Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
One Piece: Burning Blood

Análisis de One Piece: Burning Blood

Tras años esperando un juego de lucha sobre One Piece que esté a la altura de la serie llega Burning Blood; ¿será rival para Naruto Ninja Storm o Dragon Ball Xenoverse?

  • Sergio Figueroa y Manuel ÁlvarezSergio Figueroa y Manuel Álvarez

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Con Luffy y sus piratas Mugiwara hemos luchado ya casi de todas las formas posibles. Bandai Namco lleva años moviendo la franquicia One Piece de desarrollador en desarrollador para sacar títulos distintos que nos cuenten la misma historia una y otra vez sin aburrirnos. Ahora le toca al turno a Spike-Chunsoft, que nos lo presenta de una forma distinta: como un título de peleas 3D, un formato que está teniendo bastante buena acogida con las licencias de manganime.

Esta entrega tiene muchas papeletas para funcionar gracias al enorme elenco de personajes que han aparecido y la variedad inigualable de técnicas que se han ido acumulado. One Piece cuenta la historia de un joven que se echa al mar para convertirse en el Rey de los Piratas en un mundo en el que hay multitud de personas con poderes especiales gracias a las llamadas frutas del diablo. Tras 10 años de producción, contenido a su disposición no falta.

Empecemos con lo primero que nos muestra el juego, el modo Guerra Suprema. Probablemente estemos ante el mayor fallo de One Piece: Burning Blood, su modo historia. En él revivimos el arco de la batalla de Marineford, uno de los más importantes de la serie, pero se antoja muy poco para un juego basado en uno de los manganimes más longevos. Además de eso, vamos repitiendo este evento en la piel de cuatro de los protagonistas (Luffi, Barbablanca, Akainu y Ace), lo que provoca que muchas de las batallas sean redundantes, cambiando tan solo el personaje que controlamos.

La presentación es extremadamente simple, un mero mapa con puntos, pero al menos hay algunas escenas de vídeo intercaladas, bien recreadas y animadas con las voces originales, que sirven para volver atrás en el tiempo y recordar lo que ocurrió en la gran batalla entre piratas y Marina. También hay batallas opcionales que nos permiten tomar el control de otros personajes y que además representan un subidón a la dificultad del juego, incluso excesivo las primeras veces que te enfrentas a ellos.

One Piece: Burning Blood

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Por suerte, el juego dispone de modos que alargan la vida del título e invitan a aprovecharlo al máximo. Como las Batallas de banderas piratas (en el vídeo más arriba), un modo online de conquista cooperativa donde elegiremos un bando y combatiremos en el mapa del mundo de One Piece en batallas online o contra la IA para reclamar territorios para nuestra facción. También está el modo de Duelo de Se Busca. Este consiste en batallas contra la IA con rivales fijados y retos que cumplir. Por supuesto, encontramos también los incombustibles modos versus online y offline, disponiendo el modo en red de batallas con rango y libres. Más variedad de forma que de fondo.

Durante el modo historia iremos consiguiendo a los personajes que participen en la batalla de Marineford, que se suman a las últimas versiones de los Mugiwara que vienen desbloqueadas al inicio. Además, con el dinero que conseguimos tras cada combate se pueden comprar más personajes muy conocidos de la serie hasta alcanzar el total de 42, piratas, marines y nobles mezclados. Puede parecer una plantilla pequeña teniendo en cuenta la enorme cantidad de personajes que hay en la serie, pero para una primera entrega es un buen comienzo. Por otra parte, contaremos con 65 personajes de apoyo que podemos seleccionar para que nos ayuden en los combates. Nos proporcionarán un pequeño bonus (mejora de atributos, curación, efectos negativos para el rival, etc...); pero no harán aparición en el campo de batalla. Tanto los personajes principales como los de apoyo tienen un coste en puntos, por lo que en batallas contra otro jugador o en los Duelos de Se Busca la potencia de los personajes que elijamos limitará los apoyos que podemos seleccionar.

One Piece: Burning Blood ofrece un sistema de combate similar al de otros juegos del genero, basado en diferentes combos simples, con habilidades especiales propias de cada personaje y transformaciones o subidas de atributos al llenar la barra de especial. Está bastante afinado y requiere más maña de la que aparenta pedir cuando lo pruebas por primera vez, con una serie de factores de éxito ocultos que harán que los expertos en juegos de lucha tengan entretenimiento para rato. La táctica básica consiste en combinar los golpes simples con los ataques especiales de recarga rápida y destreza para esquivar, aunque esto último no es tarea fácil por la confusa configuración de botones que requiere. Mucha velocidad y prácticamente ningún descanso para repensar estrategias.

One Piece: Burning BloodOne Piece: Burning BloodOne Piece: Burning Blood
One Piece: Burning BloodOne Piece: Burning Blood

A esta fórmula le añade un componente Tag al permitirnos seleccionar 3 personajes y cambiar entre ellos durante el combate. Además de algunas transformaciones muy divertidas que cambian la forma de combatir de forma radical. Veremos personajes de corta distancia, y de larga distancia, así como usuarios de frutas del diablo, maestros del Haki, espadachines y Cyborgs; todos ellos con mucha identidad propia y mecánicas que dan variedad al juego.

Una de las cosas que más destaca del combate es la importancia que le dan a los poderes de frutas de diablo de tipo Logia, ya que sus usuarios pueden transformarse en su elemento y evitar así ser golpeados. Esta habilidad es contrarrestada por los ataques Haki y especiales, lo que hace que los personajes con estas habilidades tengan un estilo de juego característico. Además encontraremos guiños a la serie, como que el ataque de agua de mar de un Triton anula los poderes de las frutas Logia (también los ataques de oscuridad y las armas de kairosekai); y veremos cosas como que Sanji no puede atacar a féminas y cuando se enfrenta a una señorita sus ataques quedan reducidos a lanzar corazones; o que Ussuff es inmune al ataque de Perona Vacío Negativo al ser inmune a esa técnica como en la serie.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

A nivel gráfico es una delicia. Spike-Chunsfot ha llevado el estilo cel-shading al máximo nivel y con detalles como el sombreado que nos muestran un juego parece un manga animado a todo color. Mención especial a los vídeos del juego y animaciones que aparecen al efectuar poderosas técnicas, así como a la recreación de los escenarios, brillantes en su sencillez. Otras partes de la historia se nos contarán mediante viñetas con una caja de texto, más simples, sin esa capacidad de dramatismo. Como comentábamos para el modo historia, en todo el título se mantiene el doblaje japonés con subtítulos en español.

One Piece: Burning Blood es un título de lucha divertido por su gameplay rápido, que puede contentar también a los amantes de la franquicia a pesar de la flojera de su campaña. Queda un poco atrás en contenido respecto a juegos como Naruto Ninja Storm 4 o Dragon Ball Xenoverse, pero ofrece un sistema de combate más pulido y personajes que consiguen aportar más variedad y diversidad. Un juego que disfrutarán los fans de la saga que esperaban un juego de lucha, y que sienta las bases de lo que podría llegar ser una gran franquicia.

One Piece: Burning BloodOne Piece: Burning BloodOne Piece: Burning Blood
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Animaciones, vídeos y aspecto en general, control bien trabajado, amplitud de modos de juego.
-
Modo historia repetitivo y cojo, demasiado dirigido a los fans, poca riqueza de personajes, que pese a su cantidad han quedado concentrados en grupos similares.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países