Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Rainbow Six: Siege

La Operación Wind Bastion cierra un año estelar para Siege

Hemos tenido la oportunidad de ver a Kaid y a Nomad en acción en la Fortaleza.

  • Texto: Sam Bishop
Facebook
TwitterReddit

El tercer año de contenido de Rainbow Six: Siege está llegando a su fin con la Operación Bastión del Viento (Wind Bastion) de la temporada 4, que nos lleva al Reino de Marruecos con un nuevo mapa y dos nuevos Agentes y que tuvo una gran acogida el fin de semana de la final de la Pro League en Río de Janeiro, Brasil. La semana pasada fuimos invitados a las oficinas de Ubisoft en Reino Unido para echar un vistazo al nuevo contenido antes de su lanzamiento y para comprobar cómo va a cambiar un poco todo.

Lo primero es el nuevo mapa, llamado La Fortaleza, que en realidad nos recordó mucho a la costa de Operación Velvet Shell. Esto se debe a que hay muchas maneras en que los atacantes pueden escalar y bajar por el centro del edificio, con varias aberturas y pasarelas expuestas a los que están en el techo mirando hacia abajo. Atacar desde arriba es a menudo la táctica más útil en este mapa, pero cuando los bombarderos bajan al sótano la cosa se pone difícil para los atacantes, que han de defender las primeras líneas para cubrir todos los ángulos.

Para hablar un poco de los Agentes, primero tenemos al defensor Kaid. En realidad llama a la Fortaleza su hogar, y aunque puede ser un poco mayor que otros Agentes y la edad no perdona, no es menos letal que el resto. Viene equipado con un AUG A3 y una escopeta semiautomática, pero lo que realmente necesitas conocer es su habilidad especial, ya que tiene tres nodos desplegables que electrifican cualquier cosa dentro de su radio, desde una alambrada de púas hasta paredes blindadas. Esto lo convierte en una excelente alternativa a Bandit.

Rainbow Six: Siege
Kaid y Nomad son una incorporación que ofrece una mayor variedad a un equipo que ya estaba bien abastecido.

La ventaja de tener estos objetos arrojadizos (en concreto, tres) es que puedes esconderlos mejor y pueden ser difíciles de ver. Puedes colocarlos debajo del suelo de una barricada que quieras electrificar. IQ todavía puede recogerlos y destruirlos, al igual que las granadas EMP de Thatcher, pero sigue siendo una gran manera de gestionar áreas clave del mapa y de evitar el acceso de los atacantes.

Luego viene la atacante, llamada Nomad, que también tiene dos armas, que incluyen un AK-74M, sin mencionar una Mag Semi-Auto del calibre 44 (que también tiene Kaid). Su habilidad se basa en lo que se llama un Airjab, un equipo que golpea a los enemigos hacia atrás y hacia el suelo. Esto puede usarse como un lanzagranadas directamente sobre los enemigos, o como minas de proximidad para que los enemigos entren, pero ten cuidado: tus aliados también pueden resultar afectados por el Airjab si no tienes cuidado. Como era de esperar, Jäger también puede destruir estos Airjabs, así que tenlo en cuenta también.

Esto resulta útil de varias maneras. En primer lugar, te da tiempo para disparar a un enemigo si le derriban y tarda en levantarse, pero también tiene ventajas tácticas más complejas. Por ejemplo, los enemigos que lleven un escudo se cubrirán las espaldas una vez que el Airjab los haya golpeado e incluso puedes enviar a tus enemigos a través de las paredes o empujarlos de las cornisas con este ataque. Por lo tanto, el momento oportuno y colocarlo correctamente pueden ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Rainbow Six: Siege
Operación Bastión del Viento es la cuarta y última temporada de este año.

Como hemos mencionado antes, la Operación Bastión del Viento es una de las cuatro actualizaciones principales que el juego ha recibido este año como parte del tercer aniversario de su lanzamiento y, en los últimos 12 meses, hemos visto un cambio radical del meta. En primer lugar, la Operación Quimera introdujo dos nuevos atacantes por primera vez en la historia del juego, uno de los cuales permitía detectar a los enemigos en movimiento mediante un escáner de drones, mientras que el otro ofrecía a sus compañeros de equipo Nanobots, que aumentaban su potencia y estabilizaban su puntería.

Más tarde, con la segunda temporada llegó Operación Para Bellum, con Alibi, que podía colocar hologramas que actuaban como señuelos y Maestro, con sus torretas láser de control remoto. Justo antes de la Operación Bastión del Viento llegó la Operación Cielo Gris, en la que Maverick nos introdujo la idea de atravesar las paredes con su soplete. Luego tuvimos a Clash, cuyo escudo emitía un generador de campo cargado (CFG) delante de ella para ralentizar a los enemigos.

Rainbow Six: Siege
Operación Para Bellum era un poco más futurista con los señuelos de Alibi. // Photo: ESL

Estas nuevas habilidades pueden parecer nuevas e ingeniosas, pero cada una de ellas afectó al meta de manera dramática. Maverick, por ejemplo, nos ofreció ora opción para infiltrarnos, lo que, como hemos visto con jugadores como Hibana, significa que los jugadores ya no tienen que depender de combos como Thermite o Thatcher. Es más, también dividió el juego por temáticas, adentrándose más en reinos de ciencia ficción con hologramas como el de Alibi. Está claro que eso no es para todos los gustos, pero aun así proporciona algo nuevo y fresco.

Todo esto sin mencionar la gran cantidad de cambios que ya se han implementado, que no solo incluían nuevos mapas, sino que también tuvimos un evento de temporada a principios de este año que estaba basado en un brote zombi. Ubisoft también mostró su compromiso de refrescar el juego: se hicieron ajustes, como rediseñar y reestructurar la base Hereford, y aunque no todos los cambios fueron bien recibidos (estamos viendo la reciente reacción ante los cambios estéticos en los mapas para eliminar elementos controvertidos), también se puede observar un crecimiento en el juego, así como los elementos existentes se adaptan a las necesidades del juego y de sus jugadores.

No podemos hablar del meta sin mencionar los eSports y la creciente escena competitiva de Rainbow Six: Siege, que acaba de finalizar la 8ª temporada de la Pro League, cuya final se celebró en Río de Janeiro. Antes de 2018 teníamos mucho competitivo que analizar con la Liga Pro y equipos como Ence y Penta Sports dominando el territorio, pero 2018 fue el año en que Rainbow Six dio un paso más en el espacio competitivo.

Para empezar, hemos visto entrar en escena a más organizaciones grandes, con equipos que van desde Fnatic a Immortals y, por supuesto, G2 Esports, que firmó con el equipo de Penta Sports, considerado por muchos como el mejor del mundo. La incorporación de grandes nombres es una muestra de compromiso con el entorno competitivo. El hecho de hagan inversiones tan grandes en el juego asegura una mayor estabilidad en su avance. Hemos oído hablar incluso de que, en el juego, habrá más objetos de equipo en el futuro. Un 30% de las ganancias con dichos objetos van directamente a las propias organizaciones.

También hemos visto una expansión en la forma de participar en las competiciones, especialmente con la introducción de los torneos DreamHack. Esto ha permitido que equipos como Millenium Esports e IDK (que desde entonces han sido recogidos por Team Secret) brillen en Austin y Valencia respectivamente, a la vez que se diversifica el número de equipos a los que ver en acción y apoyar, por no hablar de retransmitir y ofrecer el entretenimiento en directo a más gente en todo el mundo.

Mirando un poco hacia el futuro, el evento Six Invitational del año que viene tendrá más de un millón de dólares de bote, y los eventos del año pasado allanaron el camino para que los equipos se clasifiquen para el mayor evento del calendario de Siege. En Montreal veremos el contenido del cuarto año y cómo se desarrollará aún más la escena eSports, así que todo lo que queda por hacer es disfrutar de lo que hemos recibido este año e ilusionarnos con que llegue febrero y el evento vuelva a celebrarse una vez más.

Rainbow Six: Siege
Penta Sports (ahora G2 Esports) fueron los ganadores de la pasada edición del Six Invitational. // Photo: ESL