Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Kards - The WWII Card Game

Análisis de Kards - The WWII Card Game

El juego de cartas free-to-play basado en la Segunda Guerra Mundial ya está disponible en Steam.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Tras un año en acceso anticipado, por fin ha llegado la versión definitiva de Kards, un juego de cartas coleccionables de la Segunda Guerra Mundial disponible en Steam paara PC. El título está desarrollado por 1939 Games, y bebe de la fórmula de otros CCG como Hearthstone en partidas de 1 vs 1. La estrategia, la guerra mental y el azar lo son todo, pero al estilo militar.

En Kards podemos elegir hasta cinco facciones con las que jugar: los EEUU, Alemania, Unión Soviética, Japón y Reino Unido. Cada país cuenta con sus propias cartas, y dependiendo de la facción elegida se juega con un estilo u otro (por ejemplo, Alemania tiene muy buenas cartas ofensivas, pero flaquea en defensa). Al empezar el juego, tendremos que ir derrotando las demás facciones para desbloquear su baraja inicial, por lo que podemos jugar siempre con el ejército que queramos. Más adelante, se puede combatir también con Francia e Italia.

El objetivo en Kards es sencillo: alza tu país hasta la gloria a través de distintos combates en los que ir ganando puntos para desbloquear mejores cartas. Tanto podemos jugar contra IA como el modo PvP frente a otros jugadores, que es el verdadero reto de Kards. En éste hay una clasificación o ladder en la que la meta es quedar lo más arriba posible. Las recompensas que se obtienen (monedas) sirven para poder comprar en la tienda más cartas, que es la baza con la que fortalecerse.

Pero aquí, como en todo juego de cartas, el sistema de combate (batalla 1 vs 1) es lo verdaderamente importante. Hay que destacar algo muy positivo de Kards, y es que es un juego muy sencillo de entender para los jugadores que debuten en el género CCG. A su vez, como es lógico, a medida que se desbloquean nuevas cartas van apareciendo también efectos avanzados, por lo que la complejidad sube. Pero nadie va a tener problemas en entender el funcionamiento de Kards, un hecho que, especialmente en los juegos de cartas, echa muchas veces atrás a los novatos.

Kards - The WWII Card Game

El sistema de juego de Kards se basa en un mazo de 40 cartas para ambos contrincantes. Cada jugador tiene un cuartel con los puntos de vida al máximo al empezar. El objetivo, por supuesto, es dejar a 0 la vida del rival. En cada turno, al inicio, el usuario debe robar una carta. Existen tres zonas en el área de combate, la que tiene cada jugador y el frente (el medio), como si de una verdadera guerra se tratara. Las cartas tienen un coste para entrar en juego y para hacer acciones (atacar), mientras que cada combatiente tiene un límite de créditos que gastar en cada ronda, que es el equivalente al coste de maná.

Básicamente, en cada ronda se pueden mover las cartas al frente para que luego ataquen a otras cartas o los puntos de vida del jugador. En el frente caben un total de cinco cartas como máximo. A su vez, cada carta tiene unos stats muy simples (ataque y defensa). Es un sistema parecido a las cartas Magic, por poner un ejemplo, pero más sencillo, con la novedad que para que las cartas ataquen deben consumir primero su turno en avanzar al frente.

Por supuesto, no todas las cartas son del mismo tipo, ni todas sirven para atacar o defender. Hay cartas de diferente estilo (terrestres, aéreas, navales), cada una con unas características únicas que la convierten en especial. Por ejemplo, hay cartas aéreas que pueden atacar directamente al jugador u otras cartas sin tener que consumir su turno en avanzar al frente de ataque. También existen cartas que, como si de hechizos se trataran, tienen como funcionamiento aumentar o disminuir las características de tus cartas o el rival, y que quedan destruidas al instante.

Kards - The WWII Card Game

Hay que destacar el gran diseño de Kards, una de las grandes bazas del juego. Las cartas no solamente tienen un dibujo exquisito y bien cuidado, sino que cada una de ellas representa tropas, armamento o vehículos reales, con una descripción detallada para poder leer y aprender, algo que los curiosos agradecerán seguro. Además de este hecho, las partidas cuentan con una ambientación militar, una música que acompaña la batalla y efectos de sonido al atacar o defender, que emulan bien una guerra.

Pero no solamente Kards es atractivo por su modo de juego, sino que la faceta coleccionista se luce también. Cada facción tiene 92 cartas (Italia y Francia solo 20), por lo que el juego cuenta con un total de más de 500 naipes. Conseguir desbloquearlas todas es un hito, añadiendo también que, a través de actualizaciones, irán implementando más. Como otros juegos del estilo, pueden comprarse packs de cartas, por lo que hay micropagos dentro del juego que pueden ayudarte a acelerar tu proceso (si bien las cartas que pueden salirte son aleatorias).

En general, por lo que hemos podido probar en batallas, el matchmaking está bien elaborado y los emparejamientos suelen ser contra jugadores de un nivel (y potencia de cartas) similar al tuyo, por lo que no está muy descompensado respecto los jugadores que invierten dinero y los que no. Se puede avanzar y desbloquear muchas cartas a través de ser activo, ir cumpliendo las misiones diarias y ganando partidas.

Además de las batallas y la clasificación general, existe un modo llamado "draft" que es realmente divertido, donde la estrategia y saber construir correctamente el mazo lo son todo. En el draft tienes una serie de cartas para elegir y construir la baraja a partir de ellas, por lo que la gracia está en seleccionar correctamente las mejores para encontrar una buena sinergia. El draft es un buen modo de poder jugar partidas más igualadas para aquellos que no puedan contar con todas las cartas del juego.

Kards - The WWII Card Game

Cabe añadir que, otra de las funciones brillantes de Kards, es la gran posibilidad que tiene el jugador a la hora de construir su mazo. Una baraja no solo está formada por las cartas de una facción, sino que a la hora de 'buildear' se permite añadir 12 cartas de otro país (facción aliada). Esto abre muchas puertas a la estrategia, ya que cada facción tiene sus puntos fuertes y débiles, por lo que a través de las cartas aliadas se puede compensar aquello que creamos que nos falta.

Como aspecto mejorable, Kards podría ofrecer más incentivos al jugador para ser activo diariamente, ya sea a través de misiones, recompensas o pequeños torneos. Se echa en falta también algún modo de juego distinto, con todas las posibilidades que ofrece un juego militar histórico, ya que los que hay actualmente (entrenamiento, batalla y draft) se quedan algo cortos, si bien es cierto que el juego acaba de salir y tiene mucho margen de mejora por delante.

En definitiva, Kards es un gran juego para los amantes del género de las cartas, pero también para aquellos que quieran iniciarse y probar la experiencia. El título tiene un largo recorrido para seguir desarrollándose, implementar cartas y mejorar el sistema de juego, por lo que en un tiempo podría consolidarse como uno de los imprescindibles del género. Además, su salto para móviles esta previsto para este 2020, así que expandirá todavía mas su base de jugadores.

El pasado año se jugó incluso el Mundial 2019 de Kards, pese a que el juego no se había lanzado oficialmente en versión completa, como podéis ver aquí. Estáis a tiempo de probarlo y convertiros en una mente militar brillante, así que suerte en vuestra guerra.

Kards - The WWII Card Game
08 Gamereactor España
8 / 10
+
La gran variedad de cartas, las posibilidades de creación de un mazo, el diseño de las cartas.
-
Faltan variedad de modos de juego e incentivos para jugar diariamente.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido