LIVE

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Live broadcast
Publicidad
logo hd live | Night Call
Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis de hardware

Nueva PS3 Super Slim: análisis

Sony acaba de lanzar su tercer modelo de PS3. Echamos un vistazo a la consola y al contenido de la caja.

A diferencia del veloz mercado de los móviles, en el que cada sistema operativo actualizado viene dentro de un flamante nuevo teléfono cada año, las videoconsolas remodeladas han llegado históricamente con todo el pavoneo de un hombre canoso y barrigudo que se ha dado un tinte y estrena traje nuevo: ya ha alcanzado su edad más madura, así que intentar disimularlo solo consigue atraer más la atención.

Bueno, quizás hemos sido demasiado duros. Es cierto que los rediseños se hacen para renovar el interés y estimular las ventas, pero no necesariamente al final de la vida de un sistema: tanto la DS como la Nintendo 3DS activaron un gran interés renovado con sus actualizaciones tempranas, mientras que la mayoría de iteraciones de la PSP de Sony beneficiaron a la máquina.

Pero un rediseño a una máquina más pequeña no significa necesariamente una máquina más bonita o elegante, y de hecho puede marcar la reposición de una consola como una oferta rebajada, ya sea para jugadores más pequeños como su primera consola o como una alternativa más barata que sigue disfrutando de un enorme catálogo para los que creen que la próxima generación se les va de las manos.

¿En qué grupo se queda la nueva Super Slim, que viene en modelos de 12 y 500 GB?

El modelo

A primera vista la Super Slim satisface la necesidad de escribir titulares sobre un hardware que se queda anticuado, pero como veremos resulta que no cumple con una reducción de precio. Esto no es una versión más barata de la PS3, y con el anuncio de la nueva generación de Sony al menos a medio año vista, quizás sería demasiado pronto.

Esta es simplemente la tercera entrega del hardware de Sony, así que sigue los pasos de sus predecesoras en cuanto al cambio de imagen: la PlayStation original era recogida y curvada, la PS3 adelgazó. La PS3 ha pasado por una metamorfosis similar: del tanque brillante de la original a la variante mate con unos kilos menos que también era mucho más silenciosa, como un ninja enano esperando órdenes.

Inicialmente, la Super Slim parece más bien una prima barata que una hermana sofisticada. Aunque ha recuperado el negro brillante, se ha rediseñado para bordear el nuevo 'grill', en todo lo ancho. Este grill con costillitas guarda las reducidas tripas y sobre él están las siglas de la consola.

A ambos lados de una bandeja de carga de las de antes está la barra de dos botones para el Eject y el Power, ambos sobreelevados y con una pulsación sólida (no un clic). Entre ambos descansa un logo plateado de PS, reflejado por otro logotipo de Sony en el extremo izquierdo (antes estaban ambos en el cuerpo de la consola).

La mitad inferior de la consola se ha hecho una liposucción, quedando más delgada y corta que su predecesora, de forma que la sección curva de arriba parece que sobresale mucho más. Aún quedan dos puertos USB en el frontal, así como la lista de logos de certificados de compatibilidad (en esta ocasión son pegatinas plateadas en lugar de grabados).

Respecto al peso no hay tanta diferencia, y si la pones de pie junto a la PS3 Slim, la Super Slim es igual de alta y casi igual de profunda; la curva oval de la parte superior es más pequeña, y con la pérdida de la cornisa de la ranura de discos (que antes tenía los botones Power/Eject), la nueva máquina pierda unos cinco centímetros de longitud.