LIVE

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Live broadcast
Publicidad
logo hd live | Night Call
Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis de hardware

Nintendo 3DS XL: análisis a fondo

Examinamos la Nintendo 3DS XL desde cada ángulo. La toqueteamos, la fotografiamos, la comparamos con otras consolas, hacemos tests. Decide si merece la pena cambiar de talla o estrenar una portátil XL a partir de mañana.

Nintendo cuenta con una colorida historia de reinvención cuando se trata de sus consolas portátiles, así que a nadie sorprende que haya probado la talla XL con su 3DS. A la venta en España oficialmente desde mañana, 28 de julio de 2012 (ya desde hoy en casi todos los puntos de venta), llega la pregunta de siempre cuando aparece una puesta al día de hardware: ¿cuáles son las diferencias? ¿Merece la pena la inversión adicional?

Los números de la 3DS XL

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

XL en el nombre, XL en todo lo demás. Es básicamente eso: una versión más grande en muchos aspectos que la consola existente. Hay algunas alteraciones notables, comenzando por la nueva pantalla superior (panorámica y 3D), que pasa a 4,88" de tamaño (un 90% más que la 3DS original). Unas cuantas curvas nuevas, botones remodelados y, quizás sorprendente con el nuevo tamaño, una batería más duradera. Nintendo estima de 3 a 6,5 horas jugando a títulos de 3DS y de 5 a 8 jugando a los de DS. Y con el nuevo cuerpo también un peso extra: 100g más pesada.

La consola viene con una tarjeta SD de 4 gigas (el doble que la actual), pero a la caja de la nueva Nintendo 3DS XL le falta un adaptador de corriente y la útil base de carga; Nintendo asegura que es una decisión que ajusta algo más el PVPr. Aunque te servirá cualquier cargador de DSi/3DS, es algo a tener en cuenta si vas a cambiar tu 3DS por una XL.

También es algo más cara que la 3DS actual: se sitúa entre los 199-219 euros según el comercio, pero lo bueno para los que no buscan la portátil más grande es que esto también podría recortar algo el precio de la 3DS normal, acercándola a los 160 euros.

Construcción y acabado de Nintendo 3DS XL

Exterior de la 3DS XL

Llevamos unos días con una versión plateada en la oficina para realizar este análisis. Ese "Silver" es como la denomina Nintendo, porque a nuestros ojos es más bien un gris soso, bastante apagado si lo comparas con el azul Aqua de la 3DS original. Tampoco mejoró cuando la abrimos: parecía casi un monedero.

El acabado en gris de la parte superior sigue en la parte de abajo, ambas bordeadas por un acabado negro que recorre las bisagras y los bordes de toda la unidad.

Diríamos que estas nuevas esquinas curvadas funcionan mejor que los picos rectangulares del modelo original, demostrando un mejor agarre cuando descansa la consola en tus manos.

También le han puesto una serie de "pies" redondos en la base, quizás para evitar arañazos cuando no está en la base, sino en cualquier otra superficie. El conector de auriculares se mueve del centro ligeramente hacia la izquierda, mientras que las luces que indican encendido y batería quedan en la esquina ahora curvada.

Interior de la 3DS XL

Definitivamente, hay una sensación de haber perdido calidad al abrir la XL por primera vez. El interior tiene un acabado completamente mate (frente al brillo de la 3DS normal). En nuestra opinión, el negro brillante funcionaba mucho mejor rodeando a la pantalla 3D en el primer modelo.

Sin embargo, sigue las mismas reglas estéticas que la Game Boy Advance SP, así que también es más complicado que se queden las huellas marcadas en el interior de la máquina. Los altavoces a ambos lados de la pantalla se escuchan ahora a través de una disposición de nueve agujeros, en lugar de cinco, pero no parece afectar al resultado.

Pero de todo esto te darás cuenta cuando hayas dejado de mirar la pantalla de arriba. Es la pantalla más grande que Nintendo ha puesto en cualquiera de sus portátiles, y como comprobaremos con nuestros tests con juegos, es el mayor gancho de todo este rediseño.

El botón Power cambia de un cuadrado levantado a un círculo incrustado en la carcasa, mientras que el trío de botones bajo la pantalla táctil han perdido su cobertura única y ahora funcionan como mini-barras espaciadoras.

Los pequeños detalles

Comparativa entre 3DS y 3DS XL

La XL parece más delgada, aunque en realidad tenga el mismo grosor que la 3DS. Será porque la parte superior ha perdido un par de milímetros de grosor. Pero es evidente que el tamaño de 155 x 93 x 22mm (frente a las dimensiones originales, 134 x 74 x 22mm) ocupa un 'cacho' más. Aún podrás guardarla en los bolsillos traseros o laterales de los vaqueros... pero no esperes poder doblarte o sentarte.

Prueba XL: test con juegos

Escogimos una selección del catálogo actual de 3DS, mezclando varios géneros, y echamos unas partidas para comprobar si la XL suponía alguna mejora respecto al modelo actual.

Metal Gear Solid: Snake Eater 3D, The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D, Resident Evil: Revelations...
...Super Mario 3D Land, Kid Icarus: Uprising, Mario Kart 7...
...Tekken 3D: Prime Edition, Theatrhythm Final Fantasy, Ridge Racer 3D y Chrono Trigger [DS].

La pantalla superior de la 3DS XL

Pasar a la talla XL es como cuando pasaste por primera vez de una tele 4:3 a una panorámica por primera vez. La diferencia es así de grande.

Impacta enormemente en los juegos con mundos abiertos: estos títulos por fin pueden respirar. El Redstone Thunder Road de Ridge Racer te deja boquiabierto con los ríos del cañón perdiéndose en la distancia, y lo mismo pasa con el tamaño y los detalles de los circuitos de Mario Kart 7.

Las secciones de vuelo de Kid Icarus se hacen mucho más cinematográficas, y puedes apreciar el detalle de los escenarios de Resident Evil: Revelations, que con esta mayor escala se acercan mucho más a sus hermanos de consola de sobremesa.

Pero el puesto de honor se lo llevó Ocarina of Time: la apertura del clásico legendario nos arrancó nuevas exclamaciones de admiración, la mano de pintura que recibió Hyrule para el 'remake' brilla ahora con más fuerza.

Es raro que Mario 3D Land no tuviera el mismo efecto. Sus colores primarios y brillantes no cuentan con el detalle extra que puede marcar la diferencia, pero el efecto 3D sí que hace que las cosas salgan más de la pantalla. Llegamos a mover la cabeza involuntariamente en Starfox 64, cuando un Arwing planeó cerca de la cámara en una escena de corte. La pega es que esta pantalla más grande puede provocarte más dolor de cabeza cuando te sales del punto óptimo de visualización y la imagen se divide en dos.

Como el efecto es mayor, contamos algún que otro dolor de cabeza adicional. Con el volumen 3D a tope, la cabeza nos daba vueltas en Tekken 3D (aunque nos acostumbramos en un periquete a Dead or Alive algo después). Nos sorprendió que los entornos selváticos de Metal Gear Solid se convirtieran en un barullo de verdor embarrado. La pantalla más grande no actualiza la resolución, así que notarás algo más los bordes dentados.

Juegos de DS en una 3DS XL

La XL estira los juegos de la vieja DS incluso más en la pantalla dual (sin llegar a llenar el espacio). Como resultado, los colores y el texto quedan más pálidos y borrosos, pero siempre queda la opción de jugarlos en resolución nativa pulsando Select cuando los arrancas en el menú principal. El problema es que con esta opción se pierden en medio de unas pantallas tan grandes.

La pantalla inferior táctil de la 3DS XL

Otro elemento que se beneficia del tamaño agrandado es el menú, con los iconos en forma de cajita con un nuevo espacio y los sub-menús resaltando más. Es probable que ahora juguetees y explores mucho más la eShop y las notificaciones. Eso sí: el navegador seguirá sin convertirse en tu browser por defecto.

El D-Pad o cruceta digital de la 3DS XL

Queda un espacio extra debajo de la cruceta, suficiente como para que descanse el dedo gordo en lugar de quedar flotando en el aire. El nuevo D-Pad deja un clic más claro, en lugar de esponjoso. Aunque se trata de la misma construcción y forma del original, como la cruz central está más enterrada en la carcasa, los cuatro puntos se hacen algo más notorios. Y el acabado es menos resbaladizo.

Se trata de una mejora realmente perceptible cuando juegas a plataformas laterales y títulos de lucha: tanto Tekken como Dead or Alive ganaban mucho con la nueva cruceta.

Stylus o lápiz de la 3DS XL

Perdemos el stylus metálico y retráctil (extensible) de la parte trasera de la 3DS: ahora está en la derecha (como en la DS) y es la versión de longitud completa. Aunque parece que aquí se pierde calidad, el cambio de posición es una decisión bienvenida, pues es mucho más natural y fácil sacar el stylus desde ahí. Como además la depresión está mucho más pronunciada para meter el dedo, ya no tienes que estar hurgando en la parte de atrás de la consola (y tampoco baila). Ahora tenemos muchas más ganas de sacar el lápiz en lugar de usar los dedos para según qué opciones.

Deslizador de volumen del sonido en 3DS XL

El botón que ajusta el volumen es más grande y parece más una réplica del botón que activa la función wireless a la derecha de la unidad, pero, claro está, el mecanismo es un deslizador en lugar de un sistema on-off con muelle.

Deslizador de volumen del efecto 3D en 3DS XL

El control del volumen 3D se percibe mucho más preciso y firme que antes, con un clic añadido para marcar el cambio a 2D.

Ranura de tarjetas SD en 3DS XL

En línea con la nueva curvatura en los lados de la unidad, este slot también es un cajoncito curvado, enganchado con un solo plástico flexible en lugar de las dos rebabas originales. Este cajón, además, sale algo más que el primero.

Botones Select, Home y Start en la 3DS XL

Ahora, este trío de botones parece una barra espaciadora dividida en tres teclas bajo la pantalla táctil. Si bien el conjunto original tampoco parecía demasiado contundente, al menos la forma de sobresalir desde la carcasa le daba un buen aspecto. En la XL pueden ser más pronunciados estos botones, pero por contra el acabado parece más 'cutre', y el clic esponjoso no parece tan firme como antes.

Información adicional

Los colores de la 3DS Xl

La primera tanda de modelos XL viene en tres versiones: junto al gris/silver analizado aquí, hay una 3DS XL en azul y otra en roja. Todas tienen el mismo acabado negro mate en el interior.

En la caja de la 3DS XL

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Encontrarás la unidad de tu color preferido, las cartas de Realidad Aumentada, la guía rápida de uso en varios idiomas y un pesado manual de instrucciones de 300 páginas que supone el mayor peso de toda la caja.

El Botón Deslizante Pro en 3DS XL

El nuevo tamaño imposibilita obviamente el uso del acople Circle Pad Pro original, pero también habrá una versión XL del mismo a la venta en los próximos meses.

Veredicto final sobre la Nintendo 3DS XL

En los últimos días, tenemos que reconocer que el modelo XL ha reforzado nuestras ganas por echar una partida a los juegos de la 3DS, y ha sido por mucho más que por la oportunidad de juguetear con un nuevo gadget.

Hemos encontrado un placer renovado en títulos muy queridos, e incluso aquellos que ya acumulaban polvo ahora encajan porque podemos ver mucho más de su mundo en la nueva pantalla más grande. Eso, combinado con el D-Pad, ha aportado una precisión muy necesaria y un detalle adicional al género de la lucha.

En resumen, jugar a la 3DS ha vuelto a convertirse en una práctica diaria, así que mientras sigan llegando los juegos, seguirá siendo el caso durante mucho tiempo. Aunque el modelo es más grande y la batería aún no es capaz de divertirte durante un viaje muy largo, la XL te ofrece una experiencia de juego considerablemente mejor a la larga.

Si eres nuevo en el mundo 3D portátil de Nintendo, entonces la XL es la mejor primera compra de esta línea de consolas, y lo mismo pasa si te puedes permitir una actualización haciendo un 'plan renove' con tu 3DS original. A no ser que seas un coleccionista, tu 3DS estándar no volverá a recibir ni una solitaria mirada. Quizás a este sistema le falta el lustre del original, pero las consolas de Nintendo siempre han ido más de la experiencia a la hora de jugar que a la hora de fardar de dispositivo. Y una vez contemples esta pantalla en acción, verás los juegos portátiles de una forma completamente nueva.

Nota final: comprar una Nintendo 3DS XL

Ok, a lo mejor estás convencido para adquirir una XL. Un par de cosas debes saber. Si vas a entregar tu 3DS original, es mejor que hables con tu tienda de videojuegos habitual para acordar cómo puedes transferir tus datos de una consola a otra. La mayoría de tiendas no deberían tener problemas con esto, pero ellos tienen la última palabra y recuerda que sólo podrás hacer esto en los comercios que cuenten con Wi-Fi.

Vídeo: impresiones y comparativa 3DS vs 3DS XL

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad