Español
Gamereactor
análisis
NBA 2K13

Análisis de NBA 2K13

Debo confesar que nunca he sido mucho de basket, ni en la pista ni en los mandos.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Todo lo que sé del baloncesto, es de ver partidos. Un deporte maravilloso, pero quizás me faltaba la experiencia necesaria para cuando llegó la copia de NBA 2K13 a mi escritorio, lista para analizar. Bueno, para tener experiencia hay que ganarla poco a poco.

Comienzo creándome una cuenta myPlayer. Una vez hecho esto, la pantalla se pone negra y el hip-hop comienza a aporrearme los oídos desde los auriculares. Jay Z aparece y se pone a rapear. Luego salen las estrellas de la NBA. Vuelan por los aires y machacan una bola tras otra contra el aro. Me quedo mirando la pantalla con la boca abierta. No hay duda: la intro es muy impactante.

Entonces voy corriendo a mi primer partido: Boston Celtics contra Orlando Magic. El juego se presenta con el estilo habitual de un partido de la NBA retransmitido en directo. Los comentaristas te ponen al día (por vez primera en castellano), las cheerleaders levantan las piernas y la música a toda pastilla domina la escena acompañada de flashes de colores. Es hora de que los jugadores entren en la cancha, quedándose toda la atención de un público entregado.

NBA 2K13

Comienza el juego y mi sonrisa desaparece en un periquete. Los rivales me están matando. Interceptan mis pases, me roban la bola, cazan cada rebote y vuelan por encima de mis jugadores. Esto es una paliza... pero también una pasada para la vista.

Así que vuelvo al menú principal. Aquí decido comenzar myCareer como un aspirante a Rookie de la NBA para impresionar a los ojeadores. En el modo entrenamiento me voy familiarizando con los movimientos básicos, pero tengo que cuidarme de no pasar demasiado tiempo en este modo. Es peligroso. Podría pasar horas y horas escuchando hip-hop mientras practico incontables movimientos. Disparos, regates, rebotes, estrategias, ataque, defensa... cada aspecto es un mundo.

Después de un rato creo que estoy listo para mi primer partido y, quién lo habría imaginado, no lo hago tan mal. Como solo tengo que fijarme en un jugador, puedo centrarme en los pases, quiebros y demás. Los scouts no quitan ojo, y castigan cada pase errado bajándome la nota. De repente consigo hacer mi primer mate y mi valor sube como la espuma. Al final, me salvo con una calificación de B y me reclutan para la liga de las estrellas. Allá vamos.

NBA 2K13

NBA 2K13 es basket puro y duro. La atmósfera incomparable del deporte me cubre por completo en un abrir y cerrar de ojos. Ruidosa, flasheante y rimbombante, y por eso mola tanto. Jugadores excéntricos, poderosos mates y compases de hip-hop forman tanto parte del juego como el público excitado. Y lo que ocurre en el parqué es igual de importante. La NBA es saltar más alto, llegar más lejos, ir más rápido, como una especie de combate de gladiadores modernos donde sólo los que están más en forma sobreviven. Y NBA 2K13 es un videojuego que transmite esta sensación de una forma espléndida.

Los gráficos son alucinantes (al menos en la versión de PC). En consola, por desgracia, el acabado visual se queda bastante atrás. En el fragor del partido no lo notas, pues todo se centra en los jugadores y no dejan de moverse. Sin embargo, en myCareer, donde hay más tiempo para fijarse en el escenario, se notan algunas texturas borrosas y pixeladas.

El trabajo de animación y de simulación física en NBA 2K13 es insuperable. Los movimientos de dribbling, mates y robos quedan genial, integrados naturalmente y sin cortes con los movimientos de los jugadores en carrera. El impulso de éstos afecta a su velocidad, por lo que podemos librarnos de un rival de forma fluida cuando pica con un amago. Si no, chocaremos con él en otro movimiento verdaderamente realista. De esta forma, la satisfacción alcanza un máximo cuando conseguimos alcanzar la canasta después de dejar atrás a tres jugadores.

NBA 2K13

Como siempre, el sistema de juego es todo un reto, pero fácil de comenzar. El stick izquierdo controla los jugadores y el derecho sus fintas y regates. Solo al final se usa un botón para machacar el aro o lanzar desde lejos. Los movimientos son al manos tan numerosos como los de Tekken, y aunque no tienes que aprendértelos todos, es realmente lo que te gustaría. Porque NBA 2K13 quiere que seamos cada vez mejores, y por eso va ofreciendo la complejidad necesaria.

Volviendo al sonido, la participación de Jay Z queda patente. Aparte de una canción de Coldplay, la lista de reproducción contiene casi todo hip-hop, lo que obviamente le va como un guante. Y fuera de la música, el audio de 2K13 también supone un nuevo avance: los jugadores gritan órdenes, las suelas chillan en el suelo pulido y los comentaristas se entienden mejor que nunca. Sólo se nota una pobre actuación en el modo myCareer: sea cual sea el color de su piel, rellenos o delgados, nuestros jugadores siempre suenan como un gangster del ghetto de 150 kg con un cociente de 55.

Nos costó un poco tragar la longitud del juego en este modo carrera. Las entrevistas post-partido nunca son particularmente interesantes o bien implementadas. En las nominaciones para la NBA te pasas casi diez minutos en un escenario pixelado, solo para esperar a que digan tu nombre. Y que podamos invitar a cenar a nuestros colegas para ganar popularidad o solicitar una reunión personal con el director deportivo está bien, pero tampoco tiene demasiado sentido. Una buena distracción, por contra, es la tienda, donde gastamos nuestros créditos virtuales en todo lo que querría un jugador: cinta para los dedos, deportivas de baloncesto, sudaderas, pantalones cortos... La oferta de artículos es considerable.

Pero a fin de cuentas el pilar central de NBA 2K13 sigue siendo el que debe ser: la experiencia de juego. Y sigue siendo el mejor. El ambiente, los jugadores... todo parece auténtico y deja una gran sensación de espectáculo. Nunca he jugado mucho al baloncesto, ni creo que lo haga en el futuro. Pero las limitaciones de la vida real me importan poco ahora, pues puedo jugar NBA 2K13 todo lo que quiera.

09 Gamereactor España
9 / 10
+
Incomparables sensaciones, presentación de primera, grandes opciones de entrenamiento.
-
Algunos elementos realistas de la carrera se hacen aburridos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

NBA 2K13Score

NBA 2K13

ANÁLISIS. Autor: Gregor Assfalg

"Los rivales me están matando. Interceptan mis pases, me roban la bola, cazan cada rebote. Esto es una paliza... y una pasada".



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.