LIVE
HQ
logo hd live | Deep Rock Galactic: Survivor
See in hd icon

Chat

X
      😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙁 🙂 🙃 🙄
      Español
      Gamereactor
      avances
      La Tierra Media: Sombras de Mordor

      La Tierra Media: Sombras de Mordor - impresión final

      Tras muchos vistazos durante el último año, por fin podemos recrearnos con la última aventura en el mundo de Tolkien. ¿Un juego licenciado prometedor? Seguro que lo será.

      Suscríbete a nuestra newsletter

      * Campo obligatorio
      HQ

      No es frecuente que el término "ambición" se asocie a los títulos bajo licencia, pero es lo que nos viene a la mente de inmediato al ver lo último de La Tierra Media: Sombras de Mordor.

      Esto supone un cambio radical respecto a nuestras primeras impresiones. Los elementos en los que se inspira el juego son diversos y evidentes; y, aunque las sensaciones iniciales de los que vieron el juego en acción durante el evento de presentación fueron positivas, nosotros no estábamos nada convencidos. Pero hay que ver para creer.

      El avance que se presentó en la Gamescom constaba de dos partes: en la primera seguimos los pasos de Talion, un montaraz que acaba de ser resucitado por un siniestro personaje que cohabita en su cabeza, tras la pista de Gollum en una misión de historia; y en la segunda vimos más demos del sistema Némesis, la mecánica que hace que los orcos vayan subiendo de nivel conforme lo haces tú y crea enemigos con rasgos característicos y minibosses únicos.

      Ambas demos jugables resultaron sólidas y divertidas; la segunda, en la que se nos detalla el funcionamiento de la jerarquía orca y su impacto en el juego, es muy ambiciosa, tanto que, en la charla posterior a la presentación de Monolith, se habla de que todos los estudios que aspiren a crear aventuras sandbox en el futuro tendrán que incorporar mecánicas similares. Si cumple con lo que promete, Némesis va a suponer todo un cambio en el género.

      Publicidad:

      Pero mejor vamos a seguir un orden cronológico. En la demo inicial, Talion sigue el rastro de Gollum por bosques y ruinas, y acaba encontrándose con un troll (bueno, técnicamente con un graug) en una profunda caverna en el corazón de Mordor. Temíamos que el hecho de que el juego se centrase en los dominios de Sauron nos llevase siempre por paisajes desolados, pero estos temores desaparecieron al admirar la vegetación y las ondulantes colinas salpicadas de estructuras destruidas y fortalezas orcas. Parece que Mordor tiene mucho más que ofrecer aparte de aquel triste baldío que vimos en las escenas climáticas de El retorno del rey.

      La Tierra Media: Sombras de Mordor

      También se nos muestra más trasfondo sobre Gollum. Los gráfico de nueva generación permiten que esta raquítica criatura se parezca más a su versión cinematográfica, y la excelente interpretación del actor de doblaje Liam O'Brien hace que sea difícil distinguirlo del encarnado por Andy Serkis. La búsqueda de Gollum por parte de Talion lleva a pensar que la presencia del antaño portador del Anillo en el juego irá más allá de un simple cameo, ya que al final los dos hablan como si ya se conociesen de antes. Incluso podemos gozar de un tercer punto de vista, el del espectro que habita en el cuerpo de Talion y le otorga poderes, que no es otro que Celebrimbor, el herrero elfo que forjó los Anillos de Poder. Gracias a él podemos disfrutar de flashbacks sobre la creación de los Anillos y ver a Sauron sin armadura mientras los dos colaboran en la forja de los Anillos.

      La situación en la que se ven envueltos los tres (el montaraz, el espectro y Sméagol) sigue los pasos de la historia de Sam, Frodo y Gollum en El Señor de los Anillos, y es más una reminiscencia intencionada que una pobre imitación casual del original. Como mínimo, lleva a pensar que habrá chicha y peleas en esta relación a tres bandas, lo que aporta profundidad narrativa a lo que, de lo contrario, sería la historia superficial de un montaraz con poderes que se va abriendo camino a mandoblazos a través de los ejércitos orcos.

      Publicidad:

      De hecho, lo que más vemos hacer a Talion en la presentación es sajar y rajar. El juego dispone de un sistema de mejoras que te permite probar primero los nuevos movimientos para tomar una decisión fundamentada sobre qué merece la pena desbloquear. Hoy, elegimos que Talion adquiera la habilidad de ataque de teleportación: elegimos un objetivo, la activamos, y vemos a Talion teleportarse hasta un enemigo distante y asestar un golpe letal.

      Es un buen truco para ir saltando entre grupos en el campo de batalla, pero también sirve para desplazarse rápidamente a puntos inaccesibles, como las cornisas elevadas de los acantilados cuando tenemos que huir de la caverna que se derrumba y de los brazos del troll enfurecido que está provocando la avalancha. Para seguir la pista a Gollum resultará crucial la habilidad de rastreo, que nos permite ver sus huellas con más claridad; esto es especialmente importante cuando la criatura trepa por superficies verticales y desaparecen las pisadas.

      Aunque al entrar en la caverna el juego nos lleva en una dirección muy concreta, no da la sensación de que el camino a seguir esté especialmente marcado: los túneles laterales que se internan en la oscuridad llevan a pensar que vamos a tener que explorar, y en el exterior hay campo hasta donde alcanza la vista. El sistema Némesis nos da la opción de satisfacer nuestras ansias de exploración y pone mucho énfasis en salirse de las misiones marcadas.

      La Tierra Media: Sombras de Mordor

      Los orcos mejoran con la experiencia conforme el mundo y tu interacción con ellos van determinando sus fortalezas y debilidades. Uno podría quedar admirado por la aparición de los huargos, mientras que otro podría tenerles miedo y salir corriendo ante ellos. Un submenú que muestra los personajes clave de la región en detalle nos permite ver cómo se desarrolla la personalidad de cada orco.

      Incluso aunque no los tengas al alcance de tu espada, estos orcos seguirán evolucionando. Echar un vistazo a este menú tiene su encanto, ya que unas personalidades van chocando con otras, los orcos muertos son sustituidos por nuevos oficiales y los supervivientes pugnan por el puesto de comandante; y, al ganarse sus galones, se convierten en un miniboss del mapa de Mordor y en un objetivo opcional de la misión principal. Eso sí, hay que darles bastante la brasa para que salgan de su escondrijo: no te los vas a encontrar paseando por el mundo, listos para que les des una puñalada trapera, sino que el juego creará una selección aleatoria de objetivos que tendrás que cumplir para llamar su atención.

      Estos objetivos vendrán dados por su personalidad: en la demo jugamos una misión cronometrada en la que había que matar a veinte orcos en menos de dos minutos para cabrear a su líder y que viniese en persona a atacarte; y, como los orcos que combatían bajo su estandarte estaban desperdigados por una fortaleza, el ataque de teleportación se volvió esencial para cumplir con el objetivo a tiempo. En este juego no basta con darle todo el rato al botón de atacar, como nos demostró el desarrollador muriendo a manos del comandante.

      A su compañero de Monolith no le hizo mucha gracia esta muerte inesperada, pero le dio pie para destacar un punto importante: al morir no se resetea el tiempo, vuelves al último checkpoint pero el tiempo no vuelve atrás contigo; resucitarás poco después, y el orco que te mató habrá subido de nivel y será un rival más duro la próxima vez que te lo encuentres.

      Esta idea va contra la corriente actual de simplificar determinados puntos de los juegos para que todos los jugadores puedan seguir adelante. Aunque no creemos que esto lleve a combates más duros con los bosses en situaciones sucesivas (la curva de aprendizaje tendería a la vertical si fuese así), nos parece una buena idea que hará que las batallas siempre tengan algo distinto por mucho que las repitamos.

      Las dos partes de la demo han resultado muy interesantes. El juego tiene un movimiento muy suave, mucho mejor de lo que los pantallazos estáticos nos llevaron a creer. Es probable que tengamos entre manos un título de aventura sólido y divertido, con la ventaja añadida, al menos para los fans de Tolkien, de tener un mundo y unos personajes sobradamente conocidos. ¿Un juego bajo licencia puede convertirse en uno de los títulos más esperados de este otoño? Esa sí que es una idea ambiciosa.

      HQ

      Contenido relacionado



      Cargando más contenido