Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entrevista Hideo Kojima Guía completa Sekiro eFootball PES 2020 ventas Análisis FIFA 20
Español
Portada
análisis
My Friend Pedro

Análisis de My Friend Pedro

De cuando una sartén cambió los shooters para siempre...

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

My Friend Pedro: Blood Bullets Bananas es un, agárrate, arcade, side-scrolling, twin-stick, bullet-time shooter-platformer. También ha sido nuestro mejor amigo durante la última semana, pues nos ha acompañado y amenizado los vuelos al E3 (lo que, para un juego de este tamaño, da más que de sobra para ver los créditos e intentar varias puntuaciones altas). El primer juego completo de Victor Agren también es un juego muy Devolver en tanto que presenta un estilo retro y una acción frenética muy violenta, y por ello debería convencer a cualquier fan del catálogo habitual de la publicadora.

Es uno de esos juegos 'gameplay is king', en los que toda la experiencia se construye sobre y en torno a la mecánica principal de movimiento y disparo. El sistema te permite controlar al protagonista -un asesino amnésico guiado por un plátano parlante- de una forma muy precisa y satisfactoria. Básicamente, puedes moverte y apuntar en direcciones distintas (ya sea con dos sticks o con ratón y teclado), lo que te da para disparar en 360º mientras evitas peligros y recorres los escenarios 2D. Si añades unas leyes físicas bastante 'ligeras', la posibilidad de activar cámara lenta y esquivar balas, o la capacidad de fijar un objetivo secundario (lo que significa separar los brazos cuando llevas armas a dos manos), obtendrás una premisa placentera como pocas. Tanto, que son probablemente los mejores tiroteos en tiempo bala que recordamos desde los tiempos de Max Payne o F.E.A.R.

Está claro que Agren ha ido perfeccionando el sistema durante varios años, partiendo de aquel prototipo que concibió en Flash. Gracias a ese trabajo, la respuesta es muy precisa casi todo el tiempo, y la mayoría de los niveles están muy bien planteados. La partida consiste en 'bailar' entre las balas mientras buscas los mejores ángulos y posiciones para contraatacar. Salta, dispara, ponte a cubierto, recarga, activa la cámara lenta, agárrate a una tirolina, cuélgate de un gancho, gira para esquivar balas, pega una patada voladora y empieza otra vez.

My Friend PedroMy Friend PedroMy Friend Pedro

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Conforme vas avanzando por las fases debes acostumbrarte a anticipar los movimientos y las ubicaciones de los enemigos, así como la disposición del escenario y de sus peligros. El objetivo principal, más allá de tu propia satisfacción, es puntuar lo más alto posible en medalla S, y eso implica subir la dificultad, matar a todos los enemigos, recibir el menor daño posible, pasarte los niveles a toda pastilla y, sobre todo, intentar mantener el multiplicador de combo en marcha, lo que también supone jugar con estilo. Esto nos recuerda naturalmente a otros clásicos como Viewtiful Joe.

Agren se ha esforzado de veras con el diseño de niveles para que cada fase resulte refrescante, introduciendo por el camino nuevas armas, objetos interactivos y movimientos molones. El juego alcanza su clímax en nuestra opinión cuando empiezas a usar las escopetas y, principalmente, los elementos metálicos que permiten hacer magníficos disparos de rebote, como por ejemplo las placas de hierro o las sartenes. ¡Benditas sartenes! Se han convertido en nuestro nuevo ítem favorito de los videojuegos: encuéntralas en el suelo, levántalas con una patada o de un tiro y manténlas en el aire a base de disparos, mientras las balas se van repartiendo entre varios objetivos despistados.

Ese esfuerzo, no obstante, también significa que algunas de las ideas introducidas no son tan satisfactorias, o quizá no tan capaces de mantener el ritmo y el gancho. No es que los niveles en sí resulten repetitivos teniendo en cuenta el empeño del desarrollador por mantener la frescura (y algunas ideas son geniales, casi convirtiendo el juego en un puzle), es que algunos de esos conceptos no están tan inspirados, mientras que los propios entornos sí que resultan monótonos. Tampoco estamos convencidos del todo con algunas secciones de monopatín, ni con la forma en que las cajas de madera bloquean el paso en ocasiones. Ni tampoco con el acto intermedio psicodélico, por mucho que introduzca ese gorro propulsor tan chulo.

La historia, la ambientación y los diálogos son de estilo cómic y ofrecen algunos momentos para partirse la caja (¡cuidado con los haters y los gamers enfurecidos!), además con una gran traducción a español, algo que siempre agradecemos. El juego está bien pulido y funciona muy estable, lo que es de exigir para una experiencia basada en precisión y velocidad, pero también es verdad que se ve un poco basto y feo, lo que de algún modo desmerece el espectáculo de la lluvia de balas que se despliega en pantalla.

Pero en general es divertidísimo y planeamos reforzar nuestra amistad con Pedro durante el verano, pues sus tiroteos y plataformas funcionan genial y son una delicia a los mandos. Quizá no sea tan fino y elegante como el también reciente Katana Zero, por hacer una comparación algo injusta porque no son exactamente lo mismo, pero My Friend Pedro se convierte en otra adición adictiva para el creciente catálogo de éxitos arcade de Devolver.

My Friend PedroMy Friend PedroMy Friend Pedro

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
La mecánica central de juego es tan sabrosa como un plátano maduro de cinco días. Algunos momentos desternillantes y espectaculares. Intenta introducir algo nuevo con cada nivel, incluso elementos de puzle. ¡La sartén!
-
A veces es tan feo como un plátano maduro de cinco días. Entornos repetitivos. Algunas de las ideas nuevas no dan la talla.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Cargando más contenido