Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
avances
OlliOlli World

OlliOlli World - Impresión final

Hemos jugado al nuevo OlliOlli. Precioso y adictivo: así es el nuevo título de skateboarding de Roll7.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cuando me subí a la tabla de OlliOlli World iba completamente en pañales. No he sido nunca una persona que practicara skate en la vida real y mi equilibrio es, por decirlo de forma suave, bastante inexistente. Sin embargo, me he llevado una sorpresa y me he enganchado por completo a este OlliOlli World, nueva entrega de la serie de Roll7 que es, sin duda, su gran salto a la primera línea de los juegos arcade de deportes para este 2022.

OlliOlli World

OlliOlli World nos pone en la piel de un aspirante a campeón del skate que se presenta para reclamar el título y desafiar a los mismos dioses del deporte. Una trama cuanto menos curiosa y una novedad dentro de la serie, ya que los anteriores títulos no planteaban ningún desarrollo en ese aspecto. Y no es la única novedad que salta la a vista. Lo primero que llama la atención es su apartado visual, muy marcado y todo un acierto para darle ese aire rebelde y desenfadado al juego. Su diseño de escenarios y personajes me ha recordado instantáneamente a la serie de animación Hora de Aventuras (Adventure Time) y la paleta de tonos pastel va en la misma línea, con las zonas y niveles diferenciados por colores según la zona donde patinemos. También va en consonancia la banda sonora, con temas recurrentes pero muy a tono con el juego. Melodías suaves con partituras en bucle para que no desconcentren de la acción, aunque la cantidad de canciones hace imposible que lleguen a cansar.

OlliOlli World
Publicidad:

En esta prueba final antes del lanzamiento el próximo 8 de febrero, hemos podido probar tres de las cinco zonas que hay por explorar en Radlandia a lomos de nuestra tabla, y cada una de ellas está diferenciada no sólo por su estética y la paleta de colores, si no por las posibilidades y obstáculos que van surgiendo en cada nivel que desbloqueamos al completar cada "carrera". Cada nivel cuenta con unos desafíos individuales y con un top 3 de PNJ a los que debemos superar en puntuación. Con cada objetivo o nivel superado desbloquearemos nuevas mejoras estéticas para el avatar: trajes, peinados, accesorios e incluso nuevas skins para las tablas y las ruedas. En este apartado de personalización se ha cuidado hasta el mínimo detalle, con peinados, ropa de todo tipo e infinidad de combinaciones entre ellas, para que nuestro personaje sea único y bien diferenciado.

Nuestro protagonista va acompañado de un extraño elenco de personajes que le siguen y le van enseñando los secretos necesarios para convertirse en una verdadera leyenda del skate. Aunque no sea nada del otro mundo, las notas de humor que aportan en cada introducción de nivel y cómo se va desarrollando la historia a través de ellos son un alivio entre fase y fase. Porque en OlliOlli World cada nivel es un desafío sin piedad.

OlliOlli WorldOlliOlli World

Los tutoriales en el inicio de Sunshine Valley, la primera zona del juego, te enseñan las acrobacias básicas y, a partir de ahí, te sueltan para que el resto lo descubras tú mismo. Nos movemos a toda velocidad por rampas, saltando escaleras y sorteando obstáculos y agujeros mientras realizamos todos los trucos y acrobacias posibles hasta llegar a la línea de meta. Grindeos, wallriding, 360º, flips... Infinidad de movimientos con los que sortear obstáculos del escenario y de paso aprender la peculiar jerga de los skaters. Una tarea sencilla si no fuera por lo endiablado de los mapas y el control de tiempo perfecto para evitar todos los peligros en cada intento. A partir de cierto punto se abren además caminos alternativos al inicial, llamados rutas extremas, cuyo trazado es bastante más complicado, pero que pueden abrir incluso nuevos niveles secundarios y especiales que estaban ocultos en el mapa de la zona, por el que nos movemos al estilo de los Super Mario clásicos. Estos trazados secundarios desarrollan la narrativa del juego de una forma bastante original y que invita a descubrirla por completo conforme los vas desbloqueando.

Publicidad:

El control a través del stick izquierdo para los trucos y los movimientos especiales (que poco a poco pasan a ser los habituales) va reduciendo su intervalo óptimo hasta casi ajustarse al píxel perfecto. Esto hace que seguramente necesitemos unos cuantos intentos para cada escenario, en ocasiones hasta dar ganas de lanzar el mando por la ventana más cercana. No es que se sienta injusto, pero a veces da la sensación de que el control falla o simplemente no hemos clavado ese salto y nos toca repetir el nivel entero, sobre todo si vamos buscando superar todos los desafíos extra. Una tarea que recomiendo intentar a partir de la segunda vuelta.

Y, a pesar de esos sudores fríos pensando en que el stick del mando tenía las horas contadas, no paraba de intentar superar cada nivel probando una y otra vez en sesiones realmente largas. En cada nueva zona, además, aprendía nuevos movimientos o a sortear obstáculos de formas distintas a las que conocía con nuevos tutoriales, de modo que, aunque el dominio es difícil, el aprendizaje está muy bien guiado. Si cometes un error, el reinicio es casi instantáneo, vital si quieres mantener el ritmo trepidante que te exige el juego. Aprendes a reaccionar por instinto cada vez que aparece por la parte derecha de la pantalla una rampa o una valla por la que deslizarse y hacer un combo de puntos, llegando incluso a aprenderte el trazado de esa pantalla que se lleva resistiendo 15 intentos. Además, está la vertiente multijugador, en la que por ahora no he podido ahondar mucho, aunque en Roll7 prometen que será determinante tras el lanzamiento. En el caso de la prueba cerrada a la que tuve acceso, me sorprendí a mí mismo "compitiendo" contra el resto de jugadores activos a batir sus mejores tiempos en los niveles ya superados, además de conseguir accesorios molones para el personaje.

Con esa premisa, la rejugabilidad de los niveles y las sorpresas que faltan por llegar, le auguro un gran éxito a este OlliOlli World y espero que todo le vaya sobre ruedas.

OlliOlli World
Publicidad:

Contenido relacionado

0
OlliOlli WorldScore

OlliOlli World

ANÁLISIS. Autor: Alberto Garrido

La última acrobacia de Roll7 deja un arcade fabuloso y exigente para todos los amantes del skateboarding.



Cargando más contenido