Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Nobody Saves the World

Análisis de Nobody Saves the World

El último título de Drinkbox Studios es tan divertido como extravagante.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Si hay algo por lo que destaque Drinkbox Studios, responsables de Guacamelee, es por crear videojuegos totalmente estrambóticos y diferentes, pero no por ello menos geniales. Guacamelee sigue siendo uno de mis videojuegos de plataformas preferidos hasta la fecha, del que destaca su peculiar narrativa y sus combates entretenidos. Así que, cuando llegó a mis oídos que el equipo que se esconde tras esa joya estaba trabajando en un RPG de acción, se puede decir que, como mínimo, me despertó el interés. De vuelta al presente, han lanzado ese mismo juego, Nobody Saves the World, y me he pasado la última semana absolutamente obsesionado con sus payasadas e inmerso en su mundo fuera de lo común.

HQ

De manera parecida a Guacamelee, en Nobody Saves the World se te pide que... Bueno, que salves el mundo. Excepto que, esta vez, el personaje principal es literalmente Nadie (Nobody), un monigote sosaina que parece insignificante e inútil, por lo menos hasta que se apodera de una varita mágica que le permite transformarse en multitud de formas para luchar contra los monstruos malvados y peligrosos que están esparcidos por esas tierras. Con esta idea en mente, la premisa del juego es subir de nivel completando los diversos desafíos que requieren adquirir una forma específica para conseguir estrellas, las cuales te permitirán ir desbloqueando mazmorras cada vez más difíciles con tal de reconstruir la Gema secreta que necesitas para enfrentarte a la Calamidad, que pretende destruir el mundo y que es el antagonista principal.

El juego se ve desde una perspectiva cenital y tiene lugar en un universo sin muchas interrupciones que puedes explorar con bastante libertad, siempre que adquieras la forma correcta para poder alcanzar nuevos lugares. El objetivo es vagar por este mundo al mismo tiempo que completas las mazmorras basadas en la generación por procedimientos, que se encuentran dispersas por el mapa, y lograr misiones como un descosido (las cuales te darán los PNJ y con las que subirás de nivel tus formas y conseguirás nuevas habilidades) para ganar estrellas, todo para poder vértelas con la Calamidad. A pesar de que la narrativa y el argumento se pueden resumir en este concepto, todavía queda por sumarle el estilo tronchante y rarito de Drinkbox a la experiencia, el cual es también su toque personal, así que puedes esperarte una aventura extraña a la par que graciosa.

Publicidad:
Nobody Saves the World

En cuanto al sistema de juego en sí, este es un RPG de acción con mecánicas de combate cuerpo a cuerpo al estilo hack 'n' slash. Se supone que usarás tus formas y sus respectivas habilidades para ir mermando las hordas de las diferentes clases de enemigos. No obstante, Nobody Saves the World es mucho más que eso, dado que también ofrece una experiencia mucho más libre puesto que puedes mezclar y combinar los diversos movimientos de las formas para crear tipos peculiares de personaje que te vendrán bien según la situación. Y te preguntarás, ¿por qué tengo que hacer eso? Los enemigos de este juego suelen tener protecciones para evitar que les inflijas daño y, para romperlas y hacer que tu enemigo sea vulnerable a los golpes, tendrás que usar el mismo tipo de ataque que la respectiva protección, ya sea Cortante, Oscura, Contundente o Luminosa.

Por ejemplo, podrías tener que entrar a una mazmorra llena de enemigos con protecciones oscuras, luminosas y cortantes. Para lidiar con la situación, puedes cambiar de forma muchas veces para enfrentarte a cada supuesto caso, por ejemplo, usa a la Rata para un ataque Oscuro, al Mago para uno Luminoso y al Guardabosques para el Cortante. De forma alternativa, puedes escoger un personaje y equiparlo con habilidades, incluidas las pasivas, que se adapten a los villanos contra los que luches. Esto podría significar que, si escoges al Fisioculturista (al que se le da genial el ataque Contundente), puedes darle la opción de usar la habilidad "resortera de limo" de la Babosa contra las protecciones luminosas, la habilidad "invocación de demonio" del Nigromante para un ataque oscuro y la habilidad "caltrops" del Canalla para infligir un daño cortante. Como hay 15 formas que puedes ir intercambiando entre sí, cada una con su propio grupo de habilidades normales y pasivas que puedes usar en cualquier lado, es fácil imaginarse hasta qué punto pueden llegar las opciones de personalización dentro de este título que, de otra forma, sería demasiado sencillo.

El mundo en sí también está plagado de secretos y regalos que buscar. Hay cofres que se encuentran por todo el terreno y que están llenos hasta los topes de joyas y de otros objetos valiosos, que también se les pueden caer a los enemigos que derrotes y que puedes usar de moneda y gastártelos en el vendedor ambulante para obtener nuevas habilidades pasivas y para comprar misiones que puedas repetir, lo que te viene estupendamente para acumular puntos de experiencia. Además, te viene bien comprobar hasta el rincón más recóndito para encontrar a todas las hadas de maná con tal de subir tus propios puntos de maná, de forma que puedas lanzar más habilidades de forma consecutiva. Incluso cuenta con nidos gigantes que descubrir y que son cruciales para desbloquear una de las formas más letales del juego, la del Dragón.

Publicidad:
Nobody Saves the World

Tengo que decir que, a pesar de que la mayor parte de la manera de ir progresando en el juego está bien pensada y le otorga al jugador una auténtica sensación de éxito al superar la gran cantidad de misiones que vienen con cada forma, hay ocasiones en las que se nota que el 'grindeo' está en la base de la partida. Tener que jugar con una forma de manera específica para completar un reto puede resultar bastante pesado algunas veces, sobre todo cuando en la misión se te pide que hagas algo muy particular o que uses una forma que no es santo de tu devoción (yo todavía no le encuentro la gracia a la Tortuga). Sin embargo, esto no pasa con frecuencia, ya que la mayoría de las formas son bastante divertidas o increíblemente poderosas a su manera.

Aunque hay mucho por hacer en Nobody Saves the World, ya sea consiguiendo que tus formas avancen, completando mazmorras o explorando (hay hasta un modo disponible de Nuevo Juego + para poder volver a jugar cuando ya hayas llegado al final por primera vez), el sistema de juego central y el universo que ha creado Drinkbox es tan diverso y atractivo que no vas a querer parar. Este es uno de esos títulos en los que te lo pasas genial a cada rato. El humor, los personajes creativos y raros, las animaciones y los efectos visuales son brillantes, y la guinda del pastel es que las mecánicas del juego son muy profundas, pero es facilísimo pillarles el truco. Ya seas fanático de los trabajos previos de Drinkbox o no estés al tanto de los juegos del estudio, te recomiendo darle a Nobody Saves the World una oportunidad, ya que no cabe duda de que se trata de uno de los mejores juegos de enero de 2022.

Nobody Saves the World
Publicidad:
Nobody Saves the WorldNobody Saves the World
08 Gamereactor España
8 / 10
+
El universo del juego es extraordinario y maravilloso. El combate es divertidísimo. La exploración te engancha.
-
Algunas veces, progresar puede hacerse cansino.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido