Español
Gamereactor
análisis
Lara Croft y el Guardián de la Luz

Lara Croft y el Guardián de la Luz

Uno de los títulos más potentes del verano se adapta al mercado portátil. Aunque es una interpretación bastante precisa de su hermano mayor, creemos que algo está "lost in translation".

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El Guardián de la Luz ha conseguido colocarse entre mis títulos favoritos del año. Después de que mi avance tuviera indicios de incredulidad, mi fe se vio recompensada durante las semanas posteriores al lanzamiento en los dominios digitales. Los escépticos intentaban asumir que había pasado lo imposible: Lara Croft volvía a emocionar.

Quitando el retraso del modo online cooperativo, lo último de Lara supuso un soplo de aire fresco tanto para el estudio como para la audiencia, introduciendo a la arqueóloga en el género de los disparos con vista isométrica. La exploración revitalizada y las mecánicas para las trampas sustituían al punto más flojo de Lara para dotar a la franquicia de una inyección de adrenalina.

El juego consiguió también ofrecer dos modos de juego por el precio de uno. El cooperativo a dos jugadores ponía en la pantalla a Lara y a su nuevo compi Totec, que debían utilizar las bondades de cada uno para resolver y sobrevivir a puzles a toda velocidad, frente a cuentas atrás o pruebas mortales. Esta novedad para el universo Raider no dejaba de lado la experiencia clásica, pues jugando en solitario LC: GdlL retomaba la sensación aventurera que la Srta. Croft había captado originalmente de Indiana Jones hace más de una década.

Lara Croft y el Guardián de la Luz
Publicidad:

Cuando analicé el original Lara se llevó un 9, y si os soy sincero hubo más de un tonteo con las dos cifras. Las actualizaciones de reliquias te ofrecían mayor poder de disparo y significaban un toque RPG para los disparos, mientras el diseño de niveles te mantenía enganchado al escalar tumbas de varios pisos y salas especiales de puzle. El desarrollo del juego casi no te daba respiro entre ataques y trampas mortales. Por no mencionar el sistema de puntuación, que proponía desafíos opcionales múltiples en cada nivel, ideal para volver a jugar.

Llegados a este punto, seguro que mientras miras de reojo la puntuación y levantas la ceja derecha, te preguntas ¿por qué la versión portátil cae dos puntos respecto a la valoración original?

Bien, todos los puntos que he defendido respecto a las versiones XBLA/PSN, que convierten al Guardián de la Luz en el mejor tesoro descargable del año, siguen intactos aquí. La versión para iOS es un port casi perfecto de las hermanas mayores. Sin embargo, existen algunas diferencias que, pese a ser contadas, degradan la calidad general del juego y afectan a la experiencia considerablemente.

Las concesiones en el apartado visual pueden pasarse, aunque son algo irritantes saliendo el juego una semana después del Infinity Blade de Epic, que demuestra lo que se puede conseguir en estas plataformas. Crystal Dynamics utilizó el motor de Tomb Raider: Underworld, pero el port no consigue capturar el mismo nivel de detalle, algo que sólo notarás si estás familiarizado con la versión original.

Publicidad:

El mayor problema es el campo de visión, y es un fastidio en dos frentes. En primer lugar, el ángulo de la cámara. En algunas ocasiones es necesario visualizar la disposición completa de un sepulcro para descubrir la mecánica de una trampa. Por ejemplo, una de las primeras salas de puzle que te encuentras te obliga a alinear un disparo con un interruptor que está más allá de un foso de pinchos, para conseguir abrir una puerta y cerrar la otra. En el iPhone, la cámara no hace el suficiente paneo hacia atrás para dejarte ver al interruptor o a Lara. Sólo recordando la tumba de la versión XBLA fui capaz de dar con un coleccionable que estaba más allá del interruptor, mientras pasaba un proceso de ensayo-error. No creo que los que lleguen de primeras tengan tanta paciencia.

Lara Croft y el Guardián de la Luz

En segundo lugar, la disposición de los botones. Siempre será un asunto espinoso con los iDispositivos, y aquí hay un problema. El estudio ha intentado hacerlo lo mejor posible, colocando botones sensibles al contexto encima del ‘stick' derecho, pero sumado al menú de armas en la parte de abajo (que es cierto que está oculto hasta que se toca un botón), la pantalla queda demasiado poblada. Es desalentador cuando tienes que luchar contra monstruos que mantienes en una posición adrede para no taparte con los dedos.

Tampoco encaja que los botones contextuales no incluyan palancas o puntos de enganche, en lugar de ponerlos con iconos separados que aparecen sobre el elemento en cuestión. Cuando te enfrentas a trampas mortales que necesitan respuestas rápidas para sobrevivir, los iconos añadidos las hacen demasiado complicadas, requiriendo que levantes el dedo y toques en el medio de la pantalla para agarrar.

Estas cosas esconden innecesarios momentos irritantes en un apasionante juego de tiros y puzles, que lo alejan de la categoría de "compra imprescindible" para tu iPhone. Quizás estos problemas son menos con la pantalla más amplia del iPad, y si es así actualizaremos esta crítica si es necesario una vez la probemos.

Si puedes elegir, nosotros nos quedamos con la versión de consola. Si no, te diremos que el de Lara es un shooter decente, pero con el que deberás ser paciente y veloz con los dedos en la táctil para sacarle todo el partido.

Lara Croft y el Guardián de la Luz
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Gran mezcla de puzles y acción, desafíos múltiples por nivel.
-
Difícil de controlar, la cámara no hace el suficiente paneo.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido