Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Metal: Hellsinger

Análisis de Metal: Hellsinger

Hemos entrenado nuestras habilidades rítmicas en esta declaración de amor por el metal y los shooters en primera persona.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

¿Qué pasa si mezclamos Guitar Hero con Doom (2016) y lo aderezamos con un toque a lo Hexen? Pues que obtenemos Metal: Hellsinger. El título de acción que es algo así como abrirse paso a tiros en un feroz concierto de death metal. Lo primero que me llamó la atención fue lo intenso que es desde el principio. Aunque se trata de un juego de disparos en primera persona, necesitas tener sentido del ritmo si quieres tener éxito. Tienes que atacar o empujar al ritmo de la música. Esto me resultó un poco complicado al principio, ya que tengo las habilidades rítmicas de una patata, pero después de un rato de jugueteo fui mejorando. Cuando matas al ritmo de la música, aumentas el contenido de un medidor que te da más puntos por cada muerte. La música también cambia, ya que se compone de diferentes capas, por lo que es 100% dinámica. Cuando alcanzas 16x en el medidor, la música de metal instrumental cambia a death metal melódico con voces.

Aunque la historia está ahí, en el fondo es bastante plana y poco interesante. El resumen corto es que juegas como un demonio que quiere recuperar su voz y baja al infierno para reclamársela a los que le maldijeron. Como demonio, puedes usar tus alas para dar grandes saltos y aterrizar un poco más lento planeando. El ritmo es bastante rápido y los enemigos golpean con fuerza incluso en los niveles de dificultad más bajos. Personalmente, el diseño me pareció bastante bueno a pesar de que la historia está muy ausente. Sin duda, se trata de un shooter en primera persona que recuerda a los de antaño. Los entornos son de calidad algo mixta, muy lineales pero con diferentes apariencias, lo que aporta algo de variedad.

Metal: Hellsinger
Las flechas a los lados del apuntado te ayudan con el ritmo.
Publicidad:

Al principio mencioné Hexen porque aquel juego de Raven Software tenía algo de magia y armas interesantes. Hellsinger se encuentra en la misma situación. Tienes formas clásicas de armas pero también algunas variantes más extrañas. Una calavera parlante puede lanzar ataques de fuego, tu espada es buena en el rango de combate cuerpo a cuerpo y también tienes ataques definitivos. Los ataques definitivos sólo pueden activarse si llenas un medidor a través de las batallas. Shadow Warrior también comparte paralelismos con esto. A todos los elementos clásicos de este shooter en primera persona se superpone la música, con su ritmo exigente. Hay muchos aspectos positivos que decir sobre ello, pero también negativos.

La música es realmente buena, con cantantes y músicos de bandas realmente buenas, como Serj Tankian (System of a Down), Alissa White-Gluz, Mikael Stanne y muchos más. Una gran parte del presupuesto del juego debe haberse destinado a la música. Es probablemente lo mejor del juego, pero no me gusta tanto lo lineal que resulta el resto de la experiencia. Entiendo que los desarrolladores necesitan asegurarse de que el jugador pueda tener siempre un "flujo" en su matanza de enemigos a través del gameplay que, sin embargo, resulta en una experiencia de acción relativamente corta, que depende de que quieras repetir los niveles para obtener mayores puntuaciones. El título hace hincapié en que seas constantemente el número uno en las tablas de clasificación y rompas récords. Como consecuencia, se pierde esa sensación laberíntica de los FPS clásico. Esto es más bien un shooter de pasillo con un diseño de juego de los años 90.

Metal: Hellsinger
Todos los temas han sido creados íntegramente para el juego, con voces de estrellas del metal como Serj Tankian (System of a Down), Matt Heafy (Trivium), Mikael Stanne (Dark Tranquillity), Randy Blythe (Lamb of God), Alissa White-Gluz (Arch Enemy) y Tatiana Shmailyuk (Jinjer).

Por desgracia, no soy una persona a la que le guste repetir el mismo mapa para conseguir más puntos, lo que significa que saco menos provecho del producto. Sin embargo, sí que he apreciado el tiempo dedicado a las interesantes mecánicas de juego, el diseño y la música. A Mteal: Hellsinger hay que jugar con teclado y ratón. Lo he probado con mando y no funciona tan bien. Se pierde demasiada precisión y puede sabotear el multiplicador de ritmo, lo que a su vez hace que no te metas en el 'loop' que crea la experiencia. El juego está en su mejor momento cuando escuchas la música, los cantos y masacras a los enemigos rítmicamente. Lo peor es cuando no tienes éxito y la música sigue siendo instrumental. Sin embargo, te ayuda a conseguir el ritmo adecuado, gracias a la interfaz de usuario que señala el tempo.

Publicidad:

Los ajustes son buenos, con suficientes opciones y posibilidades para personalizar los controles. No es tan impresionante como en Doom Eternal, pero hay suficientes funciones. Sin embargo, los gráficos no son especialmente buenos, lo que significa que probablemente podrás jugar con una buena tasa de fotogramas por segundo. Es necesario en este juego, ya que no va muy bien con 30 o incluso 60 fps. Y vas a necesitar más de 100 para conseguir la fluidez ideal.

Metal: Hellsinger
Parece un concierto de llamas que se mueven al ritmo de la música.

Al final, se trata de una idea realmente emocionante. Para mí, se queda un poco corto al centrarse en el sistema de puntuación. Se hace demasiado lineal y algo escaso como resultado. Sin embargo, me impresiona lo entretenido y divertido que es jugar Metal: Hellsinger. Aunque los entornos se vuelven un poco repetitivos y los jefes no son realmente tan interesantes, sigue habiendo una sensación de que siempre puedes mejorar. La curva de aprendizaje consiste en maximizar las bonificaciones y conseguir el mayor número de puntos posible en cada nivel. No es ni mucho menos el mejor título al que he jugado en todo el año, pero sin duda es algo que se puede disfrutar. Aun así, no puedo dejar de pensar en lo lineal y corto que es, ya que te llevará entre 5 y 10 horas superarlo, al igual que los juegos que teníamos en la década de 2000-2010. Pero, si te gusta repetir niveles, puede que le saques mucho más partido que yo.

Metal: Hellsinger
Tú eliges qué armas llevar en cada nivel. También puedes ver qué habilidades definitivas tienen y elegir los sellos.
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Gran diseño. Música potente. Mecánica de juego entretenida. Tiene una curva de aprendizaje y un gran concepto.
-
Repetitivo. Corto. Pocos tipos de enemigos. La duración depende de si te gusta repetir los niveles.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Metal: HellsingerScore

Metal: Hellsinger

ANÁLISIS. Autor: Patrik Severin

Hemos entrenado nuestras habilidades rítmicas en esta declaración de amor por el metal y los shooters en primera persona.

Te puede interesar...



Cargando más contenido