Español
análisis
Oddworld: Stranger's Wrath

Análisis de Oddworld: Stranger's Wrath HD en Nintendo Switch

Tras 15 años de su lanzamiento, este excelente clásico de culto resiste el paso del tiempo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La verdad es que hay algo raro en Oddworld: Stranger's Wrath, a parte del propio nombre de la saga. A pesar de los elogios que recibió cuando salió en 2005, tan solo se vendieron 600 000 copias para Xbox, lo que se consideró como un fracaso comercial. Puede que fuese por la nueva generación de consolas o por el desconcierto de los jugadores, pero ese ya es otro tema. Sin embargo, lo que es innegable es que el juego se merecía más cariño. Por suerte, Stranger's Wrath HD se las ha apañado para que sea aún mejor que su versión de hace 15 años. El cambio a Switch es una oportunidad de oro para que los jugadores prueben este clásico.

Al cambiar las opresivas fábricas hiper capitalistas por una temática del estilo spaguetti western, Stranger's Wrath hace que nos pongamos en la piel de un intimidante cazarrecompensas de voz ronca llamado Stranger, quien deambula por las ciudades no para hacer amigos, sino por su ambición por atrapar forajidos y ganar una tonelada de «moolah», lo que le lleva a cumplir una misteriosa misión por la que está desesperado y que le cambiará la vida.

Al principio todo es muy sencillo, pero tras una posterior revelación, todo se vuelve mucho más dramático. Stranger parece el estereotipo que encaja a la perfección con el entorno, pero a medida que vamos avanzando, empezamos a entender las motivaciones y conflictos que le llevan a seguir adelante. Se trata de una temática bastante adulta para un juego que también cuenta con momentos realmente ridículos. Sin embargo, todos ellos acaban uniéndose y consiguen tocar temas morales y dar una lección de vida que puede aplicarse cualquiera. Hay quien dirá que dan demasiados sermones, pero puede que el mensaje principal sea más impactante ahora que en entonces.

Oddworld: Stranger's Wrath

No obstante, la trama no es el único aspecto que le da la vuelta a nuestras expectativas. Tras alejarse de sus orígenes, Stranger's Wrath se centra en la caza de forajidos en lugar de salvar a los esclavos. La mayoría de las veces es más o menos igual, nos dirigimos a una ciudad llena de pollos feos, elegimos entre las recompensas disponibles y vamos hacia su ubicación. Después de que le hayamos pateado el culo al malo, volvemos a la ciudad y vuelta a empezar. Puede que parezca algo aburrido y repetitivo, pero la versatilidad del juego y el diseño de los niveles abiertos hacen que se mezcle todo y podamos improvisar, lo que consigue dar una sensación de novedad durante todo el juego.

Una de las características principales es que podemos alternar entre la tercera y la primera persona siempre que queramos con tan solo un clic derecho, lo cual proporcionará diferentes ventajas según la situación. Por ejemplo, la tercera persona es ideal para atravesar los entornos tan grandes y detallados por los que iremos pasando, ya que Stranger puede correr muy rápido, saltar a través de plataformas y subir a los sitios con facilidad. Puede que parezca algo lento, sobre todo porque a la cámara parece que le cuesta un poco seguir las panorámicas en este modo, pero ofrece da una gran ventaja para averiguar cómo enfrentarse al enemigo.

Por otra parte, en primera persona es como más se luce la rareza por la que se conoce a Oddworld, además de por su potencial sistema de combate. En este modo, Stranger saca su fiel ballesta para disparar a las alimañas con munición viva, que son sobre todo animalillos y bichos que iremos recogiendo y que tienen diferentes usos dependiendo de si queremos matar a los enemigos o capturarlos para ganar más dinero. La posibilidad de alternar entre los dos tipos de cámara ofrece muchas combinaciones con que podremos trastear en medio del caos.

Oddworld: Stranger's WrathOddworld: Stranger's Wrath

Los Zappflies son las más útiles, ya que son infinitos y ofrecen un disparo rápido además de un tiro cargado que puede interactuar con barriles explosivos y otros objetos peligrosos. Resultan muy útiles cuando detectamos a algunos idiotas que pensaron que sería una gran idea ponerse debajo de una roca gigante. Los Fuzzles sirven para molestar a los enemigos y causar estragos, mientras que los Thudslugs, las Stingbees y los Boombats pueden provocar una devastación total si se usan bien. Nuestra combinación favorita era la de Thudslug y Zappfly. Resultaba muy útil para aturdir a los enemigos y derribarlos para poder atraparlos fácilmente. Conforme avanzamos, todas las municiones van mejorando. En nuestra opinión, creemos que no hay mejor combinación que la de Stunkz (son mofetas, tal cual) y Boombat. El primero absorbe a los enemigos y el segundo los hace pedazos. Es imposible que eso no entretenga, nos lleva a combates en los que nos pararemos a pensar en cómo superarlos lo mejor posible utilizando todo lo que tenemos disponible. Además, podemos guardar la partida cuando queramos para que probemos todas las opciones posibles.

Sin embargo, todo esto depende de cada uno. Podemos no pelear si no queremos, pero esto acaba siendo muy aburrido. Podemos ir en sigilo con Chippunk, un roedor bocazas que atrae a los enemigos a un sitio, y con Bolamites, una red que atrapa instantáneamente a los enemigos para que los atrapemos fácilmente. Todo esto suena muy bien, pero no incita demasiado a utilizarlo todo el rato. Capturar a los enemigos durante un tiroteo normalmente no es muy complicado, además, si recibimos daño podremos recuperar toda la vida que hayamos perdido con tan solo un botón si contamos con la estamina suficiente.

Aparte de todo esto, el diseño de los niveles en general no fomenta elegir el sigilo como primera opción. Por ejemplo, al principio vamos tras una recompensa escondida en un fuerte custodiado por unos guardias. Parece una situación perfecta para ir en sigilo, hasta que nos damos cuenta de que la única forma de entrar es derribar la puerta principal delante de todos ellos. Lamentablemente, este tipo de cosas pasan mucho durante el juego, lo que al final oculta el verdadero potencial de Stranger's Wrath.

Sin embargo, esto no debería preocuparnos en exceso, ya que las peleas contra los jefes son muy buenas. Las recompensas a las que damos caza son mucho más duras que los matones normales, ya que cada una de ellas cuenta con diferentes escenarios y poderes que hace que ninguna parezca igual. Pueden tener un montón de enemigos que les protegen o incluso una armadura de robot super poderosa pero que cuenta con un punto débil. Todos son escandalosos y están en guardia, pero los mejores van cambiando conforme avanza la pelea. Incluso podemos acabar en un paseo en carretilla por las minas para alcanzar al enemigo y dispararle. Las batallas con francotiradores, los campos de fuerza y las gigantescas bestias protectoras entre muchas más cosas hacen que cada encuentro sea memorable y emocionante hasta el final, sobre todo si intentamos hacerlo más difícil y capturarlos para ganar dinero extra.

Oddworld: Stranger's Wrath

Además, tienen unos nombres tan divertidos y ridículos, como por ejemplo «Packrat Palooka», que no pegan con sus voces roncas y hacen que nos resulten muy graciosos. De hecho, casi todo (y todos) en Stranger's Wrath ha envejecido con cierta gracia, mucho humor y mucha personalidad. Los malhumorados pollos locales son probablemente los mejores de todos. Interactuaremos mucho con ellos si queremos averiguar cómo acceder a las diferentes zonas. Debemos tener en cuenta que seguro que esas alimañas no voladoras se acabarán burlando de nosotros, nos insultarán o nos alabarán, sobre todo cuando no podamos resistir la necesidad de golpearles en la cara por habernos llamado mojón otra vez.

Sin embargo, es una pena que el audio no haya mejorado. Puede que esto sea lo único que se ha quedado en el tintero de la versión HD, a parte de las cinemáticas FMV de baja resolución, pero en general el resto del juego se ve magnífico con sus polvorientos desiertos y exuberantes bosques, que son mucho mejores de lo que podían llegar a ser los originales hace unos años. En cuanto al nivel técnico, las cosas se ponen aún más interesantes al haberse pasado a Switch. Stranger's Wrath funciona a 1080p en el modo dock (720p en el modo portátil) y cuenta con opciones de antialiasing a nuestra disposición, las cuales cambian drásticamente la calidad visual y la velocidad de fotogramas por segundo. Aunque podemos activar el MSAA y dejarlo así, nosotros recomendamos desactivarlo para obtener 60fps. Incluso así, todavía se queda algo corto en varias ocasiones a pesar del bajo filtrado de textura y la mala calidad de dibujo del follaje. Sin embargo, esto no es para tanto, ya que el aumento de resolución y la posibilidad de llevarnos las aventuras de cazarrecompensas a cualquier lugar con buenos tiempos de carga compensan sus pequeñas carencias. Joder, si hasta podemos activar el giroscopio tanto en la primera como la tercera persona si queremos y parecer estúpidos mientras disparamos.

Algunos juegos del pasado pueden parecer mucho más arcaicos conforme pasa el tiempo, pero Stranger's Wrath no, exceptuando el sigilo y algunos aspectos técnicos. En cualquier caso, ha envejecido maravillosamente y sigue siendo tan bueno como el primer día, hace ya 15 largos años, gracias a su flexibilidad en el combate y una historia con la que podemos empatizar hoy más que nunca. Así que, tanto si te lo perdiste en su momento como si nunca habías oído hablar de Oddworld, ahora es el momento perfecto para introducirte en el mundo del Oddworld: Stranger's Wrath HD si tienes la consola Switch.

Oddworld: Stranger's WrathOddworld: Stranger's Wrath
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Divertidísimo. Buen sistema de combate que cuenta con muchas combinaciones de armas. Luce muy bien en Switch. Ha envejecido muy bien.
-
El audio no es nada del otro mundo. El sigilo y el diseño del entorno podrían ser mejores.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.