Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
avances
Mario Tennis Aces

Mario Tennis Aces - impresiones modo Realista

Jugamos a lo Wii Sports con el sensor de movimiento y avanzamos un poco más en el modo Aventura.

Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

Mario Tennis Aces ha pasado de ser 'otro juego de deportes más de Mario' a uno de los más esperados del catálogo próximo de Nintendo Switch y lo ha hecho por méritos propios. Camelot se ha atrevido a meter muchos cambios en la fórmula que funcionan a la perfección, mejorando sin lugar a duda a la entrega mediocre de Wii U, como os contamos en nuestras pasadas impresiones. Tan convencidos están de lo que traen que montaron una beta/demo online que, cuando funcionaban los servidores, satisfacía a sus probadores.

Pero todavía nos quedaba una cosa por probar, lo que han llamado el modo Realista, que no es ni más ni menos que un modo simplificado y sin opciones de fantasía que se juega mediante el control de movimiento. Sí, ese al que se supone que está jugando Rafa Nadal en el anuncio. Es un modo de juego separado, que tan solo toma del resto los personajes y las pistas que vas desbloqueando en el modo Aventura, pero que sin embargo va a convertirse en uno de los grandes atractivos por ese otro bombazo de Nintendo al que recuerda.

Mario Tennis Switch como Wii Sports

Como suena, jugar al modo Realistas de Mario Tennis Aces es como jugar a una versión evolucionada y al estilo Reino Champiñón de Wii Sports. Utiliza los sensores de movimiento del mando Joy-Con como lo hacía el viejo Wiimote, pero con la diferencia de que la evolución tecnológica juega a su favor, y que el escenario en el que se desarrollan los partidos es mucho más vistoso que aquellos duelos entre personajes Mii.

No hay muchas opciones para escoger más allá de la selección del número de puntos o juegos, las pistas habilitadas, los jugadores humanos hasta cuatro o el nivel de dificultad de la CPU, que en este caso influye y mucho. Hacerle puntos a un jugador defensivo es medio-alto (hay cinco niveles) ya cuesta y exige precisión. También se puede escoger entre una pelota normal o una gigantesca que se mueve más despacio, ideal para aprender. Ah, y si se habilita el ojo de halcón, un detalle que no aporta mucho a la partida, pero que muestra el esfuerzo.

Partido realista, aunque sea con un Chomp Cadenas contra una Estela que va flotando, porque los movimientos sobre la pista son los de verdad: ni se pueden tirar a toda velocidad, ni ejecutan supergolpes en aire, ni ralentizan el tiempo. Todo está en golpear a la pelota en el momento adecuado y en hacerlo con el gesto y la posición adecuada. Porque el sensor de movimiento lo coge bien, ya sea una dejada, un golpe liftado o un globo, abierto a la derecha o cerrando ángulo, en paralelo o cruzado. La mayoría de las veces hace lo que le dices.

Mario Tennis Aces

No solo el mando y sus gestos están más avanzados que en Wii Sports, incluso la propia dinámica de partido tiene un par de novedades que dan control al jugador. El timing sigue siendo la clave y por eso la colocación es básica. El muñeco se mueve de forma automática al punto lógico de recepción tras golpear, pero también puedes moverlo tú con el stick si prefieres hacerlo. Los errores llegan por precipitarse en el gesto, por tardar demasiado o por colocar la raqueta en la posición contraria (revés o derecha), porque aquí no se pueden hacer mil movimientos meneando el mando a ver si le das, solo uno. Pero, para contrarrestar, hay un botón de cancelación, como en FIFA o PES.

Al cogerle el truco no solo vas encontrando la forma de ejecutar bien el movimiento para que salga el resto deseado y el timing de golpeo, también cómo encontrar la mejor colocación para poder hacer el golpe estelar, que es un tiro más fuerte, marcado por una estrella en el suelo. Para que aparezca, como en el modo fantasía, hay que poner en apuros al contrario.

No hemos tenido tiempo de probar ni muchos personajes ni muchas pistas para saber cómo influyen las características personales de cada uno o la superficie, porque parece que sí habrá respuesta física adecuada al terreno en este modo realista de Mario Tennis Switch.

Mario Tennis AcesMario Tennis Aces

De vuelta al modo Aventura

En estas impresiones finales también os queremos hablar un poco más del modo Aventura, que esa historia que vamos a vivir con Mario y el resto de personajes que andan buscando a Luigi, desaparecido por culpa de Wario y Waluigi y la Raqueta Legendaria. Os dijimos que los primeros niveles que probamos funcionaban a modo de tutorial y por tanto nos quedaba muy claro hasta qué punto es un modo historia como el que piden los fans. Ahora, al avanzar un poco más, hemos comprobado cómo se articula el mapa, que no es totalmente lineal, y otros detalles.

El mundo de juego es una isla bastante grande dividida en zonas temáticas que Mario y Toad van recorriendo por una senda predefinida como en los juegos de pantallas clásicas. La mayoría son obligatorias y cuentan la historia principal con una pequeña conversación antes y después del duelo, pero también hay algunas a los lados con retos un poquito más difíciles que los de su entorno y que sirven para ganar extras, como más raquetas con otros atributos, o para conseguir pistas de cara a los enfrentamientos más difíciles que vienen, especialmente contra los jefes de sección.

Mario Tennis Aces

Nuestra primera incursión tras dejar atrás el tutorial fue en la selva, con duelos que van más allá del propio tenis, como acabar con una serie de Floros escupe fuego. Más adelante jugamos un partido normal en un barco con el hándicap de que el mástil estaba en todo el medio de la red. Y de ahí saltamos a la Mansión Espejismo, repleta de Boos. Hay partidos normales, pero también hay otro tipo de pruebas muy duras, como un frontón contra unos mecanimos en los que cuenta la precisión, o un durísimo peloteo de 300 toques con solo tres posibilidades de fallo. Muchos intentos después, dejamos este último para el futuro con la lección bien aprendida: no siempre vamos a poder hacerlo todo la primera vez y habrá que volver más adelante cuando Mario haya subido de nivel o tenga una raqueta más apropiada para ese duelo.

Así que, de repente, nos hemos encontrado con que Mario Tennis Aces son como dos juegos en uno, porque tiene poco que ver jugar en estilo normal/fantasía con el modo realista en el que todo se controla con sensores de movimiento. Nos queda mucho por descubrir antes de su análisis y necesitamos volver a poner a prueba sus funciones online y comprobar que Nintendo ha arreglado los fallos, pero esto tiene muy buena pinta.

Mario Tennis AcesMario Tennis AcesMario Tennis Aces