Español
Gamereactor
avances
Max: The Curse of Brotherhood

Max: The Curse of Brotherhood - impresiones

Press Play vuelve con una especie de continuación de la creativa aventura plataformera de 2010 Max and the Magic Marker.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

¿Alguna vez has deseado que tu hermano u otro miembro de la familia nunca hubiera existido? ¿Tal vez murmuraste una maldición cuando alguien se metía en tus asuntos? En este juego Max se propone que hagamos caso al dicho "ten cuidado con lo que deseas...", pues se ve obligado a protagonizar una aventura épica para salvar a su hermano pequeño después de desear que no existiera.

Max: The Curse of BrotherhoodMax: The Curse of Brotherhood

¿Quién se acuerda de Max and the Magic Marker? Fue una diferente aventura de dibujar plataformas, que salió para diversos sistemas como Nintendo DS, PSN, Wii, móviles o PC. Ahora que Microsoft se ha hecho con el estudio Press Play, la segunda parte está en camino para Xbox Live Arcade. Aunque lo de segunda parte hay que cogerlo con pinzas, pues el juego ha cambiado mucho en su estilo artístico, parte de las mecánicas, así como en la atmósfera y el tono.

"Desde que hicimos el primer Max hemos sido conscientes todo el rato de un montón de cosas que queríamos... de en qué dirección queríamos llevar este juego", cuenta el director del estudio Mikkel Thorsted. "Es un juego mucho más adulto, es un plataformas 2,5D. Estamos montando una historia más grandiosa, procurando conseguir el feeling de las películas de aventuras de los años 80 como Los Goonies, Indiana Jones, Dentro del Laberinto, etc. Un pequeño héroe dentro de un mundo hostil intentando superar algo que parece imposible a priori".

Publicidad:

Un par de cosas se conservan prácticamente intactas: el prota Max, con su peinado a lo Tintín bastante crecido, y el propio rotulador mágico. En esta ocasión, sin embargo, el rotu no permite dibujo libre, sino que interactúa con puntos concretos del entorno. Al principio podría parecer una pérdida de posibilidades, pero en realidad deja lugar a puzles de un diseño más intricado. Las leyes físicas también entran en juego, con secretos y trucos especiales. Hubo una localización en el primer mundo de jungla exuberante en la que caían bombas, y si sincronizabas la columna de polvo que podías dibujar a la perfección, podías usar la bomba para abrir un camino nuevo. También podías seguir y superar el obstáculo, pero si bien Max: The Curse of Brotherhood es un juego de plataformas lateral de desarrollo principalmente lineal, hay secretos fuera del camino principal si te pones creativo con tu rotulador. Entre estos secretos se encuentran unos "ojos malvados" repartidos por los niveles que Max puede arrancar.

Max: The Curse of Brotherhood

"La especie de sala de control del malo malísimo (tiene una sala con un montón de pantallas en las paredes), son todo pantallas orgánicas", asegura Throsted. "Y cada pantalla representa un ojo malvado en el nivel. Así que es como sus propios ojos, y puede ver lo que está pasando. Si los ves, tienes que arrancarlos de la tierra".

La demo que probamos en la PAX East de Boston era del comienzo de la aventura, y por lo tanto nuestros poderes estaban todavía limitados (hacer crecer pilares de tierra y enredaderas con el rotulador). Aun así, el juego presentaba una sorprendente variedad en cuanto a diseño de puzles.

Publicidad:

"En total hay cinco poderes, y los irás aprendiendo a través de diferentes entornos..." confirma Throsted. "Usando diferentes tipos de tinta o poderes, podemos plantear mecánicas interesantes. Por ejemplo la enredadera funciona como una cuerda, pero también se puede agarrar a otros elementos. Podrías enganchar la parra a un árbol y de repente hacer cosas que no podías hacer antes".

En cierto modo, Max: The Curse of Brotherhood me recordó a otro juego danés para XBLA: Limbo. Está esa sensación de pasar pantalla por pantalla, puzle a puzle, mientas vas descifrando las soluciones a cada obstáculo.

Max: The Curse of Brotherhood

Aunque es cierto que la mecánica del rotulador no es que encaje perfectamente con un stick analógico y que el plataformeo se ve algo entorpecido por su dependencia de la física (más o menos como se juega Little Big Planet comparado a un juego de Mario), hay algo en este juego que nos resulta realmente atractivo. Ese algo podría ser la idea de no poder saltar sobre los enemigos para vencerlos, de tener que dar con formas indirectas para derribarlos o para esquivarlos, pues nos obliga a pensar diferente. El ritmo manso también puede engañarte algunas veces, porque hay muchos puzles que también exigen sincronización y reflejos rápidos. Notamos cierto sabor 'old school' en la nueva aventura de Max.

HQ

Entrevista sobre el juego grabada por GRTV en la feria PAX East.

Max: The Curse of Brotherhood
Max: The Curse of Brotherhood
Max: The Curse of Brotherhood
Max: The Curse of Brotherhood
Max: The Curse of Brotherhood
Max: The Curse of Brotherhood
Max: The Curse of Brotherhood
Max: The Curse of Brotherhood
Max: The Curse of Brotherhood

Contenido relacionado



Cargando más contenido