Español
Gamereactor
análisis
Ninja Gaiden: Master Collection

Análisis de Ninja Gaiden: Master Collection

La trilogía está bastante bien, pero no se han currado mucho el remaster. Ryu merece algo más de amor.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
Ninja Gaiden: Master Collection

Aunque los ninjas molan mucho, he evitado la serie Ninja Gaiden durante años; de hecho, la trilogía forma parte, junto con algunas otras obras, de esa triste pila de juegos que no he tocado nunca. Sin embargo, Koei Tecmo America se ha marcado un buen KO con el lanzamiento de una versión remasterizada de los tres títulos para las últimas generaciones de consolas. Así que, ¡es hora de ajustarse la bandana y lanzarse al peligro espada en mano!

Si te gustan los ninjas, te encantará la recopilación Ninja Gaiden: Master Collection. En ella, nos metemos en la piel de Ryu Hayabusa para vivir una sangrienta historia de venganza repleta de aspectos de temática ninja: misteriosos artefactos, fuerzas malvadas, ninjas atravesando paredes de papel, armas emblemáticas, luchas contra jefes superépicas, desmembramientos y mucha, mucha sangre. En estos juegos, la acción es tan intensa que, si no nos tuviésemos que concentrar tanto para mantenernos con vida, nos quedaríamos incluso sin aliento.

El temido nivel de dificultad de los Ninja Gaiden no es una broma: como novato que soy, lo probé con mucho cuidado, empezando en el nivel de dificultad más bajo y, aún así, cayeron palos por todos los lados. Los títulos de esta serie, que se juegan en tercera persona, inundan la pantalla con montañas de enemigos a un ritmo impresionante. Para sobrevivir a esta locura, el protagonista debe dar diferentes tipos de golpes, saltar, arrojar objetos y defenderse. El objetivo principal es combinar todos estos recursos hasta que se te cansen los dedos para sobrevivir a las hordas de enemigos. Con este panorama, los movimientos de defensa se vuelven sumamente importantes, ya que los oponentes no respetan turnos de ataque y no dudarán en disparar cuando tengan un arma en la mano.

Para sobrevivir, tendrás que tener madera de ninja, ya que, en este caso, no podremos culpar a los controles: todo responde muy bien a las órdenes que le damos y los personajes no se cortan a la hora de masacrar a un enemigo. Resulta sencillo interiorizar el orden en el que se deben pulsar los botones y, una vez entiendes cómo va la cosa, la acción pasa a ser un ballet lleno de violencia, sangre y tripas. Mientras que las dos primeras entregas de la trilogía parecen más bien juegos de lucha táctica, la tercera es algo diferente, y no solo por un par de cambios raros en las acciones de los botones. Ninja Gaiden 3 cuenta con un mayor número de enemigos con más salud, lo que hace de él un título más próximo al estilo arcade de los juegos cuerpo a cuerpo en los que el protagonista lucha contra innumerables enemigos. Suponemos que el estudio decidió, con este último, priorizar la cantidad sobre la calidad; sin embargo, este cuenta también con novedades originales, tales como secuencias QTE y opciones de sigilo, que ayudan a enriquecer la experiencia de juego.

Ninja Gaiden: Master CollectionNinja Gaiden: Master Collection

Sobre los aspectos técnicos, la cámara es el único que resulta problemático, ya que sigue al protagonista de una forma vaga e incómoda, sobre todo en el primer Ninja Gaiden, lo que genera muchos problemas al saltar. Aunque la cámara mejora un poco en las siguientes entregas, sigue quedándose atrás e incluso se atasca en algunos objetos, lo cual dificulta más aún la lucha sin motivo alguno.

La trilogía se ha remasterizado bastante bien, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de una serie de más de diez años. No obstante, casi me da algo al reproducir el vídeo introductorio del primer NG, por lo borroso que se ve. Al parecer, el material original de los vídeos no tenía una buena resolución, por lo que, para la Master Collection, el estudio reescaló las secuencias cinematográficas varias veces. Al menos, estos ajustes han obtenido mejores resultados en la segunda y tercera entrega, ya que el material original de estas dos tenía una mayor calidad.

En general, la dinámica de juego, junto con las texturas mejoradas y la mayor resolución, tiene bastante buena pinta. Aunque se siga notando el paso del tiempo en los rasgos cuadriculados de los personajes y lo vacíos que parecen los niveles, los Ninja Gaiden siguen ofreciendo una acción muy completa, sangrienta y con buena ambientación. Además, conforme ha evolucionado la tecnología de la serie, han evolucionado también los gráficos y el nivel de contenido gore de la misma. Sin embargo, debemos admitir que, en la tercera entrega, el número excesivo de personajes, junto con la gran masacre que se lleva a cabo y todas las extremidades que salen volando por los aires, genera un caos absoluto.

Ninja Gaiden: Master Collection

Los juegos cuentan con una iluminación bastante básica y algunos efectos de partículas, pero nos hubiese gustado que la remasterización se hubiese hecho bien de principio a fin. Le podrían haber añadido, por ejemplo, efectos HDR o un aspecto visual mejorado, tal y como Bioware hizo con el remaster Mass Effect Legendary Edition, algo que es de esperar en la generación de consolas en la que estamos. Al menos, la tasa de fotogramas por segundo no decepciona, lo cual es importante en las escenas en las que debemos pulsar a tiempo un determinado botón, y sienta bien saber que esos momentos en los que se te debates entre la vida o muerte no tienen lugar en un juego con un rendimiento pésimo. En cuanto a los tiempos de espera en Xbox Series X, parece que estos se han camuflado como un pequeño respiro que ofrecen los títulos en medio de tanta acción.

Los efectos de sonido de esta trilogía tienen mucha vida: los gritos de dolor de los enemigos son convincentes y el sonido de las espadas contra la piel tiene un gran nivel de detalle. Los golpes concisos que se escuchan cada vez que abrimos puertas o saqueamos cajas a base de porrazos aportan credibilidad a los títulos de una forma muy graciosa y, como es ya típico en los videojuegos de estilo japonés, el doblaje es muy emotivo y encaja perfectamente en la boca de los increíbles héroes y malvados enemigos. La música del menú del primer Ninja Gaiden, caracterizada por unas canciones genéricas bastante vergonzosas, nos preocupó un poco, pero, afortunadamente, hemos comprobado que los rasgos orientales de las canciones contribuyen a crear un buen ambiente. Por desgracia, Ninja Gaiden 3 vuelve a tener esa guitarra eléctrica tan genérica que rechina mientras luchamos, resulta ya un poco rancio.

Ninja Gaiden: Master Collection es como un antiguo tesoro traído de vuelta: no solo reúne en un único lugar todo lo relacionado con los ninjas, sino que, además, ofrece una acción increíble repleta de sangre, así como una vívida historia, muchas zonas que descubrir y unos enemigos superépicos que destrozar. Sí, la cámara es muy rígida y la dificultad es muy alta, dos aspectos que chafan un poco la experiencia, pero los juegos cuentan con un nivel más sencillo para quienes, como servidor, sean ninjas primerizos. Hay algo que todo fan de la serie debe saber: los dos primeros Ninja Gaiden remasterizados están en versión Sigma, que, hasta donde sabemos, difiere ligeramente de la original. De la tercera entrega, sin embargo, se ha incluido la versión Razor's Edge, que se considera la más completa, lo que debería ayudar a aliviar el resentimiento que las versiones Sigma puedan causar. Además, la recopilación Master Collection incluye la banda sonora de la serie y arte digital de los juegos; un regalo que nos hará apreciar aún más esta franquicia tan clásica.

Ninja Gaiden: Master Collection
08 Gamereactor España
8 / 10
+
¡Tiene ninjas! Buena atmósfera y mucha violencia.
-
La cámara es incómoda, los juegos son muy difíciles y no se han currado mucho el remaster.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.