización. Y aunque Spiders no ha querido alejarse mucho de ese camino, teniendo en cuenta que pronto tendremos una secuela de Greedfall, Steelrising es más bien un RPG de acción en el que contamos con una experiencia mucho más lineal y exigente que las que el estudio nos ha mostrado hasta ahora. Y lo sé porque he tenido la oportunidad de jugar un buen trecho de Steelrising como parte de una preview, y por lo que he podido ver, este título bebe de las influencias de los souls-like y de NieR: Automata.

HQ

Pero, ¿qué quiero decir con esto? Bueno, la influencia de NieR se deja ver en la historia y la ambientación, la Francia de finales del siglo XVIII, concretamente el periodo correspondiente a la Revolución Francesa. Pero no se trata de la revolución tal y como la conocemos, porque Steelrising se desarrolla en una línea temporal alternativa en la que el gobernante Luis XVI (conocido también como Rey Mecánico) ha llegado a la conclusión de que los humanos no son suficiente para aplastar la incipiente rebelión del pueblo francés, por lo que ha recurrido a los servicios de Eugene de Vaucanson, un ingeniero que ha creado todo un ejército de despiadados autómatas mecánicos. La historia permite al jugador encarnar a Aegis, una autómata diseñada exclusivamente para servir a la reina María Antonieta. Descubrimos entonces que la Reina desconfía del Rey, cree que ha perdido la cordura y que ha estado involucrado en la muerte de su hijo, el Delfín. Para comprobar si sus sospechas son infundadas, nos envían a París para destapar la conspiración del Rey y encontrar alguna pista sobre lo que le sucedió al heredero del trono francés.

Como podéis ver, la influencia de NieR está más que clara, ya que dirigimos a una autómata que deberá abrirse paso entre hordas de otros mortales autómatas en pos de la verdad y la justicia. A diferencia de NieR, Steelrising no está ambientado en un futuro distópico, sino en París durante ese importante periodo histórico. Esto significa que nos toparemos con una ciudad sucia, estrecha y salpicada por el conflicto y la guerra, y no con el foco cultural y elegante que conocemos hoy en día. Es más, ante nosotros se desplegará un mundo bastante estéril, debido a que el miedo hacia el Rey Luis y su ejército ha arraigado en los corazones del pueblo y Aegis no se encontrará con ningún humano por la calle, ya que todo el mundo está encerrado en sus casas. Es por eso que el mundo, diseñado con una combinación de rutas lineales con algún que otro camino alternativo a seguir, está poblado únicamente por las criaturas mecánicas que lo patrullan.

Publicidad:
Steelrising
SteelrisingSteelrising

Ahí es dónde radica la comparación con los juegos de estilo souls-like. Aunque Elden Ring aspiraba a reinventar la fórmula que rige este subgénero con un mundo abierto, podría decirse Steelrising es un juego mucho más parecido a Dark Souls y su mundo semi-abierto. Tienes libertad para explorar cada lugar y echar un vistazo por los callejones, existiendo además una serie de caminos ocultos disponibles, pero para llegar al final del nivel y pasar a la siguiente localización vas a tener que seguir una ruta determinada. Muy a menudo verás que las puertas que quieres atravesar permanecen cerradas hasta que descubras un camino más largo que las rodee y puedas abrirlas desde el otro lado.

Los aspectos que lo relacionan con los souls-like no se detienen ahí, ya que el sistema de juego es bastante parecido. Los combates son complicados y vas a necesitar un tiempo para aprenderte los patrones de ataque de los enemigos y de los jefes más difíciles, así como para bloquear los ataques o moverte para esquivarlos. Los enemigos son bastante resistentes y puede que tengas que dedicarle un tiempo hasta vencerlos. A todo esto hay que añadir que existe una amplia gama de armas que podrás usar, con ataques únicos junto con daño elemental que puede, por ejemplo, congelar e inmovilizar a los enemigos. Todo acompañado de un sistema RPG muy trabajado y complejo, como cabría esperar de Spiders; un sistema que te permite espacializar a tu Aegis en el estilo que más te convenga a la hora de jugar, utilizando las ánimas como moneda para conseguir mejoras (de salud, de daño, de energía, etc.) y desbloqueando modificadores que pueden usarse para conseguir más mejoras, como bonuses sobre la salud total. También contamos con ropas y demás elementos de personalización, algunos de ellos con influencia sobre los stats.

Publicidad:

Si nada de esto te resulta familiar, quizá el hecho de que los botines (ya sean granadas, viales de resistencia o ingredientes) aparezcan como orbes brillantes azules, muy parecidas a las orbes brillantes blancas del Dark Souls, sea suficiente para aclararte las ideas; o quizá baste con decir que puedes perder todas las ánimas que hayas conseguido al morir.

SteelrisingSteelrisingSteelrising

Pero el hecho de que Steelrising resulte ya bastante conocido no lo hace menos interesante. En general no me van mucho los juegos souls-like porque me parecen aburridos, lentos y demasiado complicados como para ser entretenidos, pero por lo que he podido probar hasta ahora, el juego es bastante fluido, no es especialmente difícil (aunque sigue siendo un desafío) y la personalización y los sistemas de mejora se presentan de forma intuitiva y fácil de comprender, sin ser muy enrevesados.

Steelrising también nos ofrece una historia interesante, una en la que el jugador debe tomar decisiones que pueden hacer que un amigo pase a ser enemigo con un solo clic, y viceversa. Tengo que admitir que los gráficos no me han llamado mucho la atención, y las escenas eran bastante maluchas, pero quiero pensar que al tratarse de una versión de prueba, el título recibirá alguna que otra mejora de aquí a su salida.

En general, creo que Steelrising tiene todo lo necesario para resultar entretenido cuando salga para PC, PS5 y Xbox Series el 8 de septiembre. ¿Será revolucionario? No. Pero por lo menos será interesante y dará alguna que otra pincelada educativa a aquellos que no conozcan muchos de los detalles tras la Revolución Francesa.

HQ

Contenido relacionado

Te puede interesar...



Cargando más contenido