Español
Gamereactor
análisis
Jusant

Análisis de Jusant

Don't Nod prueba la actual famosa fórmula de Journey y el resultado es un éxito rotundo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Desde Journey, se ha creado una especie de subgénero en el panorama indie en el que un jugador controla un personaje pequeño y relativamente frágil que sigue un objetivo hacia un horizonte cautivador y gigante. No hay mucho diálogo, si es que lo hay, y la narrativa es generalmente esotérica y difusa, normalmente de naturaleza simbólica y se centra en la estética de los gráficos y en una forma de juego simple pero efectiva.

Parece algo muy específico, pero si piensas en Journey, te darás cuenta de que hay más juegos del estilo como Abzü, Rime, Grow Home, Inside, Submerged y de alguna forma GRIS. Todos y cada uno de ellos utilizan los mismos patrones en mayor o en menor medida.

Jusant es como estos juegos, pero después de pasar cuatro o cinco horas haciéndote compañía, puedo decir que no solo este último trabajo de Don't Nod es uno de los mejores ejemplos de cómo pueden funcionar este tipo de juegos, sino que también es uno de los mejores en sí mismo.

Publicidad:
Jusant
JusantJusantJusant

"Jusant" es una palabra francesa que corresponde en español a "reflujo" en el sentido del movimiento de descenso de la marea, retroceso. Es un término muy acertado, ya que este mundo se ha secado por completo y no se sabe por qué paró de llover ni a dónde se fueron los mares. Todo lo que queda es el desierto, y en medio de este hay una torre altísima cilíndrica y montañosa en la que habitada una vez por los humanos hasta abajo y que alguna vez estuvo rodeada por el mar hasta la cima.

Tu personaje es un viajero solitario que ha llegado a la montaña con la intención de llegar a la cima y tu compañero es un espíritu del agua, Balasto, con el que también tienes un objetivo. En esta subida escalas a través de los restos de lo que antiguamente fue una civilización, mientras encuentras reliquias muy desarrollados, provenientes de una vida bulliciosa que resultó en su inevitable colapso.

Publicidad:

Esta es la premisa en la que se basa el juego y es efectiva, a pesar de caer en la misma narrativa de mierda que algunos de los juegos mencionados anteriormente, en los que la información que te dan es confusa y no se entiende del todo. Funciona precisamente de la misma forma que Journey y al jugador nunca le faltará motivación. En este título emblemático de Thatgamecompany, la montaña en el horizonte te absorbe por completo y sientes que tienes que alcanzar la cima de este enigmático pilar de la tierra.

Para ello, lo único que tienes que hacer es escalar, navegar y trepar. Pulsando L2 en tu mano izquierda y R2 en la derecha y encontrando el ritmo, podrás sobrepasar incluso las rocas más inclinadas. Además, cuentas con una serie de habilidades adicionales, y a pesar de que algunas son específicas de sus capítulos respectivos, la idea sigue siendo la misma. Tienes que escalar, a veces balancearte y otras veces los puntos de amarre se van moviendo. Don't Nod se ha esforzado mucho para mantener el interés en esta honesta identidad todavía por descubrir.

Y lo han conseguido. Han tenido éxito porque la forma de atravesar el terreno es sorprendentemente física, tangible y real. Don't Nod ha conseguido que el viaje sea creíble, asequible y posible. Sientes que realmente vas conquistando este pilar montañoso parte por parte, y el hecho de que obviamente es mecánicamente unilateral, solo demuestra que la cantidad de mecánicas o sistemas secundarios no siempre se traducen en una mejor experiencia de juego.

Jusant
JusantJusantJusantJusant

Dicho esto, habría estado bien tener algunos elementos adicionales. ¿Quizás habría estado bien la habilidad para acampar y reunir fuerzas? ¿También poder obtener recursos de aquí y allá? Admito que siento la necesidad de tener algo más, pero al mismo tiempo felicito la decisión de haber mantenido estrictamente la misma identidad de dinámica de juego desde el principio hasta el final, lo que da resultado a un juego que dura exactamente lo que tiene que durar. Son más o menos unas cuatro o cinco horas, puede que menos, al igual que Journey.

Es precioso la mayoría del tiempo, con un estilo gráfico simple pero emocionante que recuerda a otros juegos como Abzü, pero que al mismo tiempo mantiene de forma constante una perspectiva espectacular. Esta perspectiva fue de gran ayuda, al igual que la distancia de dibujado tan precisa que marcaba lo lejos que habías llegado y todo el camino que te quedaba por recorrer. La música también va creciendo conforme vas descendiendo la montaña, y aunque es un poco minimalista, funciona justo en los momentos precisos.

Jusant tiene mucho en la cabeza pero no expresa nada con palabras. Lo mismo se aplica a la dinámica del juego, que contiene una impresionante cantidad de expresividad inmersiva concentrada en unas pocas y simples mecánicas. Recomiendo este juego encarecidamente, y tengo mucha esperanza en que Don't Nod continúe haciendo trabajos del mismo tipo.

HQ
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Mundo muy bonito. Dinámica del juego simple pero funciona. Motiva mucho al jugador. Geniales gráficos y buena música.
-
Un sistema o dos más le aportarían mucha más versatilidad.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
JusantScore

Jusant

ANÁLISIS. Autor: Magnus Groth-Andersen

Don't Nod prueba la actual famosa fórmula de Journey y el resultado es un éxito rotundo.



Cargando más contenido