Español
Gamereactor
análisis
Mighty Doom

Análisis de Mighty Doom

Bethesda nos trae la saga Doom al móvil de la peor forma posible.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Doom no ha estado en un mejor momento que ahora desde que salió. Tanto Doom de 2016 como su secuela, Doom Eternal, tuvieron un enorme éxito, tanto entre fans como para la crítica. Aunque no sabemos seguro si Id Software está trabajando activamente en otro juego de la saga, la verdad es que la idea resulta muy atractiva.

Por tanto, se presenta una buena oportunidad para sacar una precuela para móvil. Es cierto que la mayoría de las personas que se apresuran a casa después del trabajo para encender su consola o PC no aprecian mucho el caos en que se ha convertido el mercado para móvil, pero la cosa es que ahora es el momento oportuno.

Mighty Doom
Publicidad:

¿Sabéis qué es lo que está mal? ¿Qué es tan comprometedor que te hace cuestionar la habilidad de Bethesda de manejar la licencia de Doom? Mighty Doom, la precuela para móvil de la que hablaba, que puede que aporte un entretenimiento esporádico, pero está tan envuelta en la monetización anticonsumidor que resulta realmente difícil de perdonar.

Mighty Doom es un shooter de doble stick con elementos roguelike, lo cual significa que empiezas de cero cada vez que mueres. Tu arma es una Doom Slayer que dispara automáticamente. Lo único que debes hacer es moverla para golpear a la miríada de demonios colocados en tu camino, además de evitar el fuego enemigo.

Primero hablaré de las pocas circunstancias atenuantes. Mighty Doom tiene una banda sonora sólida creada basándonos en los emblemáticos tonos y paisajes sonoros de Mick Gordon. Además, la transición hacia unos gráficos más coloridos y «adorables» funciona con éxito y los nuevos diseños con estilo chibi de tipos de demonios ya familiares resultan bastante ingeniosos.

Bueno, esas son todas las cosas buenas que tengo que contar. A ver, es cierto que el juego es gratis. Merece la pena mencionarlo, ya que resulta un incentivo para que lo descargues y veas qué te parece. El problema no está en que la monetización en sí sea muy provocativa, sino en que la forma en la que dichos sistemas están implementados impide al jugador... cómo decirlo, jugar.

Publicidad:

En primer lugar, hay una gran variedad de tipos de divisas: energía, monedas, llaves específicas para cada uno de los 8 tipos de herramientas que llevas contigo y cristales (algunos de los cuales se pueden comprar con dinero real, por cierto). Además, también hay cajas de botín, por supuesto, que te proporcionan un acceso más rápido a las mejoras de las llaves. Todo es muy confuso y está diseñado para animar al jugador a comprar al por mayor, «solo por si acaso».

No solo eso, sino que además tienes 20 de energía y empezar una partida cuesta 5, así que no siempre puedes jugar a Mighty Doom cuando quieras. Esto recuerda a títulos como Harry Potter: Hogwarts Mystery o Dungeon Keeper Mobile. Está claro que puedes acelerar la regeneración de energía utilizando cristales, la misma divisa que necesitas para las cajas de botín.

Mighty Doom

Cada herramienta se puede mejorar docenas de veces y la verdad es que es difícil distinguir la diferencia cuando tan solo has comprado una única mejora para una sola herramienta. Por tanto, cuando vas avanzando en el juego te sientes frustrado, porque Mighty Doom te presenta lo que llama «pico de dificultad», un aumento elevado de dificultad que parece insertado a propósito para obligarte a comprar más de la divisa prémium.

Quizá yo no sea el mejor jugando y sin duda no estoy acostumbrado a los controles de móvil, pero conozco los shooters de doble stick y sé que Mighty Doom empieza a presentarte oleadas con demasiados enemigos muy pronto, además de aumentar la vida de los contrincantes hasta tal punto que parece imposible completar los niveles a partir del 4 (tras tan solo un par de horas de juego) sin tener que comprar mejoras con dinero real.

Algunos enemigos como los Revenant te disparan granadas, los Pinkies corren hacia ti o fuera de tu vista y los niveles pueden empezar fácilmente con unos 30 o 40 enemigos atacando al mismo tiempo, así que resulta absolutamente imposible superarlos sin instalar mejoras significativas.

No puedo adivinar cuánto tiempo llevaría completar Mighty Doom, o disfrutarlo de forma continuada sin gastar nada de dinero real. Todavía no lo he terminado, pero siento que he jugado lo suficiente como para afirmar que Mighty Doom es una mancha sobre la reputación de la saga. No solo eso, sino que además sirve como recordatorio de que el mercado para móvil sigue siendo una ciénaga tóxica plagada de fantasmas que intentan aparentar ser algo totalmente diferente de lo que realmente son.

Bethesda, debería daros vergüenza.

03 Gamereactor España
3 / 10
+
Buenos gráficos y música.
-
Controles imprecisos. Niveles mal construidos. Monetización pésima. Requiere dinero para empezar. Una mancha en la reputación de la serie.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido