Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
noticias

"No hay pruebas que sugieran que los videojuegos son adictivos"

Hablamos sobre adicción a los videojuegos con la psicóloga Rachel Kowert, especialista en comportamiento del jugador.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

La adicción a los videojuegos ha sido objeto de un debate cada vez más grande, impulsado por el salto al éxito de la industria del videojuego. Hemos visto ya a la Organización Mundial de Salud (OMS) catalogarla como un trastorno, aunque otros comités científicos no lo tienen del todo claro, debido a la falta de pruebas contundentes al respecto.

Recientemente, tuvimos la oportunidad de charlar con la Dra. Rachel Kowert, psicóloga especializada en comportamiento en videojuegos. Ocasión perfecta para hablar sobre esta supuesta adicción y si es algo que debería tratarse con más frecuencia.

"La adicción al videojuego o el trastorno del videojuego es un tema muy debatido en la comunidad científica", afirma Kowert. "La Organización Mundial de la Salud se ha adelantado, sugiriendo que debería ser un diagnóstico oficial, pero la Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association) no, sugieren que es necesario seguir investigando."

La doctora continúa: "En términos generales, no hay pruebas que sugieran que los videojuegos son adictivos. ¿Se usan de una forma que resulta problemática? Por supuesto. Pero, parece más probable que se trate más bien de una estrategia de afrontamiento inadecuada. Es decir, que la ansiedad, la depresión o el estrés son los que impulsan el comportamiento, no los juegos en sí."

Puedes ver nuestra entrevista al completo con la Dra. Rachel Kowert a continuación. En ella, hablamos también de aspectos como las cajas de loot, la proyección de personalidad en los juegos y cómo deberíamos animarnos a asumir más riesgos en los videojuegos.

HQ


Cargando más contenido