LIVE

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Live broadcast
Publicidad
logo hd live | Shenmue III
Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19Google StadiaGuía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingRDR2 PCFIFA 20
Español
Portada
análisis
Kingdom Hearts III

Análisis de Kingdom Hearts III

14 años después del segundo capítulo, Kingdom Hearts III está con nosotros. ¿Está a la altura del hype?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Algunos juegos parecen destinados a no ver la luz jamás. El clamor por Half-Life 3, la dolorosa cancelación de Star Wars 1313 y el misterio de Tekken X Street Fighter son solo algunos ejemplos de títulos con un enorme potencial que nunca llegan. Muy de vez en cuando, uno de estos juegos con tantos años de hype y de demanda del público ve la luz, aunque normalmente lo hace demasiado tarde o acaba siendo decepcionante. Kingdom Hearts III es uno de esos mitos hechos videojuego. Sin embargo, en lugar de quedar por debajo de las expectativas, es la demostración definitiva de un equipo repleto de talento que explota todo su potencial y crea algo verdaderamente especial.

Resumiendo mucho, tras muchos años de espera, KH III es un logro histórico para todo el panorama del JRPG. Ahora, dejadnos explicar por qué la verdadera tercera entrega de esta saga está por encima de todo lo que se esperaba. Kingdom Hearts III por fin está aquí.

El juego no empieza sin que Square Enix decida recompensar a los jugadores habituales a la franquicia. Tras unos breves destellos con los logos de Disney, Pixar y Square Enix, una preciosa interpretación de la canción principal, Don't Think Twice, firmada por Utada Hikaru, comienza a sonar, seguida de una vorágine de escenas de todos los Kingdom Hearts anteriores (sin contar el de móviles). Aquellos que han seguido la saga desde sus primeros días, o quienes lo han hecho a través de los recientes relanzamientos, notan rápidamente cómo los escalofríos y la colosal emoción de jugar por fin a Kingdom Hearts III no hacen más que crecer. Antes siquiera de que puedas comenzar tu viaje pulsando la opción de "Nueva Partida", S-E hace una clara declaración al jugador: Kingdom Hearts ha vuelto.

Esta entrega es el segundo proyecto eterno de la compañía que aterriza en las consolas actuales tras años y años de espera, junto con Final Fantasy XV. Cuando la aventura de Noctis llegó en 2016 tras una década en desarrollo, arrancaba con una frase que rezaba A los jugadores de siempre y a quienes hoy descubrís Final Fantasy dejando claras las intenciones de los desarrolladores. Debía ser algo que trajera nuevos adeptos y contentara a los de siempre.

KH III va en una dirección totalmente distinta. El tercer episodio arranca con el final de Kingdom Hearts Dream Drop Distance y deja fuera de juego a todos aquellos que no conozcan bien la trama o solo hayan jugado a las entregas 1 y 2. De hecho, las 3-4 primeras horas de partida están orientadas específicamente a un grupo selecto de personas, en lugar de buscar atraer a las masas. Su arranque va a tener la misma acogida que tuvo Kingdom Hearts II por el lento ritmo que tiene. Dicho esto, la narrativa se va desenmarañando y resulta menos confusa a medida que avanza la historia y Square Enix logra simplificar las disparatadas ideas introducidas en otros juegos.

Kingdom Hearts III
Kingdom Hearts IIIKingdom Hearts IIIKingdom Hearts III

Haciendo un resumen breve, Kingdom Hearts III continúa las mágicas aventuras de Sora, Donald y Goofy en su viaje por diferentes mundos Disney. Esta vez, su objetivo es seguir y reunir a "Los guardianes de la luz" para poder combatir a Xehanort y la Organización XIII. La premisa central de esta narrativa es fácil de seguir, distando mucho de ser el caos por el que se conoce a la saga. Haber jugado, o al menos conocer, los eventos de Kingdom Hearts: Birth By Sleep, no obstante, es bastante recomendable. A pesar de que tenga un comienzo lento y de ser el undécimo capítulo de la saga, logra contar un cautivador y fascinante cuento durante sus 40 horas de duración. El jugador atravesará una plétora de emociones antes de ver los créditos, llorará, se reirá, se sentirá incómodo y se cubrirá de luto mientras va de sorpresa en sorpresa. Este Kingdom Hearts es una bella mezcla de un JRPG puro, una Tragedia Griega y la magia de Walt Disney. Parece un disparate, pero funciona muy bien y está perfectamente empaquetado. No hay capítulos adicionales para cerrar la trama a través de DLC ni un enfoque GaaS en este juego.

Kingdom Hearts III es una bella mezcla de un JRPG puro, una Tragedia Griega y la magia de Walt Disney

Una de las piedras angulares de la serie son los personajes que Sora y su "trupe" conocen en sus viajes. Esta vez, Square Enix ha mejorado significativamente la dinámica y las bromas entre Sora, Donald y Goofy. Esta vez se percibe mucho mejor el sentimiento de amistad y camaradería que los une, de hecho se hace especialmente divertido ver cómo se llevan Donald y Sora a medida que avanza la historia. Aunque más, y más bueno, se puede decir sobre la inclusión de todos los otros personajes Disney. Woody y Buzz, de Toy Story, tienen una personalidad idéntica a sus versiones cinematográficas y parecen sacados directamente de la gran pantalla. Flynn Rider, de Enredados, sigue siendo extravagante y un poco arrogante cuando habla con Goofy y Donald. La única pega la tenemos con los personajes de Frozen, que no aparecen tanto en pantalla como nos gustaría, dejándose llevar sobre todo por las escenas sacadas de la película. El hincapié de Square Enix por mantener las voces originales de los personajes (en inglés) consigue que se sientan mucho más reales y únicos. Nombres como James Woods, Zachary Levy y T. J. Miller repiten sus papeles aquí.

Y, hablando de voces icónicas y sonidos, Kingdom Hearts III puede presumir de tener una banda sonora totalmente mágica. Manteniendo las melodías más icónicas de KH I y KH II, y trayendo varias nuevas, el juego es un continuo gozo para los oídos. Los que sean especialmente nostálgicos disfrutarán con las clásicas melodías que suenan durante determinados eventos y acciones. A nosotros se nos hizo imposible no tararear la versión de la icónica "Hay un amigo en mí" de Toy Story o cerrar los ojos para disfrutar de las melodías de Big Hero 6.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Kingdom Hearts III

Hablando de nostalgia, Kingdom Hearts llegó en 2002 como una ambiciosa unión de los universos de Final Fantasy y de Disney. A medida que ha pasado el tiempo, los personajes de FF han ido perdiendo terreno, hasta que han desaparecido por completo en Kingdom Hearts III. Su influencia no se ha perdido, e incluso hay momentos en los que se homenajea o directamente se copian situaciones clave de la saga Final Fantasy. Aparte de esto, la unión de personajes Disney con los originales de Kingdom Hearts es algo que ha pasado por una crisis de identidad en los dos últimos juegos. Con el segundo y con Dream Drop Distance, los mundos a menudo parecían inconexos y sin encaje en la trama general. Muchos de los escenarios Disney eran refritos de las películas y acababan pareciendo un estorbo en lugar de una inclusión atractiva. Square Enix lo sabe muy bien, y Kingdom Hearts III se libera de este fenómeno. Cada mundo visitado tiene una conexión palpable con la misión de Sora y no es solo algo que se añade para meter escenas populares. Por ejemplo, cuando se visita el mundo de Buzz y Woody, no se replican los hechos de la película, se presenta una historia completamente nueva, y siempre con un buen ritmo y la capacidad para mantener el interés por lo que sucede, alimentando las ganas de explorar.

Kingdom Hearts IIIKingdom Hearts IIIKingdom Hearts III

La saga nunca ha tenido miedo de experimentar con sus mecánicas de juego y ha pasado por entregas en las que se jugaba usando cartas, por otras con unas mecánicas de Action RPG algo torpes e incluso por el uso de controles táctiles. Sin embargo, con Kingdom Hearts III, Square Enix ha conseguido clavar cada elemento de su jugabilidad. No es algo solo extraordinario como espectador, es todo un gozo experimentarlo por ti mismo. El combate tiene un sistema de personalización bien optimizado, permitiendo a Sora llevar tres llaves espada a la batalla. Cada una tiene habilidades únicas y distintas transformaciones. Así, hay una que puede transformarse en un devastador martillo que rompe todo lo que tengas frente a ti, o incluso otra pasa a ser dos letales yoyós. Y además de eso, cada una tiene un ataque especial único, ideal para infligir grandes cantidades de daño, y puede mejorarse usando todo tipo de objetos, haciendo que incluso las favoritas puedan mantenerse a la altura de las nuevas y más potentes.

Más allá del arsenal de llaves espada de Sora, las invocaciones inspiradas en Final Fantasy vuelven y son más útiles que nunca (y son espectaculares). Ver a Rompe Ralph destrozando juguetes en una gigantesca tienda o invocar a La Sirenita en mitad de un bosque es algo que jamás envejecerá. Por otra parte, y por fin, Donald y Goofy son más fiables y útiles que nunca, un contraste total a su papel en KH II. Donald puede rematar los ataques de Sora con contundentes hechizos de fuego o directamente invocar meteoritos, mientras que Goofy es genial a la hora de proteger a ambos con su escudo. La IA se ha mejorado sustancialmente y, esta vez sí, podemos confiar en nuestros compañeros para que nos ayuden en momentos difíciles.

Siguiendo con los cambios, recomendamos encarecidamente jugar en dificultad "Experto". En el caso de recurrir a la opción normal, no habrá encuentros que sean realmente difíciles, salvo aquellos contra jefes.

Kingdom Hearts III

Durante las fases iniciales del desarrollo, el equipo cambió de un motor propio, el Luminous Engine, al enormemente popular Unreal Engine 4. Y, guau, los desarrolladores han dejado volar su creatividad con este motor. Kingdom Hearts III es todo un logro en cuanto a fidelidad visual, construcción de mundos y en diseño de juego estéticamente gratificanete. Con una mezcla entre animación de Pixar, película con actores reales, anime y cartoon, es un impresionante compendio de estilos artísticos, biomas y originalidad. Atravesar el mundo abierto del Caribe o escalar las nevadas montañas de la Escandinavia de Frozen son solo un par de situaciones en las que el aspecto visual se desmelena por completo. El trabajo que Square Enix ha volcado en construir cada mundo es totalmente destacable, miremos a los frondosos bosques de Enredados, a la metrópolis de Big Hero 6 o a la icónica Villa Crepúsculo. Incluso tras concluir la campaña principal, la emoción y la diversión de explorar todos los mundos, probar todos los minijuegos, encontrar todos los tesoros ocultos y sumergirse en las misiones secundarias da para muchas horas de pura diversión.

Ha necesitado muchos años de rumores y desarrollo, 14 si hacemos cuentas, para llegar a este punto. Todo el hype, la espera y el miedo por el producto final quedan a kilómetros de distancia. Kingdom Hearts III es una montaña rusa de elementos fantásticos, una historia fascinante, personajes interesantes, mundos preciosos y pura diversión al jugar. Kingdom Hearts III es una obra maestra.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Kingdom Hearts IIIKingdom Hearts IIIKingdom Hearts III
10 Gamereactor España
10 / 10
+
Fenomenal historia, jugabilidad divertida, personajes interesantes, aspectos disparatados e ideas de anteriores juegos muy mejoradas.
-
El arranque puede ser confuso para algunos jugadores.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Kingdom Hearts IIIScore

Kingdom Hearts III

ANÁLISIS. Autor: Andreas Juul

14 años después del segundo capítulo, Kingdom Hearts III está con nosotros. ¿Está a la altura del hype?



Cargando más contenido