Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Kirby y el Pincel Arcoíris

Análisis de Kirby y el Pincel Arcoíris

Jugamos con la plastilina y el pincel en la original y preciosísima nueva aventura de la bola rosa.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

HAL Laboratory, el estudio que ha cuidado principalmente de Kirby todos estos años, nos ha sorprendido una vez más con la franquicia, al menos desde un punto de vista artístico.

Después de haber desarrollado juegos creativos y estimulantes como Kirby: El pincel del poder y Kirby's Epic Yarn (en el Reino de los Hilos), ambos creados utilizando técnicas muy específicas (ceras y tela respectivamente), el estudio ha optado en esta ocasión por la plastimación, un método de animación en el que los personajes y los fondos están hechos completamente de plastilina, para crear Kirby y el Pincel Arcoíris, un encantador juego de plataformas para Wii U que supone el retorno de la querida bolita rosa de Nintendo casi un año después de su genial última aventura en Nintendo 3DS, Kirby: Triple Deluxe.

HQ

A pesar de que esta nueva aventura de Kirby nos ha encandilado con sus preciosos gráficos, nos siguen preocupando algunos problemas que ya habíamos detectado en las versiones de prueba del juego, sobre todo aquellos relacionados con el uso del GamePad como único medio para controlar a Kirby y todo lo que esto conlleva. En cualquier caso, nos estamos adelantando a los acontecimientos, así que vayamos por partes.

Publicidad:

El argumento en el que se apoya Kirby y el Pincel Arcoíris es muy sencillo, pero al mismo tiempo constituye un buen motor narrativo para nuestra aventura: una misteriosa mano gigante emerge de repente del cielo y abre un enorme agujero que comienza a absorber los colores del mundo. Todos los árboles y personajes y el mundo que los rodea, incluyendo a nuestra heroica bolita y su fiel amigo y ayudante Waddle Dee, caen víctimas del encantamiento, un encantamiento que hace que todo se convierta en siniestras estatuas grises. De repente, una pequeña hada llamada Elline aparece por el agujero y, tras convertirse en pincel, vuelve a pintar a Kirby y Waddle Dee para liberarlos del hechizo. Juntos, Kirby y el pincel mágico emprenden un viaje para restaurar el orden del mundo y acabar con la amenaza que hace desaparecer los colores.

Kirby y el Pincel ArcoírisKirby y el Pincel Arcoíris

Ya en nuestro primer contacto con el juego, nos habíamos quedado muy impresionados con el excelente trabajo que han llevado a cabo los de HAL Laboratory en lo que se refiere a los gráficos. El uso de la animación con plastilina encaja a la perfección con la ambiente de cuento de hadas que caracteriza al juego (incluso llegan a imitar el stop-motion con las escenas de corte a golpes). Al igual que en otras entregas de esta serie, como Kirby: El pincel del poder y Kirby's Epic Yarn (este desarrollado por Good Feel), Kirby y el Pincel Arcoíris nos obsequia con un acabado único que se extiende por todo el mundo y está presente en todos y cada uno de los detalles. No obstante, el encanto de la plastilina es al mismo tiempo su fortuna y su perdición, ya que el jugador que controla a Kirby no puede disfrutar al máximo del maravilloso espectáculo que tiene lugar ante a sus ojos debido a la (en nuestra opinión, cuestionable) decisión de usar el GamePad como único sistema de control en el modo para un jugador. Porque al ser plastillina, la idea es tocar constantemente, y no vas a tocar la tele...

Utilizando la pantalla del GamePad, podemos dibujar una línea arcoíris que le permite a nuestra bolita rosa favorita rodar y avanzar por los escenarios. Además, si lo hacemos bien, Kirby podrá emplear la línea para alcanzar los lugares más insospechados y recoger bonus y estrellas que le ayudan a nuestro amigo a convertirse en una bola de plastilina gigante, una transformación que resulta muy útil para acceder a zonas bloqueadas por objetos pesados.

Publicidad:

Sí, es cierto que el sistema de control es intuitivo, fácil de usar y responde bien, pero también nos obliga a mantener los ojos pegados a la pequeña pantalla (6,2 pulgadas, 480p) del GamePad, lo que hace que nos perdamos más de la mitad de la diversión y la belleza inherente a este juego. Si bien esta solución de la segunda pantalla funcionaba bien en otras entregas para DS, como en El pincel del poder, su aplicación en Wii U es bastante floja y nos deja completamente insatisfechos. La frustración es aún mayor cuando disfrutamos del juego con un segundo jugador, ya que este sí podrá apreciar toda la belleza del juego en la pantalla la televisión. Por no hablar del sonido descompasado.

HQ

Otro aspecto que no nos acaba de convencer del todo, al menos en el modo para un jugador, es ese ritmo un tanto relajado que posee la aventura de Kirby. El juego nunca llega a ser demasiado simple y los niveles exigen que exploremos cada rincón para coleccionar el mayor número posible de estrellas y tesoros que luego podremos utilizar para obtener sorprendentes figuras de plastilina y pistas de la banda sonora de Kirby, un mecanismo que le aporta algo de longevidad al juego. Sin embargo, Kirby y el pincel arcoíris es un título extremadamente lineal y un algo lento, en el que morir es prácticamente imposible, sobre todo si jugamos solos.

El ritmo aumenta un poco en el modo cooperativo, en el que un segundo jugador maneja al Waddle Dee ayudante sujetando el Wiimote en horizontal al estilo NES. Lo que hace que este modo multijugador adopte un ritmo más acelerado es el nivel de coordinación que se necesita entre ambos jugadores para que todo funcione, ya que uno de ellos permite que el otro se mueva y avance por los niveles. Al contrario que en el modo para un jugador, el modo cooperativo no es demasiado inmediato ni intuitivo, como si hubiera sido añadido a posteriori, así que durante nuestra experiencia nos tuvimos que enfrentar a algún que otro momento de frustración. De todos modos, después de un rato practicando con los ruedines puestos, podemos decir que el multijugador es, sin duda, el modo más divertido y quizá incluso el más interesante de Kirby y el Pincel Arcoíris, simplemente porque en él se hace uso de las habilidades individuales de cada personaje (en el vídeo de arriba que hemos grabado podéis ver el modo cooperativo en acción).

HQ

En general, esta última entrega de la serie Kirby demuestra ser un título de plataformas de calidad, principalmente por el cuidado y la originalidad que se han puesto en la elaboración del aspecto visual del mundo y los personajes. Es posible que no destaque demasiado en lo que respecta a las mecánicas y la profundidad si lo comparamos con otros juegos de Nintendo parecidos, ni en ritmo y emoción comparado con su predecesor, pero la simplicidad y la linealidad que definen esta experiencia la convierten en una aventura ideal para toda la familia, especialmente los más peques.

La verdad es que esperábamos que en otros aspectos se hubiese puesto el mismo cuidado que en los gráficos. La incorporación de pequeños (aunque divertidos) minijuegos no es suficiente para darle cuerpo a una oferta un tanto rácana, por mucho que el precio sea reducido. Además, es una pena que Nintendo no haya aprovechado los Amiibos como debería, ya que se utilizan de una forma muy limitada y con la única finalidad de proporcionarle un poder extra a Kirby. Lo peor es que este bonus solo se puede utilizar en un nivel y durante un periodo de tiempo limitado (una vez al día). También hay que destacar que solo se pueden usar Amiibos relacionados con el mundo de Kirby, como el propio Kirby, el Rey Dedede o Meta Knight. ¿A nadie se le ha ocurrido meter muñecos de plastilina de todos los demás Amiibo?

HQ

En resumen, aunque casi todos los detalles de Kirby y el pincel arcoíris están bien pulidos, al final hay ciertos aspectos clave que no consiguen satisfacernos. Esperemos que los de HAL Laboratory reconsideren el concepto en la siguiente entrega de Kirby para ofrecernos una experiencia más profunda e intensa, y que no dependa tanto de la segunda pantalla del GamePad de Wii U. Si tenemos en cuenta que nos encontramos ante un estudio con pedigrí, no nos cabe la menor duda de que pueden hacerlo.

Kirby y el Pincel Arcoíris
Kirby y el Pincel Arcoíris
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Estilo visual muy original y bien acabado, controles intuitivos, modo multijugador cooperativo divertido.
-
Al contrario que en su análogo para DS, el GamePad no encaja bien con la experiencia. Ritmo algo lento. A dobles es divertido, sí, pero se nota que el juego no está diseñado así.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Te puede interesar...



Cargando más contenido