Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Mario + Rabbids Kingdom Battle

Análisis de Mario + Rabbids Kingdom Battle

Cuando llega un fusión rara de mundos la primera expectativa nunca es del todo buena, pero a veces hay sorpresas.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Tenemos que admitir, y no es la primera vez que lo hacemos a pesar de que se supone que no es la forma más profesional de enfocar un anuncio, que los primeros rumores sobre un juego de Mario y los Rabbids nos dejaron muy inquietos. Mario, el personaje más famoso de los videojuegos, junto a los Rabbids, que solo saben hacer tonterías, en un juego con un 70% de estrategia y algo de aventura. A primera vista no es nada fácil anticipar el concepto tal y como después ha resultado ser en Mario + Rabbids Kingdom Battle. Podría parecer uno de esos intentos de pegar como sea dos mundos con una estructura cualquiera para convencer a los fans de que es el doble de bueno. Sin embargo, todos aquellos temores se disiparon en un instante, en aquella memorable y emotiva presentación del E3 2017 con Yves Guillemot y Shigeru Miyamoto sobre el escenario, y su director, Davide Soliani, robando las cámaras desde la platea.

Era un riesgo y parece que ha tenido su recompensa, sobre todo la de ver la satisfacción que ha mostrado el público más fanático de Nintendo, uno que no siempre es fácil de contentar. A pesar de que es un producto de Ubisoft, una compañía a la que se ha criticado por aprovechar estas consolas en busca de beneficio fácil y arriesgar poco en sus proyectos, ha sido acogido como un título de la casa. Las ventas tendrán la última palabra, pero todo apunta a que es uno de esos casos que encuentra el cariño de los jugadores por saber ser diferente, por intentar innovar y buscar nuevas formas o combinaciones de gameplay. Ahora os contamos en qué sentido.

Mario + Rabbids Kingdom Battle
Publicidad:

Es muy importante comenzar hablando de las razones que han llevado a que estos dos universos coexistan, porque como podéis suponer la narrativa es un aspecto fundamental de este título (es broma). Como era de esperar, es algo absurdo: resulta que alguien ha estado trasteando con un headset VR que por algún motivo tiene la capacidad de unir elementos. Por razones desconocidas, un puñado de rabbids han conseguido echarle el guante y han acabado combinándose a sí mismos con el Reino Champiñón porque, atención, había un póster de Nintendo en la habitación en la que estaba el aparato. Y ya está. ¿Por qué hay unos rabbids buenos y otros malos? Ni lo cuentan ni parece que importe. Al fin y al cabo ni es la primera vez que hay una invasión al mundo de Mario ni va a ser la última.

Por mucho que el contexto no tenga sentido, lo curioso es que los personajes de Ubi pegan muy bien estéticamente. Tus aliados principales, solo al inicio, son un par de de conejos con estilazo, Rabbid Luigi y Rabbid Peach. Es gracioso ver cómo reacciona este par a las infantilidades del mundo de Nintendo y cómo lo ponen patas arriba a su manera. Nada profundo, no esperéis un gran guión, sin embargo tampoco es un problema ni una carga, sino que sirve como soporte.

En vez de preocuparse por construir una narrativa, Ubisoft se ha esmerado en crear una versión familiar pero con sello propio de un mundo tan conocido. No hay que tirarse de los pelos, el Reino Champiñón sigue siendo el Reino Champiñón, ese mismo que tantas veces se ha visitado de la mano de Nintendo, y que por mucho que vaya cambiando con el paso del tiempo, sigue siendo perfectamente reconocible. A las zonas de pastos verdes que tan pronto se nos vienen a la cabeza le siguen otros ambientes con la misma tradición como las montañas nevadas o la tierra árida sobre lava. Lo que no falta es ese diseño a base de bloques disimulados con texturas de siempre. Para haceros una idea, coged un mundo de Super Mario 3D World, girad la cámara para imitar una perspectiva isométrica y más o menos ya tenéis un nivel de Mario + Rabbids Kingdom Battle.

HQ
Publicidad:
Mario + Rabbids Kingdom BattleMario + Rabbids Kingdom BattleMario + Rabbids Kingdom Battle

El resultado es, de nuevo, positivo en lugar de negativo ya que sirve para que los personajes de Nintendo se sientan cómodos en sus entornos. Es como si hubieran estado un tiempo fuera de casa y al volver al nido se dieran cuenta de que todo sigue igual, aunque ellos hayan cambiado; es la seguridad del hogar. La razón básica de estas alteraciones son los rabbids, porque se han traído sus materiales para la invasión, como sus propios cañones, su famosa lavadora o unos túneles para viajar a zonas ocultas con puzles basados en su temática. Sea como sea, lo que convence es la atención al detalles desde la sencillez en todos los aspectos del juego. Esto es Nintendo, son sus licencias, y Ubisoft ha tomado buena nota. Puede que haya limitado la originalidad en el diseño de niveles, pero al menos aporta unas cuantas ideas propias.

Ese cambio de la perspectiva visual es la clave para ir aprendiendo que por mucho que estemos ante el mismo entorno, las cosas van a ser diferentes. Es un título distinto a todo lo que hemos probado antes con estos protagonistas, con más parecido a los juegos de estrategia por turnos y especialmente a Xcom: Enemy Unknown que a los plataformas de Nintendo o incluso a los Mario RPG. A través de los mundos va combinando momentos de exploración en espacios abiertos de tamaño muy limitado y las autoproclamadas Batalla Espaciales, en las que acabar con un grupo de enemigos en batallas confinadas. La diferencia entre ambas mecánicas está muy bien marcada, porque antes de entrar en una zona de lucha hay dos banderas pirata negras. Cuando se traspasa esa línea arranca una fase de preparación en la que primero se presentan los enemigos y después te da la oportunidad de colocar a tu equipo de tres personajes sobre el terreno en cada cuadrícula.

HQ

Puede que compararlo con Xcom ya sea algo cansino, llevamos así desde que lo enseñaron por primera vez en el E3, pero es muy útil. Por su sistema de coberturas a dos niveles, por los movimientos constantes por escenarios escalables y por la importancia de flaquear y golpear fuera de cobertura a los rivales. Es tan obvio que hasta se puede perdonar la indiscreción. Pero también añade algunos elementos propios que sirven para volver al mundo en el que estás y olvidarte del de Firaxis.

El más importante es la secuencia de dos movimientos por turno, golpe cuerpo a cuerpo y movimiento más cobertura y disparo a distancia, que hacen que los combates sean muy dinámicos, más intensos e impredecibles, aunque sea a cambio de paladear la estrategia. El otro es la forma de aprovechar a los compañeros para poder ampliar el rango de acción y llegar más rápido a los rivales, otra medida que sirve para que las partidas fluyan. En resumen, es más rápido, más sencillo y más accesible para un jugador no tan instruido en juego de estrategia, pero sin llegar a perder la satisfacción de haber ganado por tus tácticas y por tu buen hacer.

Teniendo en cuenta que siempre son equipos de tres, lo primero que se te viene a la cabeza es un multijugador cooperativo para repartirse los personajes, especialmente online para no depender siempre de a quienes tengas en casa. Pero aquí también se nota la mano de Nintendo y, de momento, eso está descartado. Lo que sí ofrece el juego es un modo local separado de la historia principal al que se accede desde una base en el mundo central. Estas misiones no presentan muchas variantes en el procedimiento, pero sí en cuanto a la dificultad, porque a medida que se avanza van apareciendo retos que hacen pensar mucho más los movimientos antes de ejecutarlos. Es un añadido sencillo pero que merece la pena, aunque te produce más dudas sobre por qué no está en el modo principal.

Mario + Rabbids Kingdom Battle
Mario + Rabbids Kingdom BattleMario + Rabbids Kingdom BattleMario + Rabbids Kingdom Battle

Así que, si lo que estáis buscando son estrategias rebuscadas y una profundidad de nivel experto, aquí no las vais a encontrar. Aquí lo que tenemos es un juego que va subiendo de temperatura gracias a la introducción de nuevos tipos de enemigos, batallas contra jefes y armamento, pero que nunca te maltrata ni te hace replantearte cómo juegas. Puede que sea Xcom, pero es Xcom en Nintendoland, y eso significa que es para todos los públicos. Ubi podía haber creado una curva de dificultad clara que te llevase de un escenario a otro con un sufrimiento creciente, pero se han dado cuenta de que el Reino Champiñón no es así (excepto los últimos niveles de Super Mario Galaxy 2).

Tampoco vamos a negar que, cuando llegas los créditos, sientes que te lo has pasado bien pero también piensas que podría haber sido un poco más duro para ver hasta dónde podía llegar este sistema evolucionado de RPG táctico. Hay armas, pero no armaduras o ítems. Hay un árbol de habilidades, pero no define al personaje, solo lo retoca. Por muchos elementos típicos del género que encontremos, ninguno está desarrollado hasta el extremo, así que hay que ser consecuentes con esa simpleza global.

Sin embargo, lo que le falta a Mario + Rabbids Kingdom Battle de profundidad lo repone en encanto, en diseño, en conocerse a sí mismo, en cumplir con sus propio objetivo. Es divertido, es bonito, es agudo, tiene muy buen ritmo y encaja perfectamente en el catálogo de Nintendo Switch, ya sea en modo sobremesa o para ratos en formato portátil. La recepción fue templada, pero nos ha conquistado como se debe, a los mandos.

HQ
Mario + Rabbids Kingdom BattleMario + Rabbids Kingdom Battle
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Una fusión de mundos convincente, gráficos vistosos, te saca sonrisas, un gameplay muy sólido con toques de originalidad. La complejidad del cooperativo.
-
La falta de profundidad es comprensible pero excesiva. La exclusión del cooperativo del modo historia.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Te puede interesar...



Cargando más contenido