Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Narita Boy

Análisis de Narita Boy (PC, Nintendo Switch, PS4, Xbox)

La obra de arte retrofuturista de Studio Koba sale a la venta para PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Narita Boy es el metroidvania indie retrofuturista de Studio Koba, de Barcelona, con estética Píxel Art. Sale este 30 de marzo para PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch. El juego expone un viaje del héroe, Narita Boy, por los lares del Reino Digital y su creador. Y esperamos que los nuevos jugadores lo disfruten tanto como nosotros.

El juego es un monumento al arte jugable RPG con esencia geek que utiliza la tecnología y el universo digital como escenario y fuente narrativa. Nos introduce en un mundo marcado por la memoria de su autor, reflejada en la obra, amenazado por un mal poderoso y que cuenta con la esperanza de que el bien siempre venza. Una mezcla brillante de sensibilidad e ingenio en una batalla titánica.

Narita Boy

Primeramente, comentar que el guion y la banda sonora del juego son de 10. La música es un maravilloso remix que contiene techno ochentero, música western o composiciones clásicas, entre otros estilos. Narita Boy es como una fantástica película en la que puedes llegar a emocionarte, así como a ponerte en una tensión estratosférica para vencer a todos tus enemigos.

Contiene un diseño minimalista exquisito. Todos los detalles y las animaciones se encuentran cariñosamente creados, eso le da al juego una magia que encuentra su esplendor a través de diferentes elementos. En un primer vistazo destaca el filtro CRT, desactivable si quieres, que remite a la forma en la que se veían los ordenadores en los 70-80. El visionado es en tercera persona. La cámara se mueve creando planos que enmarcan la acción (plano general en la mayoría de momentos o gran plano general si se necesita que veas parte del espacio en su magnitud).

Narita Boy te hace pasar un buen rato y con una buena historia, que eso a veces se necesita.

En Narita Boy eres el héroe y psiconáuta encargado de preservar la paz en un mundo precioso, amenazado por una destrucción inminente, y luchar contra el malvado código Stallion (que emerge sin piedad) y HIM; debes recuperar las memorias del creador del Reino Digital y vencer al mal que lo acecha. Luchas con enemigos y bosses muy poderosos, que implican aprenderte las mecánicas de cabo a rabo, en un mapa gigantesco. Aparte de luchar debes utilizar toda tu capacidad para memorizar símbolos y desbloquear puertas, en el laberíntico y complejo escenario.

Narita Boy

Narita Boy es un chaval de los 80, que se pasa el día jugando a videojuegos, elegido para salvar al Reino Digital. Debe viajar a su consola y empuñar la tecno-espada, porque la profecía y el protocolo del Reino así lo establece.

El Reino Digital es un inmenso lugar en el que su creador depositó su vida y memoria. Su código se divide en los tres Haces del tricroma, tres casas (entendiendo "casa" a modo de Juego de Tronos) de tres colores diferentes, que vivían en paz. Un día todo se torció y HIM, un programa poderoso, se reveló. HIM y sus hackernautas decidieron tomar el control del Reino Digital utilizando el código Stallion para destrozar el lugar y se las ingeniaron para borrar las memorias del creador, para que ni el autor del Reino pudiese parar su toma de poder.

Un protocolo de emergencia activado: Narita Boy. Una espada capaz de romper el malvado código Stallion: la Tecno-Espada. 13 memorias del creador en diferentes lugares de un universo digital que deberás aprenderte de principio a fin, con recovecos incluidos. Deberás encontrar las memorias o tótems del creador, acabar con el código Stallion y salvar al Reino Digital desde dentro.

HQ

Motherboard (la placa madre) será tu mentora y te guiará en tus diferentes misiones. Tus objetivos se van acumulando y realizando mientras desbloqueas espacios. Sientes la llamada del héroe mediante una secuencia cinematográfica inicial, diferentes interacciones con los PNJ que encuentras en el Reino Digital y otros elementos.

Al empezar a jugar realmente sientes que adquieres un deber con el mundo que se te presenta. Temes por la maldad que quiere destruirlo -al menos, en mi caso-. Se puede considerar que Narita Boy tiene como referentes narrativos a Ready Player One, Tron e incluso Matrix; y lo mejor de los videojuegos que siguen la arquitrama del viaje del héroe (igual que lo siguen los referentes narrativos mencionados), es que tú eres el poderoso protagonista elegido.

El gameplay consiste en recorrer el Reino Digital, buscar y memorizar símbolos con los que desbloquear niveles y matar a los malos con la Tecno-espada, todo con el objetivo de recuperar la memoria del creador y restaurar la paz en el Reino. Durante la partida va apareciendo el creador del juego a destellos. Después de algunas duras batallas, tienes el honor de desbloquear una de sus memorias, un momento muy bonito con una buena historia detrás.

Narita BoyNarita BoyNarita BoyNarita Boy

Eduardo Fornieles, la mente que creó (junto con su equipo de Studio Koba) Narita Boy, tiene una ponencia en YouTube para Digital Jove muy interesante. En una entrevista de Eduardo Fornieles para el medio Vida Extra, nos cuentan que Narita Boy consiguió más de 5.000 patrocinadores, y se realizó con un presupuesto de 160.000 €.

Salvador Fornieles (su hermano), encargado de la música, dijo para Aux Magazine, en una entrevista llamada Apuntando al corazón de la nostalgia, que Narita Boy era un reflejo de su infancia en los 80.

Hay mucha inspiración en la mística, la gnósis, las derivas sectarias, el shintoismo, el new age setentero, el culto a lo divino. Hay de juegos añejos, como 'Flashback', de recientes, 'Super Brothers', 'Sword and Sworcery'. Hay mucho de postmodernismo, de meta-juego, de auto referencias. Hay mucho de William Gibson y su Neuromante, hay esencia nipona cómo Ghibli, como el 'Akira' de Otomo, hay mucho de 'Másters del Universo'. Podría seguir, pero acabaré diciendo que el resultado es una cantidad ingente de cultura pop derramándose en el cazo de la nostalgia.
Salvador Fornieles. Aux Magazine, en Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia.

Para acabar, Narita Boy es un juegazo que esperamos que cause la respuesta del público que se merece, contiene unos 300 niveles y jugarlo es un gozo, de verdad. Además tiene una gracia natural para todos los nombres y elementos que propone: como los colegas de los Haces, denominaciones de lugares como "La taberna de los cien mil borrachos", o misiones en las que tienes que recorrerte un mapa entero para despertar a un farero, que graciosamente se ha dormido causando pánico en la casa de su Haz.

Espero que pronto más gente haya jugado y pueda comentarlo o simplemente, pueda cantar la frase *Narita Boy, Narita Boy* -la cual es bastante adictiva y se engancha después de pasar horas jugando- y alguien me responda siguiendo la canción y moviendo la cabeza al ritmo de la musiquilla.

HQ
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Apasionante historia y buenas mecánicas de combate. Mapas muy bien construidos y conjunto complejo. Todos los lugares tienen las mecánicas integradas y te lo pasarás bien explorando y luchando.
-
La dificultad de algunos enemigos no permite a ratos diferenciar bosses de antagonistas que serán recurrentes. Hay que tener a mano papel y boli para memorizar los símbolos y abrir puertas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Hoy en GR Live - Narita Boy

Hoy en GR Live - Narita Boy

NOTICIA. Autor: Kieran Harris

Ven a disfrutar con Rebeca de las dos primeras horas del plataformas retro-futurista de Koba Studio en nuestro directo de hoy.



Cargando más contenido