Español
Gamereactor
noticias

Los problemas de stock de consolas seguirán durante todo 2022

Toshiba advierte: "El suministro de chips va a estar muy apretado hasta, al menos, septiembre del año que viene."

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

La crisis de los semiconductores ha disparado los precios, como bien se ha visto en el campo de la informática y las tarjetas gráficas (aunque aquí también entran en juego otros factores); pero, también ha hecho que el sector del videojuego esté moviéndose en unas cifras anómalas. La nueva generación empezó en noviembre de 2020 y, aunque sus responsables hablan de cifras de récord, la realidad es que no hay suficientes consolas.

Una afirmación que, en Gamereactor, se viene comprobando a nivel nacional con las ventas de videojuegos en España: no hay consola para tanta demanda. La situación parecía que iría mejorando con el paso de los meses, incluso se han visto atisbos de mejora y muchas compañías se han asegurado ya el stock necesario para el resto del año fiscal, como es el caso de Sony con PS5. Pero los problemas van a seguir.

Los problemas de stock de consolas seguirán durante todo 2022

Según recoge Bloomberg, Toshiba ha dado la voz de alarma: "El suministro de chips va a estar muy apretado hasta, al menos, septiembre del año que viene". Palabras que lanza mirando al sector industrial, a la automoción y la electrónica de consumo. Sí, a los videojuegos.

En Gamereactor hemos podido saber, de fuentes del sector de los integrados, que la mayoría de nuevas plantas de producción de chips no estarán operativas hasta 2023, como pronto (Toshiba, entre otras, está haciendo una fortísima inversión para aumentar su nivel de producción de cara a marzo de 2024). De hecho, no se espera que la situación vuelva a la normalidad hasta verano de 2023, aproximadamente.

Actualmente, la compañía se encarga, entre otras cosas, de la producción y distribución de chips reguladores de potencia. El componente, que se encarga de la regulación y distribución de la electricidad en circuitos integrados, se antoja esencial para cualquier aparato electrónico, y no hay suficientes unidades, ni las habrá pronto.

Rediseños de consolas por la falta de componentes

Desde Toshiba afirman estar distribuyendo sus recursos constantemente para evitar cortes en líneas de producción de sus clientes o problemas graves en sus negocios. "Los fabricantes de consolas están entre los clientes con mayor demanda y pido disculpas de corazón por su frustración, ya que ninguno de ellos está satisfecho al 100%", subraya Takeshi Kamebuchi, responsable de semiconductores en una de las unidades de la empresa.

Los problemas de stock de consolas seguirán durante todo 2022

Reuniones constantes para distribuir sus recursos y las unidades producidas para tratar de hacer el mejor reparto posible y satisfacer cuanto puedan a sus clientes. Ese es el día a día de una Toshiba que afirma, además, la intención de algunas compañías de consolas de modificar los diseños de la circuitería de sus consolas para reducir la necesidad de componentes y ajustarse mejor a la disponibilidad de estos.

Un tira y afloja constante, con llamadas diarias entre proveedores y clientes para intentar rascar todas las unidades posibles de componentes y alcanzar las cifras que necesitan. Las navidades se antojan complicadas y ya se han visto cambios en consolas como el rediseño interior de PS5, o la llegada de Nintendo Switch modelo OLED.

Queda por ver, además, si Sony conseguirá batir las cifras de PS4, tal y como ha estado afirmando. Por el momento, la producción de PS5 no alcanza los niveles conseguidos con la anterior.

Los problemas de stock de consolas seguirán durante todo 2022


Cargando más contenido