Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Kentucky Route Zero

Análisis de Kentucky Route Zero

Por carreteras solitarias en busca de uno mismo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La primera impresión de Kentucky Route Zero es como un bofetón. Una serie de conversaciones difíciles de digerir con mecánicas de juego sencillotas, secuencias de diálogo que no tienen consecuencias y un estilo artístico poco común se mezclan y confunden en un primer acto que te invita a pensar que aquí lo que se viene es un guión pretencioso por capítulos. O puede que no sea más que una conclusión errónea fruto de nuestros propios prejuicios.

Comenzamos esta partida sin haber seguido desde el principio esta larga producción de siete años. Aunque está marcado por su dinámica point & click, no lo encajaríamos en este género. Está claro que el estilo está ahí y comparte otros elementos básicos, pero Cardboard Computer se acaba por convertir en algo fascinante y capaz de enganchar a pesar de que ese fundamento extravagante.

Conway es el protagonista de esta historia. Un hombre entrado en la madurez que trabaja en la distribución de antibióticos. Llevaba en su camión el último encargo y estaba empecinado en entregarlo a pesar de haberse enterado de que la compañía acaba de entrar en suspensión de pagos y ya daba igual. Primer objetivo: encontrar el número cinco de Dogwood Drive, una dirección que la que parece que nadie ha oído hablar jamás. Aunque hay alguien que cree que la Ruta Cero de la autopista es el camino a seguir.

Kentucky Route Zero

Lo que diferencia a Kentucky Route Zero de sus contemporáneos son las elecciones que hay que tomar por el camino. Desde el principio, hay libertad para ir escogiendo y dando forma a la experiencia. Conway viaja con un viejo amigo canino que ya no se mueve con en sus buenos tiempos, pero conserva su elegancia gracias a su sombrero de paja. Para empezar, hay que construirle un pasado, una más de las muchas cosas que hay que decidir al arrancar a jugar. Lo que pasa es que no son elecciones que vayan a tener consecuencias sustanciosas en lo que va a pasar después. Espera un viaje lineal, en el que no influyes sobre lo que ocurre sino que vas dándole enfoques.

Algunas de las secuencias que marcan el tono de la aventura que está a punto de producirse son, al mismo tiempo, su mayor defecto. Porque te lo presentan de forma que parezca que vas a ser responsable de lo que viene después, aunque todo está bastante más atado. También le faltan puzles de verdad, así que si estás pensando en algo a lo clásicos como Monkey Island, este título no es así. Por todas estas razones nos contó bastante meteros en la partida. También por ser tan oscuro por dentro y desdibujado por fuera, con esos colores pálidos y poco atractivos.

Pero todo esto fue cambiando, poco a poco, a medida que avanzaban los pasos, el personaje iba definiéndose e iban llegando otros para acompañarlo en esta aventura.

Kentucky Route ZeroKentucky Route Zero
Kentucky Route Zero

Kentucky Route Zero se mueve entre el surrealismo y el absurdo. Por ejemplo, en un edificio de oficinas nos encontramos con una planta en la que solo había osos. También fue todo un shock ver a un águila tan grande que era capaz de coger edificios enteros. Está repleto de simbolismo y metáforas, pero son los aspectos más crudos de la realidad que ha intercalado el estudio los que te llegan bien adentro. Todo personaje cuenta una historia y carga con un pecado. Es uno de los temas más duros y condiciona completamente el resto de este pequeño mundo.

Nos hemos encontrado con tantos momentos en lo que, sin darte cuenta, nos parábamos a pensar en las situaciones y los problemas de esos individuos, siempre bien orientados gracias a un guión que gana puntos por capítulos. Pero nada de eso hace que pierda de vista ese toque experimental que lo hace ser distinto y original. Puede que la progresión sea lineal, pero la toma de decisiones en situaciones tan complejas aporta la potencia como para involucrarse de verdad. Hay pocos juegos capaces de expresar lo que significan las relaciones y la filosofía de vida de una forma tan personal. Lo de Conway con Shannon es una obra de arte.

Kentucky Route ZeroKentucky Route ZeroKentucky Route Zero

A pesar de que presenta un trabajo narrativo magnífico, no es un juego perfecto. Las primeras horas, aquel trabajo de hace años, no parece tan ambicioso como el resto y puede provocar un rechazo inicial. Los capítulos provocan que el avance sea lento, pero mayor culpa la tienen algunos diálogos más largos de lo necesario. Además, cuenta tantas cosas que hay un momento de saturación de personas y lugares, sin que te eche un mano para seguirlo bien. Entre unos problemas y otros, hay que ir preparado para afrontar momentos en los que se pone cuesta arriba seguir jugando.

Comenzábamos con escepticismo y al final nos ha dejado impresionados este Kentucky Route Zero que tanto tiempo han tardado en terminar sus creadores. Un juego que no se acobarda, al contrario, se lanza sin dudar a contar lo que tiene que decir a través de unos textos magníficos. Al final, hasta hemos encontrado el sentido y el gusto a ese estilo visual tan áspero y angular. Claro que hay cosas que podrían estar mejor, dar más de sí, pero esta obra es única gracias y no para de mejorar hasta que llegas al final.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Kentucky Route ZeroKentucky Route ZeroKentucky Route ZeroKentucky Route Zero
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Una historia fantástica y contada de forma soberbia. Personajes muy interesantes y profundos. Escenas impactantes. Siempre va a mejor.
-
El principio es duro y seco. Hay algunos diálogos innecesariamente largos. Muchos nombres con los que es fácil liarse.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Contenido relacionado



Cargando más contenido