Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Nioh 2

Análisis de Nioh 2

Desempolvamos nuestra katana para volver al Japón feudal en la lucha contra los Yokai.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En 2017 el estudio Team Ninja lanzaba en exclusiva para PlayStation 4 su proyecto de acción y RPG de samuráis y monstruos cuyo tortuoso desarrollo había durado más de una década. Fue un momento en que Dark Souls había culminado su trilogía exprimiendo a fondo su fórmula, y viendo como otros como Lords Of the Fallen o más tarde The Surge irrumpían en el subgénero aunque sin mucha penetración. Sin duda, de todos los títulos que se han acercado a la fórmula Soulsborne, Nioh es el que cuenta con la mayor personalidad y carácter propio, y el único que puede mirar a los ojos a los de From Software. Tiene una base de fans muy arraigada que demandaban algunos aspectos nuevos para la nueva entrega, y parece que los de Team Ninja han cumplido. Es cierto que Nioh 2 introduce elementos nuevos y de algún modo su estructura se ve diferenciada de la primera parte. Sin embargo, es imposible no ir estableciendo paralelismos y comparaciones con la misma a lo largo de este análisis por lo que, si no conoces el Nioh original, puedes encontrarlo aquí.

En esta nueva aventura volveremos al Japón feudal en el período Sengoku (una época de constantes guerras intestinas entre los señores de la guerra y sus samuráis), unos 50 años antes de la primera entrega.

Aquí interpretamos a un nuevo protagonista, un híbrido de padre humano y madre Yokai. Después de que nuestra madre fuese asesinada siendo pequeños y nos legara una misteriosa daga, sobrevivimos luchando contra estos espíritus oscuros buscando venganza. De esta unión de las partes humana y Yokai emana el sistema de combate en este Nioh 2, dando una vuelta de tuerca al anterior, que combinaba los espíritus guardianes con las armas físicas. Pero vayamos por partes.

Nioh 2

Al comienzo de esta aventura nos dejaran crear a nuestro personaje, teniendo a nuestro alcance un editor muy completo con infinidad de modificaciones, entre otras elegir sexo, color de ojos, accesorios o tatuajes. Es una creación meramente estética, aunque de esta forma se siente como más personal toda la historia que se va a desarrollar. Como dato curioso: Si ya eres veterano y tienes archivo de guardado del primer Nioh en la PS4 y algo de nostalgia, podrás desbloquear el aspecto jugable de su protagonista William como guiño a los seguidores.

Tras la creación de nuestro personaje debemos escoger las dos armas iniciales, y aquí encontramos una de las primeras notas relevantes, ya que al arsenal que teníamos disponible se añaden los dos nuevos tipos de arma: la guja alternada, y las hachuelas. La guja es un arma que cambia su forma en función de la postura con la que entables combate, alargando o acortando su rango de daño y su velocidad. Las hachuelas son armas rápidas que también pueden lanzarse a corta distancia y que pueden ser letales si buscamos enfrentamientos muy rápidos. Todas las nuevas armas van encaminadas a ampliar las opciones de combate para que se adapten a nuestro estilo de juego. Sin embargo, los jugadores noveles quizá encuentren algo más complicado obtener la maestría con ellas, quizá más pensadas para los veteranos que ya dominan los combos y las habilidades de las armas ya conocidas, como las katanas dobles o las tonfas.

Tras la elección de armas escogemos a nuestro espíritu guardián. Los espíritus guardianes nos aportan habilidades pasivas y potencian nuestros ataques cuando liberamos su fuerza al cargarlas con la amrita, o piedra espiritual, sobre la que se basa el sistema de experiencia y la trama argumental. En Nioh 2 hay tres tipos de espíritu guardián: Bárbaro (ataques muy poderosos, pensado para armas pesadas) Salvaje (potencia la agilidad, facilidad para encadenar ataques y contraataques) y Fantasma (más enfocado a la defensa y a potenciar la magia Onmyo). Nosotros comenzamos el juego con el espíritu de tipo Fiera, aunque según vayamos avanzando podremos conseguir espíritus guardianes de los tres tipos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La estructura general sigue siendo la misma que en la primera entrega. El juego se divide en varios arcos, cada uno con misiones principales y secundarias con mapas extensos y enrevesados, llenos de detalle y secretos por descubrir. La exploración de los escenarios nos proveerá de un sinfín de objetos consumibles, armas, armaduras, y materiales de creación y mejora de las mismas. Se unen al plantel además un montón de nuevos enemigos temibles aparte de muchos ya conocidos. A destacar nuevas incorporaciones como los Enki y los Gaki, o la inclusión de algunos Yokai no agresivos, como el Sunekosuri, que nos ayudarán otorgándonos bonificaciones temporales.

Es importante prestar mucha atención durante los primeros compases de juego, ya que en ellos nos enseñan el uso de la Forma Yokai. Mientras que en el primer Nioh teníamos una barra de salud y otra de Ki (la energía para atacar y defendernos), aquí tenemos una tercera barra, llamada ánima, con la que podemos liberar nuestra forma monstruosa y descargar potentes ataques. Con esta habilidad el combate se hace más dinámico que en el primer Nioh.

La Forma Yokai depende del espíritu guardián y viene a sustituir lo que antes se conocía como "arma viva". Ahora podremos absorber los núcleos de alma de los enemigos cuando mueren (existe una probabilidad de que los dropeen al caer) y utilizar el ánima para invocar al Yokai caído y realizar uno de sus ataques. Además, nos permite aprender el Contragolpe especial al efectuar el enemigo un Ataque de Furia (podremos reconocerlos porque antes de asestarlos un aura roja rodeará al rival) que si no es bloqueado de esta forma, es muy probable que nos destroce de un solo golpe.

Aprender a controlar el timing de estos contraataques es imprescindible para sobrevivir incluso a la primera fase, y es una de las mecánicas centrales del combate. El Contragolpe especial (parece que el Contraataque Mikiri de Sekiro de algún modo también parece haber influido aquí) nos salvará la vida en más de una ocasión, especialmente cuando nos vemos superados en número, algo que ocurrirá con una frecuencia mayor en esta nueva aventura. Al tener además todas las habilidades disponibles desde un principio (exceptuando la magia Omnyo y la Senda del Nina, aunque igualmente se consiguen y mejoran durante los primeros compases del juego), podemos hacer frente a los enemigos más poderosos con nuevos combos y la curva de dificultad, que antes era endiablada, parece ahora un poco menos empinada de escalar.

Nioh 2Nioh 2

Pero que esto no lleve a engaño. En Nioh 2 se sigue muriendo mucho, porque es el único camino del aprendizaje. Podemos pasar varias horas en una misma misión y que el mismo enemigo nos mande de vuelta al santuario una y otra vez, hasta que aprendamos sus patrones de movimiento y podamos buscar ese pequeño hueco en su defensa para asestar nuestro ataque. Y así, ensayo y error y con mucha paciencia, logramos avanzar.

Habrá quien llegado a cierto punto los nervios le traicionen y piense bajarse del barco, pero realmente no hay razón alguna para ello, ya que a veces no podemos con todo solos, y también se ha pensado en esa opción para los jugadores con menos paciencia. En el modo cooperativo podemos unirnos a otros jugadores para ayudarles a realizar alguna misión, o invocarlos para que acudan a darnos apoyo. También se ha añadido una nueva variante, ya que aparte de invocar un visitante en los santuarios para que nos ayude a superar la misión o visitar nosotros mismos otras partidas desde la Puerta Torii, cada jugador puede dejar una marca en el terreno llamada Tumba benevolente, con la que puede ser invocado por otros jugadores y que nuestra sombra de personaje colabore con ellos. En algunos momentos del juego, el uso de estas tumbas nos puede evitar horas de desesperación con algunas secciones más difíciles, incluso facilitar algunos enfrentamientos contras los jefes. Son la contrapartida a las ya conocidas Tumbas Sangrientas, que nos permitían enfrentarnos a la Aparición de un jugador que había caído en ese mismo punto, y de esta manera conseguir Honor e ítems raros.

Al igual que un samurái debe tener las armas en perfectas condiciones, parece que el rendimiento técnico también ha pasado por una revisión moderada. Aquí se encuentra otro de los puntos positivos de Nioh 2, ya que el apartado gráfico ha mejorado bastante, añadiendo mayor resolución y luminosidad a los escenarios y mayor atención al detalle. Los tiempos de carga incluso parecen haberse reducido (nosotros lo hemos jugado en una PS4 estándar). Y tanto los tiempos de carga inicial del juego como los intermedios entre misiones parecen ser menores incluso comparándolos con la primera entrega al mismo tiempo.

Nioh 2Nioh 2Nioh 2

Sin haber supuesto un salto significativo o una ruptura de las convenciones establecidas por el anterior, no hay duda de que Nioh 2 ha sabido refinar la fórmula sin caer en un aumento artificial de la dificultad. A pesar de tener sus momentos duros, en ningún momento nos ha hecho querer estampar el mando contra el televisor (aunque sí que nos hubiera gustado tener un DualShock 5 para probarlo, con el biofeedback de las pulsaciones y la sudoración según la patente). No es un cambio radical con respecto al primero, y quizá haya quien eche de menos el desafío con una curva de dificultad y aprendizaje mucho más empinada, pero en general esta secuela ha sabido dar respuesta a los pequeños problemas que se le podían achacar al anterior y ha introducido las variables suficientes para darle un enfoque propio. Una mejora a una saga con cierto renombre que hará las delicias de los que necesitan un verdadero desafío a sus habilidades con el mando.

Así, para los nuevos jugadores es una opción más atractiva para empezar con la saga. Y para los veteranos, significa perfeccionar una experiencia aportando más opciones y nuevos límites. Que comience la caza de los Yokai.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Un combate más dinámico, impresionante con la magia demoníaca del Ánima. Un montón de contenido. Funciona muy bien. Exigente, pero con mejor curva de dificultad.
-
Algo confuso en ocasiones. Varios recursos reciclados. No innova demasiado.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Nioh 2Score

Nioh 2

ANÁLISIS. Autor: Alberto Garrido

Desempolvamos nuestra katana para volver al Japón feudal en la lucha contra los Yokai.



Cargando más contenido