Español
Gamereactor
análisis
NBA Jam

NBA Jam

EA vuelve a apostar por el clásico de clásicos de las canchas de baloncesto. Tras quince años en el banquillo, no ha perdido su gancho. Entonces, ¿por qué no es una compra obligatoria?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

En serio, no recuerdo la última vez que un videojuego me dio tantas emociones juntas en tan poco tiempo como NBA Jam. Euforia, suspense furia, rabia y mil sensaciones más, intensificándose y acelerándose mientras el marcador mostraba los segundos finales de partidos con un solo punto de diferencia.

Como muestra, un botón: mi novia me conoce desde hace más de dos años y anoche fue la primera vez que me pilló gritando barbaridades a la tele. Si tienes en cuenta que nuestro compañero de piso nos suele someter a sesiones de reallity shows hasta ponernos la cabeza como un bombo, tiene cierto mérito.

Pero esa es la esencia de NBA Jam. Mantiene la emoción de un juego de deportes pero la dinámica se presenta lo más sencilla posible para atrapar a una audiencia mucho más amplia de jugadores, pues captarás todo lo que necesitas saber en menos de dos minutos con el nuevo tutorial. Moverse, machacar, empujar. Existen pequeñas variaciones entre esos tres atributos, pero puedes empezar perfectamente con esa base. El baloncesto, como la mayoría de los deportes, no es para todo el mundo. Sin embargo, NBA Jam, sí. Es a los juegos de deportes lo que Mario Kart a los de carreras.

NBA Jam
AC Cars
Publicidad:

La jugabilidad (partidos de dos para dos, empujones permitidos y mates y comentarios súper exagerados) aún mantiene su fortaleza, diecisiete años después de que aquellos jugones intentaran su primer triple desde Cuenca para ganar un partido apretado hasta el final.

El pulso se acelera con el ritmo del juego cuando consigues robar varias veces seguidas y conviertes un marcador igualado en una racha de canastas para tu pareja. Sientes una emoción especial cuando la robas, cruzas la cancha de lado a lado y terminas con un buen mate, mucho más si es frente a un amigo.

Como siempre, Jam despliega toda su diversión si montas partidos con tres amigos más en una consola, pese a que el nuevo modo online (ausente en Wii) elimina las partidas en solitario si lo deseas. Lo malo de todo esto es que, como ya pasaba, jugar partidos en solitario no tiene nada que ver con hacerlo en multijugador.

Ir probando y encontrando las características especiales de cada jugador durante los partidos es un proceso novedoso, interesante y bastante necesario en los partidos avanzados. Debido al planteamiento en parejas pasarás mucho más tiempo centrándote en jugadores individuales, y por lo tanto adaptando tu estrategia en el campo a sus fortalezas y debilidades rápidamente. Es mucho más directo y divertido.

Publicidad:
AC Cars

Aunque el estudio ha sabido mantenerse fiel al estilo de juego clásico (no estamos hablando de Sonic 4), ha intentado incorporar algunas modalidades adicionales para alargar la experiencia. Incluyeran estos modos o no, aunque sonaban prometedores, nunca podrían estar a la altura del Classic Campaign para pasarlo en grande una noche de viernes.

En el modo Remix aparecen power-ups por la cancha, pero son modificaciones ago tímidas, por ejemplo turbos, y el juego ya tiene de por sí un ritmo frenético.

Domination pinta algo mejor. Exige puntuar desde zonas específicas, y se juega sólo en una canasta para apretarlo todo. Sin embargo, el área de juego es demasiado pequeña para plantear estrategias de ataque y la partida se convierte en una serie de codazos y empujones para robar la bola.

Aún se puede sacar algo divertido de los modos adicionales, como paréntesis del juego principal que absorberá casi todo tu tiempo. Los extras vienen en forma de personajes ocultos. La mayor lacra es el precio.

El título iba a salir en exclusiva para Wii e incluirse recortado como regalo para los que compraran NBA Elite 11 en PS3 y 360. Finalmente se lanza en formato físico en las tres plataformas y sustituye al cancelado Elite como el lanzamiento NBA del año por parte de EA.

No se puede saber con exactitud qué precio habría alcanzado de lanzarse digitalmente, pero seguro que no se habría acercado a los treinta y pico euros. La compra impulsiva y la nostalgia sólo lo engordan. En estos tiempos estamos acostumbrados a volver a comprar juegos clásicos, pero con una rebaja considerable. Pese a las novedades, sigue siendo el juego por el que pagamos ocho o nueve mil pesetas hace diecisiete años, pero ahora metido en una reluciente caja nueva.

Las raíces arcade del título invitan a jugarlo en pequeñas partidas, mucho mejor si es con amigos. Aunque hay otros juegos con las mismas premisas, no creemos que se vayan a jugar ni la mitad que NBA Jam. Una vez te haces con él, es mejor que lo dejes cerquita de tu consola cuando aparezcan tus amigos. Con casi veinte años, puede competir en una noche de los ahora llamados juegos "sociales" con otros del calibre de Rock Band.

Con tantos lanzamientos de gran calibre llegando a las tiendas en estas fechas, no recomiendo darle prioridad de compra a NBA Jam por el momento. Necesita algo más para considerarse una compra esencial. Cuando baje de precio, y lo hará, encéstatelo y súbele un punto a nuestra valoración.

07 Gamereactor España
7 / 10
+
La jugabilidad de siempre intacta, uno de los mejores multijugador del mercado, muy accesible.
-
Los nuevos modos son regulares, no dura mucho en solitario, demasiado caro.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido