Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Lego El Señor de los Anillos

Análisis de Lego El Señor de los Anillos

¿Vuelve a conseguirlo TT Games? TT Games vuelve a conseguirlo. "Di amigo y entra" para descubrir por qué la parodia Lego de la trilogía peliculera es un juego para divertirlos a todos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

No hace falta extenderse demasiado a la hora de explicar de qué va cada título de TT Games realizado con muñecos y piezas LEGO. Nos llevan acompañando todas las temporadas desde hace más de ocho años, lanzando el estudio británico parodias de los grandes clásicos del cine de aventuras, héroes y ciencia ficción. Y por suerte para los jugadores, la calidad suele estar garantizada.

La fórmula cambiaba poco hasta que, el pasado junio, llegó al mercado Lego Batman 2: DC Super Heroes, el primer juego de la serie en introducir doblaje de voz y deshacerse del aburrido 'hub' o mundo central, un nivel que tradicionalmente unía todas las misiones del juego.

Tras recibir público y crítica con los brazos abiertos este cambio sobre la idea original (sin tocar las aventuras de plataformas a dobles), el estudio ha perpetuado su último trabajo, Lego El Señor de los Anillos. Como era de esperar, se trata de una parodia de la trilogía original de películas dirigida por Peter Jackson, que llega utilizando los diálogos de los actores justo antes del estreno de la cinta de El Hobbit.

Lego El Señor de los Anillos

Como decíamos, en este juego se prescinde del hub, y por primera vez el jugador puede explorar a lo largo y ancho de la Tierra Media, aprovechando un nuevo sistema de free-roaming bastante simple, pero divertido. Todas las áreas que los fans recuerdan de los mapas están conectadas entre sí, y en líneas generales se puede seguir a pie el viaje que realizaron Frodo y Sam. Eso sí, para desbloquear una nueva zona hay que superar antes un episodio.

En estos niveles, el juego vuelve a ser como todos sus predecesores. Se trata de un juego de plataformas y acción con una enorme cantidad de elementos de puzles, y cada escenario está repleto de secretos en zonas a las que sólo unos cuantos personajes pueden acceder, muñecos que a menudo faltarán en la primera partida. Como resultado, una vez más, los jugadores están obligados a rejugar los episodios con diferentes muñecos, con el fin de encontrar todos los bonus, bloques especiales y otros secretos.

Lego El Señor de los Anillos

Como siempre sucede con las producciones de TT Games, el elenco de personajes jugables es descomunal. Algunos se liberan simplemente acabando un nivel, mientras que otros se pueden adquirir en determinadas localizaciones durante la exploración libre del mapa, invirtiendo las monedas de plástico que se acumulan en cada fase. El precio de cada personaje adicional es muy elevado, por lo que debes pasar mucho tiempo ahorrando para hacerte con una colección decente.

La gran diversidad que se encuentra en en plantel de personajes (cuyo crédito pertenece enteramente a la genialidad de Tolkien) permite a TT Games otorgar características especiales a ciertos protagonistas. Es increíble cómo los diseñadores han sido capaces de revalorizar el papel de personajes como Pippin y Merry, que reciben habilidades únicas y se convierten en indispensables en algunos momentos.

Los puzles esparcidos por las misiones requieren en ocasiones una pizca de ingenio (también siguiendo la tendencia positiva de los últimos juegos de Lego). Es aquí donde Lego El Señor de los Anillos da lo mejor de sí mismo, calentando nuestra materia gris y obligándonos a dar con el personaje idóneo para todas las eventualidades. Cuando te aprendes las habilidades concretas de cada héroe, el juego se vuelve realmente satisfactorio. Sin embargo, para llegar a este punto hacen falta unas cuantas horas de juego con el fin de reunir suficientes muñecos y los objetos con los que interactúan. Sam, por ejemplo, cuenta con una sartén con la que cocinar, mientras que Frodo puede utilizar su ampolla luminosa en la oscuridad, Legolas dispara con su arco, Gimly machaca la roca con su hacha...

Casi todos los puzles requieren la participación de dos personajes. Como suele ocurrir en estos casos, Lego El Señor de los Anillos es un juego que se juega mucho mejor en compañía, y como Lego Harry Potter, hace uso de un ingenioso sistema de pantalla partida, que divide la imagen en dos partes de forma dinámica sólo cuando la pareja cooperativa se separa en el escenario. De esta forma se consigue una división muy natural y es sorprendentemente fácil encontrar la ubicación del aliado.

Lego El Señor de los Anillos
Lego El Señor de los AnillosLego El Señor de los AnillosLego El Señor de los Anillos

Lego El Señor de los Anillos mantiene el listón de calidad y aporta unas cuantas novedades ligeras. Para emplear una fórmula de casi una década de existencia, es un producto con gran valor y que merece la atención de cualquiera que haya visto al menos una vez la popular trilogía de Peter Jackson (y por lo tanto, probablemente se haya quedado prendado). Todos encontrarán momentos desternillantes -especialmente en las escenas de corte- y podrán disfrutar de una inusual versión de plástico de la Tierra Media.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Parodia muy divertida, una barbaridad de personajes, buenos puzles, es una pasada contar con libertad de exploración.
-
Motor de juego y algunas mecánicas necesitan reformas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido