Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19Google StadiaGuía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingRDR2 PCFIFA 20
Español
Portada
análisis
Killing Floor 2

Análisis de Killing Floor 2

Ha llegado el momento de masacrar a los enemigos en equipo, por muy persistentes que sean sus oleadas.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Tras pasarse bastante tiempo en Acceso Anticipado de Steam, la versión PC de Killing Floor 2 por fin ha salido a la venta junto a la PlayStation 4. Ha sido una evolución constante, que ha ido dejando mapas y clases nuevos poco a poco, creciendo siempre a partir de una base sólida. Más allá de la inclusión de microtransacciones para cambios estéticos, estamos ante un ejemplo de lo que debe ser un lanzamiento con versión previa.

Por encima de todo hay que remarcar que Tripwire Interactive ha creado un shooter en oleadas casi perfecto, que tiene un montón de detalles ocultos en lo que parece un juego que lo enseña todo a las primeras de cambio. Los jugadores deben trabajar juntos en pequeños grupos para acabar con rachas de enemigos cada vez más poderosos y resistentes al mismo tiempo que van desbloqueando mejoras para sus armas para poder tumbar al duro jefe que espera al final en una batalla épica. Todo con un sentido del equilibro de fuerzas y la proporción muy bien medido.

Eso es el esqueleto del juego, pero hay mucho más. Empezando por los niveles, que son muchos y muy completos. Todos son grandes y están repletos de zonas por las que perderse en busca de algunas víctimas. Cada oleada cuenta con un número determinado de personajes, ajustado además al propio número de jugadores. Cuando todos caen se pasa a un momento de reabastecimiento y, si hay créditos con los que pagarlas, evoluciones.

Los escenarios son muy buenos, comenzando por la ambientación única y los pequeños detalles que se aprecian. También son variados en cuanto a la temática y lo mismo te llevan a un laboratorio de investigación que a las calles de una ciudad destruida, pasando por bosques y cavernas olvidadas. Quizá se eche en falta que sean un poco más interactivos porque solo te permite echar abajo algunas puertas y ventanas. Pero no deja de ser solo una pequeña mancha.

Killing Floor 2
Killing Floor 2

Otra cosa que nos hubiera gustado tener es más trama con la que entretenernos. Se podría haber llegado a esas situaciones con algún tipo de archivo de texto o de audio, también obviamente mediante escenas de vídeo o sucesiones de ilustraciones, aunque eso ya es más costoso. Incluso se podrían haber aprovechado unos tiempos de carga que son algo largos, tanto en PC como en PS4 Pro. Los personajes no tienen nada que te haga preocuparte por ellos, por lo que se podría haber pedido un poco más de pasado ya que vais a pasar tanto tiempo juntos. El lado bueno es que hay bastantes, e incluso se puede retocar su apariencia con algunas modificaciones estéticas que les dan algo de personalidad, especialmente si sacas la cartera y gastas en la tienda in-game.

Hasta aquí llegan nuestras quejas de este buen trabajo, así que vamos a pasar a lo mejor del título: el combate. Killing Floor 2 ofrece unas de las mejores partidas a un juego de tiros que puedas jugar. Hay una gran variedad de armas y casi todas funcionan estupendamente, sin olvidar que hay diferencias notables entre ellas, pros y contras que te obligan a decantarte con criterio en función de gustos y habilidades. La movilidad de la mirilla es magnífica y de vez en cuando el juego pasa a una secuencia a cámara lenta brillante en la que la imagen pierde su color y te pone en bandeja un tiro en la cabeza.

En realidad, esta floritura no es el único adorno visual que hay en el juego; estamos ante uno de los shooter más gloriosos que hayamos visto porque las vísceras sangrientas se quedan ahí toda la partida. No hay que esperar mucho tiempo para ver suelos y paredes teñidos de rojo y desperdicios esparcidos por todas partes (aunque hay un problema con las tarjetas gráficas AMD que no está permitiendo alcanzar ese nivel en algunos PC).

Killing Floor 2

El combate es rápido y rabioso, capaz de dispararte la adrenalina con frecuencia. Hay momentos de pánico, como cuando te quedas atrapado en una esquina o en una zona del escenario en la que tratar de recular implica muerte segura. Nos hubiera gustado contar con algún tipo de ataque cuerpo a cuerpo para apartarte a los enemigos de delante momentáneamente, para poder abrir alguna vía de escape porque, a falta de esa opción, hay momentos en los que solo queda lanzar una granada cerca y rezar para que te deje con un mínimo de vida. Hay momentos en los que los malos te superan y acaban contigo, por lo que solo te queda mirar cómo los demás terminan la ronda y, en inferioridad numérica, lo pasan incluso peor que tú. Además el juego penaliza económicamente porque pierdes el arma si estaba mejorada.

El reparto de criaturas también es más que suficiente, aunque como suele ocurrir en este tipo de juegos, en algún momento deja de haber efecto sorpresa. Lo bueno de que las criaturas sean fantásticas es que tiene ataques variados que te obligan a plantearte la forma de actuar a cada momento. Cuando te acercas al final van apareciendo algunos más duros, con ataques que necesariamente hay que esquivar. Para concluir, hay dos jefes finales súper fuertes desde el principio, Hans Volter y El Patriarca, quizá un número un poco corto, al que le hubiera venido bien al menos uno más.

Y eso nos lleva a la clave escondida de Killing Floor 2, el trabajo en equipo. El título permite jugar en solitario, una experiencia que también está equilibrada y se disfruta, pero se disfruta mucho más en compañía. Eso sí, siempre y cuando se trabaje de forma coordinada. Tripwire se ha asegurado de que se pueden conseguir unos buenos equipos a partir de un sistema de clases más bien justo, pero que gana algo de profundidad gracias a las ventajas que se van desbloqueando. Es un juego que pide buena compenetración, como por ejemplo incluir un médico o un apoyo para que ejerzan las tareas que se esperan de ellos y no disparar. Hay algunas que son más adecuadas para los principiantes y otras para los expertos, con un límite máximo de 25 niveles a los que cuesta bastante llegar a base de puntos de experiencia.

Killing Floor 2
Killing Floor 2

También hay bastante modos de juego con los que entretenerse, incluido ese modo en solitario. Aquí lo bueno es el modo supervivencia y en la fase anticipada ha quedado claro. También hay un modo versus en el que un grupo de jugadores controlan a algunos enemigos, pero proporcionalmente son pocos quienes lo juegan en PC (que es donde más hemos jugado) y parece que bastantes más en PS4.

El juego tiene un aspecto bueno en general, especialmente gracias al diseño tan cuidado de los enemigos y de los escenarios. Ya sea jugando en PC o en consola, es una sensación agradable para la vista desde el punto de vista gore. La banda sonora también es correcta, a base de ritmos metaleros que preparan la situación antes de los encontronazos. No es que destaque en ningún aspecto, pero hay mucha cohesión entre todos los elementos.

Conociendo el juego, lo que queda claro es que no es de ese tipo que va destinado al gran público. El primer corte está en su propio subgénero porque los shooters por equipos y los que son por oleadas, cada uno en sí mismos ya no gustan a todos, así que menos en conjunto. Y no hay más que eso, ya sea en un modo o en otro. Eso puede ser algo negativo, o también algo muy positivo, porque esta mecánica está totalmente perfeccionada y se disfruta al máximo una vez se le coja el punto. Killing Floor 2 es un añadido de calidad a los shooters de calidad que están llegando en este 2016.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Killing Floor 2
Killing Floor 2
Killing Floor 2
Killing Floor 2
Killing Floor 2
Killing Floor 2
Killing Floor 2
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Un diseño excelente de los tiroteos, enemigos decentes, escenarios grandes y variados, mucha profundidad, buen trabajo técnico visual y sonoro.
-
Se queda corto de historia, los niveles invitan a más interacción de la que ofrecen, un tercer jefe hubiera encajado muy bien, las microtransacciones no vienen a cuento.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Killing Floor 2Score

Killing Floor 2

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

Ha llegado el momento de masacrar a los enemigos en equipo, por muy persistentes que sean sus oleadas.



Cargando más contenido