Español
Gamereactor
avances
Marvel's Guardians of the Galaxy
DESTACADO: Cobertura E3 2021

Marvel's Guardians of the Galaxy - Primeras Impresiones

Eidos-Montreal se saca de la manga un videojuego de los Guardianes de la Galaxia repleto de carisma y personalidad. Lo hemos visto a fondo, y te lo contamos todo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Creo que he perdido la cuenta de la cantidad de veces que he visto a Peter Quill bailando al son de "Come and get your love". La secuencia de introducción de la primera Guardianes de la Galaxia lanzaba un mensaje claro y directo de lo que cabía esperar con el filme. Una historia que mimaría por completo a los personajes de los cómics y con un toque bastante más gamberrete que el visto con cualquiera de los demás "supers" de Marvel.

Por eso, cuando empezaron a sonar los rumores de un juego protagonizado por esta trupe, de mano de Eidos-Montreal, me asaltó tanto la ilusión como el miedo. Ilusionado por saber que iban a traerlos de vuelta a nuestros mandos. Asustado por cómo había salido ese Marvel's Avengers que se quería comer el mundo.

Pues sí, los rumores estaban en lo cierto. Marvel's Guardians of the Galaxy es real, y es justo lo que podríamos pedir de un juego basado en estos personajes. He podido acudir a una presentación digital del juego para verlo en movimiento, conocer sus mecánicas y resolver algunas dudas de mano de sus creadores. ¿Con qué me quedo de todo esto? Con que no hay razones para tener miedo.

Marvel's Guardians of the Galaxy

Guardians of the Galaxy es lo nuevo de Eidos-Montreal y deja completamente de lado el formato de juego como servicio. De hecho, es un título de acción y aventura en tercera persona para un solo jugador, sin DLC, sin microtransacciones, con un fuerte componente narrativo y en el que solo manejas a un personaje: a Groot. No, es broma. El personaje principal y a quien manejaremos es a Peter Quill, el mismísimo Star-Lord, o "Sun-Lord", como lo llama cierto personaje.

Porque es precisamente Quill quien construye este equipo de mercenarios que da nombre al juego. Tras una terrible guerra intergaláctica, de la que todavía quedan dolorosos retazos en todo el universo, nuestro protagonista decide formar este equipo de mercenarios para ayudar a quien lo necesite, sea bueno o malo. ¿El objetivo? Ganar mucho dinero, y muy rápido. ¿Lo consigue? Para nada. Son un auténtico desastre, capaces de poner en riesgo al universo entero por una tonta apuesta. Sí, precisamente este es el detonante de la historia del juego, aunque no sabemos qué es exactamente esa amenaza que tienen que frenar antes de que sea demasiado tarde.

En lugar de controlar a todo el equipo, los desarrolladores han decidido que nos centremos en la figura principal de esta familia tan peculiar. Gamora, Drax, Rocket o Groot van a estar siempre con nosotros, y podremos darles órdenes o incluso mejorar o empeorar nuestra relación con ellos, pero nunca los manejaremos. Todo el peso recae en Quill, que además será parte activa de prácticamente todas las conversaciones del grupo.

Marvel's Guardians of the Galaxy

Y hay que recalcar esto de las conversaciones porque, a pesar de ser un juego muy orientado a la acción, también apuesta por la toma de decisiones. Por mucho que se les considere guardianes, todos tienen un pasado criminal. Son gamberros, son un poco salvajes y tienen personalidades que chocan muchísimo. Pero están juntos y son como una familia. ¿Y en qué familia no hay charlas o discusiones?

Esta mecánica nos lleva a elegir, por ejemplo, entre vender a Groot o vender a Rocket en un momento en que el grupo no tiene dinero (tiene truco, lo de estafar se les da bien), o incluso decirle a Drax que arroje a Rocket para cruzar un precipicio o no, de forma que el mapache de malas pulgas pueda accionar un puente con el que el grupo avance. Son opciones que surgen tanto para cuestiones importantes como para otras que lo son menos, como dar la razón a uno u otro si discuten, pero están ahí para que te sientas parte de ellos y, también, para que construyas la historia a tu manera.

¿Significa esto que Guardians of the Galaxy puede tener distintos finales? No. Eidos-Montreal nos explicaba durante la presentación que todos los jugadores van a tener la misma historia principal, aunque habrá cambios que afecten al transcurso de la partida, como las reacciones de los personajes en determinadas circunstancias o incluso un diferente desarrollo para determinadas secciones (por ejemplo, si Drax no lanza a Rocket para cruzar el precipicio, este no se enfadará, pero tendrás que buscar otra forma de avanzar). "Deliberadamente, no fuimos en una dirección en la que tienes que gestionar las relaciones con los personajes porque no queríamos ralentizar la aventura con demasiada microgestión", nos explican sus desarrolladores.

Marvel's Guardians of the Galaxy

Aun así, lo que hagas determinará la moral de tu grupo y será clave en momentos importantes. Es un factor de peso, pero que no atomiza el resto de componentes ni establece un sistema de afinidades, como cabría esperar en otros juegos con mecánicas similares. Porque, en el fondo, esto no deja de ser un juego de acción y aventuras con un toque descerebrado. Solo hay que ver que ese humor tan propio de cómics y películas de este grupo sigue totalmente presente. ¿Desnudar a Drax para entretener a los enemigos? Esta clase de ideas surgirán más de una vez. Otra cosa es que se ejecuten.

A pesar de este curioso componente, el elemento más divertido e importante de Guardians of the Galaxy es su combate. Puede que Peter Quill solo tenga en común con Peter Parker el nombre y el universo (quizá también un poco la edad mental), pero en este juego apunta a ser igual de disfrutable combatir con él. Es muy ágil, es rápido y está equipado con una combinación de pistolas y botas propulsoras que lo convierten en un quebradero de cabeza para cualquier alienígena con mala leche.

El combate, en lo que hemos podido ver, resulta veloz, divertido y hasta espectacular, aunque con un toque estratégico. Recordemos que se llama Guardians of the Galaxy, no Star Lord's Adventures, y hay todo un equipo de compañeros dispuestos a ayudar, cada uno con un rol determinado. Groot, esa especie de árbol con vida que actúa como apoyo y sanador; Rocket, el mapache cerebrito armado con explosivos y gadgets; Drax, un auténtico tanque en batalla; y Gamora, una suerte de pícara.

Durante las peleas, es posible activar habilidades y ataques especiales de nuestros compañeros a través de una rueda de selección, muy al estilo de las ruedas de armas de shooters. Eliges al personaje y, después, eliges el ataque o habilidad que más te convenga. Dados sus roles, y también el 'cooldown' de cada habilidad, hay que saber muy bien cuándo usar a cada uno y cuándo combinar golpes.

Marvel's Guardians of the Galaxy

Saber pelear, además, tiene premio. Cuando Quill encadena bastantes golpes, sea con sus armas, cuerpo a cuerpo o combinando con sus compañeros, y no recibe impactos, va rellenando un medidor que le permite desatar una habilidad especial que lo vuelve más potente y que, además, libera por completo las habilidades de los demás Guardianes para usarlas sin límite durante un tiempo. Aunque no hemos podido ver mucho más sobre esto, también nos percatamos de que hay un sistema de experiencia que se adquiere tras combatir, por lo que deducimos que habrá una progresión del personaje y del grupo para aprender nuevas habilidades.

A nivel mecánico, Guardians of the Galaxy llama bastante la atención, y más viniendo de una compañía que hace poco trabajaba con superhéroes con un enfoque muy dispar. Pero también llama mucho la atención a nivel visual. El equipo ha conseguido un resultado que impresiona por el grado de detalle de los personajes, que encaja además a la perfección con unos diseños propios, pero repletos de personalidad; por unos entornos coloridos y únicos y por un acabado general que sí, se siente como algo propio de los Guardianes de la Galaxia.

No le faltan además las referencias ochenteras porque, como bien explican desde el equipo, Quill no deja de ser un niño de los 80 atrapado en el cuerpo de un adulto. Los neones, los colores chillones y hasta una banda sonora que viene cargada de temas de la época como ese "Holding Out for a Hero" de Bonnie Tyler que acompaña al tráiler. Todo confluye a nivel audiovisual para dar un espectáculo a la altura de estos antihéroes, de hecho, parece que el componente musical va a jugar un papel muy importante. Aunque tampoco nos sorprende, el protagonista es un auténtico melómano-pop ochentero y Square Enix ha hecho una importante inversión en derechos musicales.

Con todo eso, ahora solo queda esperar. La peculiar historia de esta curiosa familia mercenaria llega a PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC el 26 de octubre de 2021, y la espera se nos antoja larga, a pesar de lo cerca que está. Guardians of the Galaxy es divertido, es descarado y derrocha personalidad. Tiene todo el carisma que no tenía Marvel's Avengers y apuesta por una fórmula con la que encaja a la perfección. Veremos si mantiene el tipo una vez nos pongamos a los mandos, aunque parece que esta vez sí que vamos a tener a los héroes que necesitábamos.

Marvel's Guardians of the Galaxy

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.