Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Katamari Damacy Reroll

Análisis de Katamari Damacy Reroll

¿Dónde están las estrellas y qué valiente príncipe se atreverá a reconstruir el cielo?

Facebook
TwitterReddit

Hace mucho tiempo que no aparece por aquí un juego nuevo de Katamari. Sinceramente, no hace tanta falta, porque por los antiguos parece que no pasan los años. Así que es normal que Bandai Namco haya recuperado el original, ese popularísimo Katamari Damacy que revolcó PS2 allá por 2004, y lo haya traído a una plataforma que quiere heredar mucho de aquella máquina, Nintendo Switch (y también a PC).

La historia totalmente absurda que sustenta Katamari Damacy Reroll cuenta que el Rey del Cosmos ha sido un poco descuidado y, así como sin querer, ha destruido todas las estrellas del cielo. Así que el joven príncipe es el que se va a encargar de crear las nuevas. ¿Y cómo lo hará? Pues pegando de mala manera varios objetos que encuentre por la Tierra gracias a su katamari, que es el término japonés que se usa para este concepto de revoltimo o arremolinamiento que marca este juego.

Con cada objeto, tu katamari crece y crece, a la par que es capaz de capturar otros de mayor tamaño. De esta forma aparece una buena cadena de progresión en cada nivel, porque lo que en un principio era demasiado pesado después se convierte en objetivo. Las primeras pantallas son bastante pequeñas, pero suficientemente grandes como para que estés dándole vueltas a un katamari capaz de atraer camiones, elefantes, casas y todo lo que se cruce en su camino. El problema, o el reto, está en que hay un límite de tiempo, y que completar la misión con velocidad implica tener el tiempo extra para conseguir un extra que satisfaga a ese rey desagradecido.

La otra cuestión es la forma, un pequeño detalle que hace que este juego aparentemente tan plano sea tan divertido. Esa deformación constante implica que hay que ir compensando al elegir, con formas y cosas que la hagan más adecuada.

Katamari Damacy RerollKatamari Damacy Reroll

Aunque parezca mentira, este gameplay tan básico deja una gran satisfacción porque realmente te hace sentir que están mejorando y consiguiendo metas. Y es tan adictivo que no hemos sido capaces de quitarnos la Switch de las manos desde que lo hemos encendido.

Más allá de la rutina general de fabricar estrellas, también hay niveles en los que tienes que tienes que cumplir encargos concretos del rey, es decir, recoger las cosas que te pida. Son un poco más relajados porque no hay límite de tamaño, pero también tienen su miga porque, para hacerlo bien, hay que aprenderse el orden de recogida de los elementos. Por que, podría pasar, que algo pequeño se quedara oculto debajo de otra cosa más grande. Hay dos o tres situaciones más a tener en cuenta, pero esto es Katamari Damacy a grandes rasgos.

Sin menospreciar la versión PC, tiene mucho sentido que haya llegado a Nintendo Switch por lo bien que pega aparentemente su planteamiento rápido, directo e intenso con el diseño de la consola, sobre todo en modo portátil. Sin embargo, hay algún problemilla en lo que a la adaptación a los mandos se refiere, ya que el joystick del Joy-Con con es tan bueno como los de los mandos PlayStation y aquí hay que ser muy finos con el toque. Eso solo si se busca la perfección, porque tampoco es un título que penalice en exceso los errores.

Bien visto y bien valorado, Katamari Damacy y su remasterización son algo más que un arcade divertido para jugar a ratos. También permite avistar desde la distancia la forma de vida japonesa y sus objetos cotidianos. Lo que vas acumulando en tu kamatari es lo que cualquiera habitante de Japón podría tener entre sus enseres, desde un plato de sushi a unas cápsulas de muñecos, o unos caramelos o quizá señales de tráfico. Y hasta luchadores de sumo, que no son tan grandes una vez puestos en faena. El rey puede ser del cosmos que él quiera, o al menos eso dice, pero esto es una cosa muy nipona que alegra la vista a los amantes de la cultura asiática. Y también el oído, porque su banda sonora a base de temazos y melodías J-Pop te pone como una moto y te alegra la partida.

Katamari Damacy Reroll

El original no era demasiado grande en cantidad de contenido, ya que en completar todas las fases y llegar al final básico no pide más de seis u ocho horas. Lo bueno es que es muy rejugable por su esencia arcade, y también por los desbloqueables que inciden en ella, como el modo eterno, sin límite de tiempo y por lo que hay que insistir para conseguir la constelación. Y esto no hace sino resaltar la bondad de su portabilidad, ya que hay muchos retos adicionales, como encontrar una serie de regalos o conseguir a los primos, que se prestan a sesiones de juego muy cortas. Y es algo que lo jugadores de portátiles PlayStation saben bien.

Buena remasterización de un juego que de por sí ha envejecido bastante bien y que sigue siendo capaz de cogerte de la mano y meterte en su dinámica todo el tiempo que tengas a tu disposición. La cantidad de trabajo que han dedicado a su presentación retorcida o a sus menús alegremente raros no es habitual en los juegos de hoy en día, ya que los creativos prefieren apostar por la inmediatez. Pero cuanto retomas Katamari Damacy Reroll, recuerdas aquellos días en los que la libertad de desarrollo también era sorprender con unos botones a los que había que llegar rodando para guardar una partida. Si os apetece un poco de alegría jugona en estos días y quizá de desquicio, hay muchos motivos para añadir esta propuesta a la memoria de vuestra Nintendo Switch.

Katamari Damacy RerollKatamari Damacy Reroll
Katamari Damacy RerollKatamari Damacy RerollKatamari Damacy Reroll
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Un planteamiento de juego que no envejece. Diseño visual y banda sonora maravillosos. Sus pequeñas locuras son geniales, y el Rey más. Muy rejugable.
-
El control por movimiento. Un poco corto de contenido original y sin extras nuevos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países