Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Into The Breach

Análisis de Into The Breach

Los creadores de FTL vuelven a por todas.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El nuevo juego de estrategia de Subset Games, Into the Breach, ha heredado genes de su predecesor, el querido FTL Faster than Light, una joya salida de Kickstarter. Es difícil no compararlos a lo hora de analizar el juego, pero aunque no te haya gustado FTL o incluso si no lo has jugado, hay que darle una oportunidad a Into The Breach.

El jugador deberá proteger el mundo de una invasión de insectos gigantes que quieren erradicar a la humanidad. El territorio que todavía pertenece a los humanos se divide en cuatro islas todas diferentes entre si, desde la isla de hielo infestada por mechas rebeldes hasta la isla llena de viejas máquinas de guerra. Cada isla se divide en varios escenarios generados de forma procedimental a los que te puedes mover si estás cerca, lo cual te dará una recompensa en forma de red de energía, reputación (que se utiliza para comprar herramientas, núcleos y energía, lo que te permitirá escapar de la isla con vida) y núcleos de energía. Suena complicado sobre el papel, pero no lo es tanto.

Tomarás el control de un escuadrón de tres mechas con distintas habilidades y muchas de ellas necesitarán la energía de los núcleos. El escuadrón inicial tiene un mecha que empuja y golpea, otro que ataca con un cañón y otro que ataca con proyectiles de artillería que hace daño en la zona en la que impactan, alejando a los enemigos cercanos. Los núcleos de energía mejoran estas habilidades y aumentan la salud y la movilidad. Cada mecha tiene su propio piloto que puede subir dos veces de nivel para conseguir habilidades que lo mejoren en la lucha y, en caso de que sea uno de los héroes especiales, añadir un habilidad única extra. Si consigues logros a nivel global o a nivel de tu escuadrón, obtendrás monedas como recompensa que podrás utilizar para desbloquear nuevos escuadrones, y cada uno de ellos tendrás sus propios logros. La mayoría de las habilidades están relacionadas con mover a los objetivos por le entorno del campo de batalla y el juego gira en torno a esta idea.

HQ
Publicidad:

Cada campo de batalla se divide en cuadrados y siguiendo las ideas clásicas de los juegos de estrategia táctica, las unidades solo pueden moverse de forma ortogonal. Se trata de un juego de estrategia por turnos en los que cada equipo puede mover a todas sus unidades. Puedes recibir daño al recibir por las armas, pero también por chocar contra el escenario, desde insectos que salen de bajo tierra hasta incendios que se originan cuando se inflige daño a los bosques, pasando por peligros ambientales como rayos, terremotos o inundaciones. Cada tipo de insecto ataca de forma diferente: está la mantis que te atrapará para hacerte mucho daño aunque no resistirá mucho, el ciempiés que te lanzará ácido desde lejos o el inofensivo capullo que apoyará a todos los enemigos del mapa dándoles resistencias o regeneración hasta que acabes con él. A pesar de todos estos insectos, tu objetivo siempre será el mismo: proteger a los civiles escondidos en las torres. Si muere algún civil bajará tu puntuación y además reducirá tu red de energía, lo único que te mantiene a salvo de los insectos. Cuando esta llegue a cero, perderás la partida o sea que sirve a modo de barra de salud. Puede ser que los edificios se mantengan en pie, dependiendo de tu poder de defensa, pero en la mayoría de los casos le tocará al jugador golpear, aplastar y redirigir a las hordas de insectos para salvar al mayor número de gente posible.

Hay tanta variedad en los escenarios, las casillas de los mapas, los peligros ambientales, los insectos, los mechas, las habilidades, los pilotos y los árboles de desarrollo que cada partida será totalmente distinta, incluso después de muchas horas jugadas. Puede que te encuentres en situaciones en las que creas que estás perdido, pero si planeas bien tu jugada puedes conseguir que un sacrificio provoque una reacción en cadena que te dé la victoria. Da igual cuantas horas lleves jugando, esos momentos siempre serán mágicos. Aun así, el juego consigue que sea fácil detectar todos los elementos en cualquier momento para pensar las mejores rutas tácticas. Pensar a largo plazo tiene sus ventajas ya que podrás ir decidiendo que es mejor sacrificar y que es mejor proteger pero la mayoría de las decisiones están pensadas para tener efecto en ese mismo turno. Para poder conseguir el mejor resultado por parte de tus ataques, hay que estar pendiente del indicador que te dice el orden de ataque de tus enemigos para conseguir así las mejores reacciones en cadena de insectos chocando unos contra otros tras un simple empujón. También podrás deshacer tus movimientos antes de que comience la acción y podrás reiniciar el turno, normalmente una sola vez, siempre y cuando no lo termines previamente.

Técnicamente, nunca te debería hacer falta reiniciar, pero incluso a los jugadores más experimentados se les pasará algún detalle que provocará un efecto en cadena inesperado que truncará todos sus planes. Es un poco de generosidad con el jugador. Durante la mayor parte del tiempo, el juego te dará toda la información que necesites, pero habrá algunos niveles en los que no sabrás que hace un arma si te has olvidado o ciertos casos en los que no sabrás si un arma provocará el efecto que tu crees y, para cuando lo descubras, igual ya es demasiado tarde. La IA a veces parece que toma decisiones suicidas, aunque esto puede ser un alivio y tiene sentido si pensamos que los enemigos tienen inteligencia de insectos. Es cierto que, aún con toda la gama de decisiones tácticas y de posibilidades en tu escuadrón, algunos estarán decepcionados por que el juego parece centrarse más en los logros que en la propia campaña. Ganes o pierdas, puedes pasar uno de tus pilotos a la siguiente partida con su nivel de experiencia intacto pero, más allá de unas palabras de despedida de los pilotos que sobrevivieron, si ganas solo volverás a la pantalla inicial, sin finales específicos según el piloto, ni una historia esparcida por el juego para que la encuentres y que te permita entender mejor a los personajes o la situación. Más allá de algún secreto que otro, no te da esa sensación final de haber logrado algo. Aun así el hecho de que cuando has conseguido acabarlo un par de veces (como hicimos nosotros en dificultad normal, ya que la difícil es muy exigente) sigue siendo divertido, habla muy bien del diseño del juego.

HQ
Publicidad:

Cuando desbloqueas un mecha, te darás cuenta de que puedes crear tu propio escuadrón, ignorando así el equilibrio que traen de serie los escuadrones ya creados. Cada piloto que rescates, podrá utilizarse como parte de tu escuadrón inicial. Si quieres conseguir 50 monedas, te darás cuenta de que hay muchas posibilidades en cuanto a logros (algunos son mucho más fáciles que otros). Podrás guardar tu progreso en cualquier momento, aunque para que no sea fácil, si no te gusta cómo están yendo las cosas en la partida tendrás que empezar de cero y si pierdes una isla, se acabará la partida. Es importante entender que puede haber situaciones en las que sea imposible ganar, ya sea porque tus pilotos están muy desgastados o por las malas circunstancias. Aunque creas que lo puedes controlar todo, hay cierto grado de caos que hasta el jugador más meticuloso debe tener en cuenta. Con relación a esa sensación de que debería haber más, hay que destacar que vencer en una campaña no lleva demasiado tiempo. Los mejores momentos del juego están en esas situaciones desafiantes que surgen en medio de un combate, lo cual nos transmite que es un juego más para echarte una partida cuando te apetezca que un título con una profundidad en la que tendrás que trabajar muchas horas.

Si esto último te suena interesante, deberías darle una oportunidad, incluso si la idea de que no haya un campaña larga te echa para atrás. Hay tantas maneras de plantear cada partida, tantas opciones y decisiones tácticas que consigue que te sigas divirtiendo aunque ya no te interesen los desbloqueables y solo quieras luchar contra robots inmensos e insectos gigantes. El peso de todos los elementos individuales de Into The Breach le da un enorme potencial de variaciones. Pasarte el juego no implica que se acabe.

Into The BreachInto The Breach
Into The BreachInto The BreachInto The BreachInto The Breach
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Muchas posibilidades de personalización de los escuadrones, Amplia gama de decisiones tácticas, Variedad considerable en todos los elementos del juego.
-
Falta de una campaña real más allá de los logros, factores fuera de tu control que a veces echan por la borda las decisiones tácticas, falta de algo de información en algunos niveles.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Te puede interesar...



Cargando más contenido